Escúchenos en línea

Pacto social, Congreso y Ronaldinho, noticias de la semana en Brasil

Brasilia. PL. | 5 de Febrero de 2011 a las 00:00
La propuesta de crear un pacto social para erradicar la miseria, la instalación del Congreso Nacional y el regreso de Ronaldinho al fútbol nacional destacaron en Brasil la semana que concluye este sábdo. Al leer su mensaje en la primera sesión de la 54 legislatura del Congreso Nacional, la presidenta Dilma Rousseff propuso un pacto social para acabar con la miseria, ampliar y mejorar el acceso a la salud y la educación, y proporcionar a todos los brasileños oportunidades reales de crecimiento. Para la ejecución de ese pacto, Rousseff pidió la participación de toda la sociedad brasileña, de todos los poderes y de la población en general, que tienen la responsabilidad -dijo- de ampliar y profundizar la democracia, comenzando por aquella que es nuestra misión más básica: erradicar la pobreza extrema en el país", apuntó la presidenta. Brasil no puede aceptar más que miles de personas continuen viviendo en la miseria, indicó y consideró vergonzoso que en un país capaz de producir el año pasado 149 millones 500 mil toneladas de cereales, leguminosas y oleaginosas haya todavía ciudadanos que pasen hambre. Añadió que la superación de la pobreza extrema y la ampliación de las oportunidades para todos los brasileños no constituyen un acto voluntarista, sino la consecuencia natural de una política macroeconómica consistente, capaz de generar un largo ciclo de crecimento sustentado. El ex mandatario brasileño José Sarney y el obrero metalúrgico Marcos Maia, fueron electos presidentes del Senado Federal y de la Cámara de Diputados, respectivamente, cuerpos que forman el Congreso Nacional de Brasil. Tal y como se esperaba, ambos fueron escogidos en la primera vuelta de las elecciones, Sarney con los votos de 70 de los 81 senadores y Maia con 375 de los 513 diputados. Los partidos más representados tienen por ley derecho a indicar a los presidentes de los cuerpos legislativos que forman el Congreso Nacional. El miércoles, el equipo Flamengo venció hoy 1-0 a Nova Iguazú, en partido que marcó el regreso del mediocampista Ronaldinho Gaucho al fútbol brasileño, tras una década en equipos europeos. Con el número 10 en la camiseta rubro-negra, el astro brasileño fue recibido con aplausos y consignas por los más de 40 mil aficionados presentes en el estadio Engenhao de Río de Janeiro, quienes incluso hicieron una pizarra humana en las gradas con la frase Bienvenido R-10. Poco antes de comenzar el partido, el hasta ese momento capitán del Flamengo, Leo Moura, condujo a Ronaldinho hasta el árbitro y allí le pasó el brazalete de capitán del equipo con más seguidores en Brasil. En 1998, Ronaldinho debutó en el fútbol profesional con el equipo Gremio de Porto Alegre, capital del estado de Río Grande do Sul, tierra natal del mediocampista. El once que lo consagró quiso conseguir el contrato de su retorno a Brasil, pero el jugador decidió firmar con el Flamengo.

Descarga la aplicación

en google play en google play