Escúchenos en línea

Críticas por rebaja de impuestos em plena campaña electoral en Perú

Lima. PL. | 10 de Febrero de 2011 a las 00:00
Un proyecto gubernamental para rebajar un importante impuesto irrumpió este jueves en la campaña electoral peruana, generando controversia y críticas que atribuyen objetivos políticos indebidos a la medida. El proyecto, según el ministro de Economía, Ismael Benavides, la medida se basa en la buena situación y el crecimiento y busca que la economía sea más competitiva, que los pequeños empresarios tengan menos costos y que bajen los precios para el consumidor. La medida fue enviada al Congreso de la República para su aprobación por la mayoría formada por el gobernante Partido Aprista y grupos conservadores afines. Benavides argumentó también que la rebaja solamente deja sin efecto un aumento de uno por ciento aplicado en forma temporal por el gobierno de Alejandro Toledo (2001-06) por necesidades financieras. Toledo busca por segunda vez la Presidencia en los comicios del 10 de abril próximo y está en primer lugar en las encuestas, posición desde la cual rechazó el anuncio gubernamental y emplazó al Ejecutivo a abstenerse de seguir "manoseando la economía" a menos de seis meses del fin de su mandato. El exgobernante neoliberal acusó al presidente Alan García de querer dejar "una bomba de tiempo" al próximo gobierno (al reducir la recaudación tributaria). El candidato presidencial nacionalista Ollanta Humala consideró preocupante que "un gobierno de salida" hable de bajar el IGV. Señaló que la población necesita aumentos de salarios, los cuales requieren de una reforma tributaria integral que permita recaudar más para financiar esos incrementos, el pago de subsidios a todos los ancianos, la mejora de las escuelas y la contratación de 100 mil nuevos maestros. Los postulantes neoliberales Luis Castañeda, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski apoyaron el proyecto del Ejecutivo, lo que puede garantizar su aprobación, ya que esos aspirantes representan a grupos conservadores aliados parlamentarios del aprismo. Adicionalmente, el ministro Benavides anunció una rebaja de 90 por ciento en el impuesto a las transacciones financieras (principalmente operaciones bancarias) de 0,05 a 0,005 por ciento) considerada intrascendente por los críticos de la medida. Un especialista comentó que, con la medida, el presidente García busca réditos políticos con miras a una segunda reelección (ya gobernó entre 1985 y 1990). Entre esos réditos mencionó los de reducir el margen de maniobra económica del próximo gobierno y poder decir en el futuro que su actual administración redujo los impuestos.

Descarga la aplicación

en google play en google play