Escúchenos en línea

Gobierno boliviano no aumentará sueldos más allá de lo posible

La Paz. ABI. | 12 de Abril de 2011 a las 00:00
El presidente Evo Morales manifestó el martes que el Gobierno no está dispuesto a aprobar incrementos salariales que estén por encima de las posibilidades del Estado. En una conferencia de prensa en el palacio de Gobierno, el Jefe de Estado explicó los alcances de la reunión de 17 horas ininterrumpidas que sostuvo con una treintena de dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) entre el domingo y el lunes pasado para analizar sus reivindicaciones. "Si el Estado no cuenta con los suficientes recursos, no se puede, por una cuestión de responsabilidad con los dineros que son del pueblo", dijo. Señaló que en el encuentro con los sindicalistas se ha informado con transparencia sobre la situación económica nacional y el déficit que arrastra el país que este año llegará al 4,5 por ciento. "Incrementar los salarios de cuatro sectores en un 15 por ciento, y no el 10 por ciento como se definió, aumentará ese déficit y `perjudicará el desempeño de la economía nacional", anotó. El Mandatario agregó que disponer de los recursos destinados a la inversión para la reactivación productiva a favor de mayores incrementos salariales perjudicará al desarrollo nacional y a la generación de nuevas industrias y empleos, otra de las reivindicaciones de los sindicatos. Dijo que algunos dirigentes laborales le plantearon utilizar los recursos destinados a la compra del satélite Tupac Katari, que en su mayoría están financiados por un crédito de China, por lo que no puede ser utilizado en el aumento salarial. El satélite cuenta con un crédito de 255 millones de dólares de China que cuenta con tasas bajas de interés. El Jefe de Estado puso en consideración de los bolivianos, otro de los pedidos de la COB para que las reservas internacionales, que alcanzan a los 10.000 millones de dólares, sean utilizadas en el aumento de salarios. Anotó que el Ejecutivo dispuso un aumento salarial del 10 por ciento para que pueda ser aplicado en forma inversa, es decir en mayor porcentaje a los ganan menos, que puede llegar al 13 o 14 por ciento, y de menos a los que perciben más. Señaló que se aprobó ese índice de reajuste salarial para que siempre esté por encima de la inflación, que el año pasado fue de 7,18 por ciento, además de aumentar el 20 por ciento del salario mínimo nacional. Informó que el incremento del 15 por ciento en los salarios de los sectores de salud, magisterio, Policía y Fuerzas Armadas demandaría un desembolso adicional de 150 millones de bolivianos, a lo que hay que sumar los 850 millones del déficit fiscal. "Ese hecho significaría que el Estado arrastraría 1.000 millones de bolivianos de déficit este año", enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play