Escúchenos en línea

Coronavirus, un nocaut al deporte mundial

La Habana. Prensa Latina | 14 de Marzo de 2020 a las 10:01
Coronavirus, un nocaut al deporte mundial

El nuevo coronavirus Covid-19 propina constantes golpes de derecha e izquierda al calendario deportivo mundial y mantiene en jaque a federaciones, organizadores, patrocinadores y espectadores.

La pandemia tiene en su lista de víctimas a centenares de eventos anulados, aplazados, trasladados de lugar o bajo amenaza, y en este último caso, se encuentran los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, todavía previstos del 24 de julio al 9 de agosto.

El Comité Olímpico Internacional y los organizadores de la cita bajo los cinco aros no tienen en su agenda la suspensión de la justa, pero el intrigante panorama obliga a pensar que las opciones de mantener las fechas son cada vez más remotas.

Atletas convencionales y discapacitados (quienes tienen sus competencias paralímpicas entre el 25 de septiembre y el 6 de agosto) se preparan por estos días y no dejan de soñar en grande, a pesar de que las circunstancias están lejos de ser positivas.

El fútbol, tal vez la disciplina deportiva más seguida en el planeta, es un puñado de decepciones para los fanáticos y citas como la Liga de España, la Serie A de Italia y la Premier League de Inglaterra suspendieron sus actividades como medida preventiva.

La Unión de Asociaciones Europeas (UEFA) también postergó -hasta nuevo aviso- la Liga de Campeones y la Liga Europa.

Ante este calvario, el esloveno Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, afirmó que la entidad 'mantiene las perspectivas' y espera que la 'propagación 'no afecte a la justa continental'.

'Vamos a tratar de ser optimistas', dijo Ceferin en rueda de prensa posterior al Congreso de la UEFA, celebrado en Ámsterdam, Países Bajos, en la cual un buen porcentaje de preguntas fueron sobre la enfermedad.

'Organizamos una competición que se celebra en 12 países. Tenemos preocupaciones relacionadas con la seguridad, preocupaciones por la inestabilidad política, y una de las preocupaciones es el virus. Estamos lidiando con ello y tenemos confianza', añadió el máximo dirigente del fútbol europeo.

Por demás, el inicio de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022 fue postergado y los escasos partidos que se mantienen se desarrollan a puerta cerrada, lo cual ?claramente- dinamita la tradicional mina de emociones de los parciales.

Otras prácticas igualmente perdieron sus espacios en el calendario, como el Giro de Italia, que debía comenzar el 9 de mayo en Budapest, Hungría, y fue aplazado a una fecha por concretar, o la París-Niza, que informó el viernes la anulación de la última jornada el domingo para finalizar hoy sábado.

Asimismo, clásicos de las bielas como la Milán-San Remo (21 de marzo) y la Tirreno-Adriático (11-17 de marzo), ambas en Italia, país fuertemente azotado por el virus, y la Vuelta a Cataluña (23-29 marzo), España, fueron aplazadas y están en el aire.

La temporada de la Asociación Nacional de Baloncesto de Estados Unidos fue cancelada hasta nueva aviso, después del primer caso positivo, el pívot francés de Utah Jazz Rudy Gobert, y el inicio de la campaña 2020 de la Grandes Ligas de Béisbol de EE.UU. (MLB) no sucederá el venidero 26 de marzo, como estaba planificado.

El preolímpico entre bolas y strikes de Arizona (22-26 marzo) dijo adiós a su acciones y Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, Colombia, Canadá, Venezuela, Cuba y la nación sede deberán esperar para protagonizar el torneo eliminatorio de América camino a la cita multidisciplinaria de la capital de Japón.

Asimismo, el maratón de París (5 de abril) fue aplazado para el 18 de octubre, más de 200 carreras de largo aliento han sido suspendidas y el Mundial bajo techo de atletismo (13-15 marzo) fue postergado hasta 2021.

Las justas de las federaciones internacionales de natación, tenis de mesa y triatlón están pospuestas, así como el eliminatorio de boxeo camino a Tokio 2020, programado inicialmente en Buenos Aires, capital de Argentina.

La temporada de esquí alpino se dio por terminada antes de tiempo, la última etapa de la Copa del Mundo de biatlón (20-22 marzo) en Oslo, Noruega, quedó anulada, y la primera carrera de la temporada de Indycar iniciará el domingo en San Petersburgo, Florida, sin acceso de público.

Por demás, los Grandes Premios (GP) de Fórmula Uno de Australia, Bahrein, China y Vietnam fueron anulados y los cuatro primeros GP (Qatar, Tailandia, Américas y Argentina) de MotoGP debieron ser aplazados.

Los torneos del circuito masculino Asociación de Tenistas Profesionales quedaron suspendidos hasta el 26 de abril y la fase final de la Copa Federación, prevista del 14 al 19 de abril en Budapest, Hungría, quedó aplazada.

Así, la Covid-19, que suma más de 120 mil casos positivos y cerca de cuatro mil personas fallecidas en alrededor de 115 países, tiene en jaque al deporte mundial, con la suspensión o/y postergación de la mayoría de los calendarios atléticos.

Y el planeta Tierra, esa bola de color azul y blanco cuando se mira desde el espacio, es otro cuando el deporte pierde el sonido constante de su palpitar y sus emociones no cobran vida en las diferentes latitudes.

Con los Juegos Olímpicos de Tokio en una lista de espera, resulta urgente detener una pandemia que cobra vidas humanas y amenaza con dinamitar completamente el panorama deportivo de un año 2020 marcado por este nuevo coronavirus.

(*) Periodista de la redacción de Deportes de Prensa Latina.


Descarga la aplicación

en google play en google play