Escúchenos en línea

Bolivia no acepta más chantajes por créditos y cooperación

La Paz. ABI. | 17 de Marzo de 2011 a las 00:00
Bolivia no aceptará más condicionamientos, ni chantajes de países y organismos internacionales para acceder a créditos y programas de cooperación, manifestó el jueves el presidente Evo Morales. Al entregar la sede de la Confederación Nacional de Pequeños y Micro empresarios (CODEMYPE), el Jefe de Estado resaltó que "Bolivia será un país pequeño, identificado como en vías de desarrollo, pero es digno y soberano". Morales expresó que, por ese posicionamiento, probablemente Estados Unidos suspendió las preferencias arancelarias para algunos productos nacionales, en el marco del programa del ATPDEA, con el fin de someter a Bolivia. La Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA), por sus siglas en inglés, es un régimen de excepción que fue creado por Estados Unidos para otorgar unilateralmente a Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador para apoyar la lucha contra el tráfico ilícito de drogas. Fue otorgada por primera vez el 4 de diciembre de 1991 mediante el ingreso libre de aranceles a aproximadamente 5.500 productos dónde no se encontraban incluidos, entre otros, los textiles y las confecciones. Pese a que Bolivia superó las metas de erradicación de los cultivos excedentarios de coca y superado los récords de incautación de droga, Estados Unidos suspendió el ATPDEA para el país. El Presidente reiteró que, como Bolivia no acepta chantajes, "nos quitan el ATPDEA, pero no por eso vamos a humillarnos, rendirnos y llorar porque hay otras vías para la exportación de nuestros productos". Sin embargo aseguró su convencimiento de que Bolivia, con programas que defienden su dignidad y soberanía, "está mejor sin el ATPDEA o los países que tienen Tratados de Libre Comercio (TLC)". "Para ceder preferencias arancelarias, Estados Unidos nos chantajeaba porque exigía la privatización de nuestros recursos naturales, todo bajo condicionamientos", enfatizó. Puso como ejemplo la condición puesta por Estados Unidos para conceder un crédito de 30 millones de dólares a Bolivia, a cambio de la privatización de las refinerías en Santa Cruz. Agregó que igualmente desde esas naciones cuestionaron su candidatura a la Presidencia el año 2005, al manifestar que si era elegido, Bolivia no iba a recibir créditos, ni cooperación. "Probablemente no exista cooperación de Estados Unidos, pero sí de otros países, además Bolivia tiene la suficiente solvencia para acceder a créditos de diversos organismos internacionales y naciones amigas", anotó. Dijo que, por ejemplo, Venezuela ha abierto su mercado a la producción boliviana, al igual que se trabaja para ampliar el mercado en Brasil y Argentina. Resaltó la "iniciativa, capacidad y organización de los pequeños y micro empresarios para mejorar su producción, a fin de que se incremente la demanda nacional e internacional". El Primer Mandatario reiteró el compromiso del Gobierno de incentivar la producción y las exportaciones con inversiones para que los recursos logrados beneficien a la nación. Subrayó que el sector de micro y pequeñas empresas son importantes para el logro de ese objetivo porque es generador de empleos. "Es necesario crecer más para responder a la demanda a fin de acceder con amplias posibilidades a los mercados del Asia, Europa, México, Canadá y otras naciones", enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play