Escúchenos en línea

Christian Lüth, intruso liberal

Tegucigalpa. Por Dick Emanuelsson. Para Kaos en la Red. | 24 de Julio de 2011 a las 00:00
Está triste el director de programas para Centroamérica de la Fundación Friederich Neumann, Christian Lüth. Recordemos que éste es el organismo de fachada para el intervencionismo imperial al estilo de USAID, la CIA o el NED en los países donde los pueblos decidieron transitar su propio camino. Según este personaje, desde su convicción profunda, asegura que los liberales nicaragüenses van a perder las elecciones de noviembre. Quién sabe qué soñará el alemán. Tal vez que los liberales nicaragüenses, aunque carecen de programa político y de seguidores, tendrán éxito en noviembre, mientras lo que proponen es lo mismo que hicieran padecer antes, con 16 años de neoliberalismo: privatizaciones, desregulaciones, desmontaje de derechos laborales así como de los derechos sociales y económicos. Todo lo que ya es más que conocido por los nicaragüenses y todo aquello en lo que no les fue nada bien. Christian Lüth quiere dar su respaldo al aotro “alemán”, el corrupto ladrón Arnoldo Alemán, candidato del PLC que sólo tiene 9 por ciento de seguidores según la última encuesta. Por supuesto que no tiene más ya que al pueblo nicaragüense le sobra memoria. Pero la verdadera preocupación de Lüth, a su decir, es que el presidente Ortega “no respeta los derechos y libertades de su pueblo”. -Y tanto “atropella” esos derechos que su pueblo lo acompaña en las decisiones…- Cabe preguntarse en qué momento los regímenes neoliberales han respetado los derechos humanos o los derechos de los trabajadores. ¿Acaso quedan dudas que han sido ellos mismos los primeros en quitárselos? Y lo han hecho de todas las formas, hasta echándolos a la calle para facilitar la tarea sucia y de sometimiento del empresariado contra el campo popular. La Internacional Nazi & Liberal El alemán Lüth defiende al general Hans Van Baalen y lo sostiene en la Internacional Liberal. Este sujeto holandés llegó a Nicaragua en noviembre de 2009 para sondear la posibilidad de ejecutar un golpe militar al estilo hondureño, pero se vio obligado a retirarse rápidamente del país porque las juventudes sandinistas se levantaron como un solo puño, dando muestras al hombre con apellido de aristócrata, que si no se retiraba inmediatamente de la Patria de Sandino, correría la misma suerte de su compinche político en la Segunda Guerra Mundial, Benito Mussolini. Lo que es lo mismo que decir, colgado patas para arriba. Por supuesto, Christian Lüth no dice que Van Baalen llegó a Honduras con la cola entre las patas huyendo del bravo pueblo nicaragüense. También omite decir que en el palacio presidencial, ocupado por las fuerzas cívico-militares golpistas se condecoraron mutuamente Van Baalen y el dictador Micheletti. Este último tuvo el “honor” de ser designado vice presidente de la Internacional Liberal, previa puesta de rodillas frente al mandamás europeo. Ello indica sobre el carácter “democrático” de las preocupaciones de Christian Lüth respecto a Nicaragua, de la misma manera que indica quienes son los liberales nicaragüenses y su construcción, la Internacional Liberal. El cable emitido por EFE en el día de la fecha, tampoco deja al descubierto la verdadera intención de la visita de Van Baleen a Nicaragua ni las declaraciones de su socio, el alemán Lüth, motivado por el mismo objetivo que es el de negar la verdadera esencia y el deseo mayoritario de un pueblo que ya no soporta que se atropellen sus derechos. No es casual la omisión, sobran las condiciones para interpretar que estamos frente a una nueva campaña mediática y ya sabemos hacia dónde apuntan porque no es la primera vez que se pone en acción el engranaje perverso de la desinformación contra la Revolución Sandinista.

Descarga la aplicación

en google play en google play