Escúchenos en línea

Buscan a otros 3 sujetos por asesinato de Facundo Cabral

Ciudad Guatemala. EFE. | 12 de Julio de 2011 a las 00:00
Con las capturas de Elkin Vargas Hernández y Wilfredo Alan Stockes Arnold, las autoridades guatemaltecas parecen haber encontrado el camino para resolver completamente el crimen del trovador argentino Facundo Cabral. Si bien en un comienzo ambos habían sido señalados como presuntos "intermediarios", la fiscal anunció que ambos fueron, en realidad, partícipes directos del homicidio. Según informó la fiscal Claudia Paz y Paz, Vargas Hernández -que fue arrestado temprano en la mañana en una carretera cercana a El Salvador- fue quien contrató a la banda de sicarios y "dio la orden" de ejecutar al empresario Henry Fariña, conductor del automóvil en el que viajaba el músico como acompañante. Stockes Arnold, por su parte, es uno de los delincuentes que abrieron fuego contra la camioneta Range Rover que transportaba a ambos hacia el Aeropuerto Internacional de La Aurora. Vargas, a su vez, habría sido contratado por un ciudadano centroamericano no identificado para que lleve a cabo el asesinato. En un testimonio recogido por el diario Prensa Libre, la fiscal explicó que la banda de sicarios vigilaba a Cabral y Fariña cuando dejaron el hotel donde se hospedaban. Precisó que las cámaras de seguridad del lugar captaron los movimientos de la camioneta Hyundai Santa Fe azul -robada días antes- que siguió al vehículo del empresario y Chevrolet Tahoe en el que viajaban los agentes de seguridad. Paz y Paz indicó que la balacera comenzó a las 5:15, hora local, y se prolongó por 500 metros. Agregó que durante ese trayecto Vargas Hernández siguió el episodio desde una camioneta BMW X5, vehículo que más tarde recogió a los sicarios que abandonaron el Hyundai Santa Fe a la vera de una carretera. Informó, además, que se hallaron dos armas y un chaleco antibalas en el lugar donde apareció el vehículo utilizado para el ataque. La fiscal añadió que hasta el momento quedan tres personas prófugas (con lo que cifra en cinco a los responsables del crimen) y se mostró satisfecha de haber resuelto el caso en 72 horas. El ministro de Gobernación, Carlos Menocal, precisó que la investigación se sustentó en base a evidencia científica (la trayectoria de las balas impactadas) y una prueba documental (las cámaras de vigilancia). Ninguna de las autoridades se refirió a los posibles móviles del ataque contra Fariña, de quien se sospecha que tiene vínculos con el cártel de Sinaloa. Afirmaron, no obstante, que el empresario seguirá bajo investigación.

Descarga la aplicación

en google play en google play