Escúchenos en línea

Pequeñas empresas mexicanas preocupadas ante uso facturas electrónicas

Ciudad de México. Agencia PL. | 21 de Abril de 2011 a las 00:00
La eliminación paulatina de las facturas en papel, sustituidas por las de formato digital, pone este jueves en peligro de desaparecer a las imprentas pequeñas de México, que mueven valores anuales por unos 500 millones de dólares. Lo anterior fue informado por directivos de 50 agrupaciones de impresores de todo el país, quienes dijeron que ante el peligro de la desaparición de ese servicio en copia dura, se tendrán que buscar nuevas plataformas tecnológicas mediante la adaptación del perfil de sus negocios. Armando García, uno de los líderes de ese gremio, informó que más de siete mil de esas imprentas pierden actualmente de 50 a 70 por ciento de sus ingresos, desde que comenzaron a manejarse por Internet distintos tipos de formularios contractuales. Añadió que esas entidades tendrán que pasar en el futuro a labores de asesoramiento en la conformación de distintos modelos, a partir de la larga experiencia y conocimientos, teniendo en ncuenta necesidades y perfiles de quienes hasta ahora fueron consumidores de impresos. Otro directivo del sector estimó que como precursores en la conformación de facturas comerciales, a los impresores no les quedará otra salida de sobrevivencia que sumarse a los formatos digitales. Habrá quienes buscarán la evolución en esta rama de las artes gráficas, pero habrá siempre muchos que no desean o ya no pueden cambiar su perfil, pese a sus conocimientos y la confianza de quienes fueron clientes tradicionales. Los más optimistas ante el problema estiman que los nuevos productos y servicios computarizados, en términos de capacitación técnica y apoyos al empresariado, en la moderna fórmula de facturación que ya avanza, puede proporcionar ingresos muy superior para quienes den el salto a la digitalización. En una primera etapa, la facturacion comercial digital abarca en el país a los grandes consorcios, aunque ya se anunció de manera oficial que las medianas y pequeñas empresas (pimes) deberán acatar esa nueva fórmula en el 2012.

Descarga la aplicación

en google play en google play