Escúchenos en línea

Gobierno peruano suspende operativos contra mineros informales

Lima. PL. | 1 de Marzo de 2011 a las 00:00
El gobierno peruano suspendió este martes una operación militar y policial contra la minería informal en la región amazónica colindante con Bolivia y Brasil, tras otra jornada de protestas que causó tres heridos. El ministro del Ambiente, Antonio Brack, anunció la medida durante una reunión con el presidente (gobernador) de la región Madre de Dios, Luis Aguirre, y dirigentes de los mineros informales, que habían llegado a Lima para pedir al gobierno el cese de la ofensiva en ese territorio. Previamente en Madre de Dios se registró otro día de protestas contra la destrucción de las dragas que, sin licencia, extraen mineral de oro de los lechos de los ríos, y hubo dos heridos por impactos de granadas de gas lacrimógeno y uno por golpes, según medios radiales lugareños. Brack indicó que la suspensión de la operación, que usó aviones, helicópteros, lanchas rápidas y tropas especiales de la Armada, fue decidida como gesto de buena voluntad y no por debilidad e intentó desacreditar el paro general en Madre de Dios, iniciado el pasado lunes contra las acciones oficiales. Anunció que el Consejo de Ministros aprobará mañana un proyecto de ley para prohibir el uso de dragas mineras en la Amazonía. En la reunión con el gobernador y los dirigentes mineros de Madre de Dios participaron también los ministros de Defensa Jaime Thorne, Interior, Miguel Hidalgo, y Agricultura, Rafael Quevedo, entre otros funcionarios. La cita acordó concertar un programa de formalización de los mineros informales y del cambio de rubro de estos a actividades agrícolas y otras alternativas. Por su parte, el gobernador Aguirre, se comprometió a mediar entre el gobierno y los mineros informales de su departamento para que suspendan la huelga y otras acciones de protesta. Dijo haber presentado al gobierno un plan de formalización de unos 50 mil mineros, de corto, mediano y largo plazo, a ejecutarse durante dos años y consideró positivas la reunión y la suspensión de las operaciones militares y policiales. Antes del encuentro, Aguirre había llamado al gobierno al cese de la represión y al diálogo para evitar un conflicto como el que en 2009 causó la muerte a 33 policías y civiles durante una protesta de indígenas amazónicos.

Descarga la aplicación

en google play en google play