Escúchenos en línea

Calderón acusa a EU de incongruencia en lucha contra el narco

Washington. La Jornada. | 12 de Mayo de 2011 a las 00:00
El presidente Felipe Calderón demandó “con todo respeto” para el pueblo y el gobierno de Estados Unidos, congruencia y coherencia en su política contra el narcotráfico, porque algunas leyes fomentan el uso medicinal de las drogas “como si se tratara de tequila” y en Hollywood se fomenta la imagen de actores “alegres” que usan estupefacientes. Al ser interrogado por un empresario colombiano –durante una comida del Consejo de las Américas– sobre la opción de legalizar el uso de drogas, el mandatario mexicano volvió a decir que está abierto a la discusión pero rechaza dicha alternativa, porque convertiría a México en el paraíso de los criminales y resultaría inútil mientras Estados Unidos, el mayor consumidor de drogas en el mundo, mantenga esta política. Agregó: “O realmente se discute a fondo en Estados Unidos el tema que usted plantea (legalización de las drogas), con valor y con argumentos técnicos serios, o bien comprometámonos en serio a hacer cumplir la ley. Pero es muy injusto que yo a campesinos mexicanos los detenga por estar produciendo un cuarto de hectárea de mariguana y aquí se produzca industrialmente. Fumar yerba es considerado cool “O que tenga que detener, finalmente, mariguana que sé que viene a consumidores que aparecen en las películas, actores todos muy alegres. Usted vea cualquier película en Hollywood y consumen mariguana y cocaína, y los artistas más fuertes y las actrices más guapas se mueren de risa cuando fuman, y es una cosa muy bonita.” Presentado por John Dimitri Negroponte, responsable del Consejo de las Américas y embajador de Estados Unidos en México de 1989 a 1993, Calderón explicó después que “tiene que haber un poquito más de congruencia en las políticas públicas. Perdón, con todo respeto para el pueblo, el gobierno y el Congreso americano”, expresó. En el almuerzo ofrecido en el Departamento de Estado puso como ejemplo de las incongruencias que en cualquier universidad estadunidense se ve “muy cool” que los estudiantes más atractivos y sofisticados consuman mariguana. “Eso sí, que no pase un estudiante tratando de fumar un cigarro (hecho de tabaco) porque lo linchan”, comentó entre risas del público. Al concluir su visita de trabajo consideró irrelevante lo que pueda hacer México si este tipo de medidas no se toman globalmente. Luego anunció que utilizaría “una metáfora” que a él le gusta usar, aunque no lo deja el embajador Arturo Sarukhán, quien lo acompañaba en la mesa principal. “Pero si ahorita yo estoy lidiando y venciendo a criminales de Apatzingán, Michoacán, y por cierto uno de los líderes del grupo de La Familia murió en diciembre, no sólo voy a combatir criminales de Apatzingán, sino también de Afganistán y de Pakistán y de todo mundo”, explicó. Fue cuando exigió coherencia a Estados Unidos, porque “no pueden por un lado estar liberalizando y cambiando las reglas para permitir un mayor consumo de drogas, como es el caso de la mariguana, no sólo porque hay 14 estados que ya la liberaron totalmente en su consumo; en algunos de ellos, en la producción. En California, por ejemplo, en algún condado es posible producirla industrialmente”. Criticó el dañino cambio cultural que fomenta el uso medicinal de la mariguana y volvió a provocar risas del público en el elegante salón. “Eso me recuerda lo que en México es popular, el llamado uso medicinal del tequila. Tienes gripa, tómate un tequila; si no se te quita la gripa se te olvida”. También señaló que si bien México vive episodios de violencia como en Colombia, está reduciendo su ciclo y las estadísticas lo reflejan con la reducción de la tasa de crecimiento de homicidios en el segundo y tercer trimestres del año pasado. Mencionó que a Colombia le tomó por lo menos 15 años deshacerse del capo Pablo Escobar, mientras que a su gobierno le llevó tres años arrestar a Alfredo Beltrán Leyva. El mandatario mexicano declaró que si bien ha trabajado con el gobierno de Barack Obama para aumentar la cooperación, todavía pueden hacer más en cuanto a desmantelar operaciones financieras de las organizaciones de los dos países y reducir la demanda de droga. Reiteró, como hace en cada visita a este país, que es urgente tomar medidas para detener la venta de armas de asalto que pasan de Estados Unidos a México. En la primera parte de su intervención, Calderón insistió en su visión de que México se ha convertido en un país predominantemente de clase media. Enunció las cifras más recientes del Censo Nacional de Población y Vivienda para reiterar que el país tiene “confianza renovada”, ya que 89 por ciento de las familias cuentan con electricidad, más de 90 por ciento tiene agua potable y televisión y la mitad cuenta con automóvil. En su agenda de reuniones privadas con congresistas, Calderón Hinojosa incluyó un encuentro con Nancy Pelosi, líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, a quien agradeció el apoyo dado a México en la lucha contra la delincuencia por medio de la Iniciativa Mérida. Al salir comentó a los reporteros que la legisladora respaldó esa lucha.

Descarga la aplicación

en google play en google play