Escúchenos en línea

¿Por qué luchan los maestros panameños?

Ciudad de Panamá. Frenadeso, ADITAL. | 29 de Julio de 2011 a las 00:00
"Mira Lucy, tu hablas mucha babosada” Ricardo Martinelli, Presidente de la República.
La incapacidad, la intolerancia, el afán de denigrar a los educadores panameños y a la dirigencia magisterial, la falta de voluntad política para un diálogo serio sobre los graves problemas de la educación, el desconocimiento absoluto sobre el tema; ha conducido a la actual Ministra de Educación, Lucy Molinar, a una gestión de permanente confrotación, imposición y persecución en el sector educativo, en base a una política de terror que la ha llevado hasta a colocar policías en las escuelas para amedrentar a educadores, padres de familia y estudiantes . Ahora el país está al borde de una huelga magisterial de consecuencias impredecibles, cuya responsabilidad recae fundamentalmente en la irresponsabilidad y prepotencia de la Ministra de Educación y, por ende, en el Gobierno de Ricardo Martinelli. La respuesta infantil de la Ministra a tan grave situación sigue siendo: "desconozco los motivos de la huelga”. Las causas del conflicto Desde su arribo al cargo que pidió a Martinelli, Lucy Molinar, se ha empecinado por imponer su transnochado e improvisado proyecto de transformación curricular sin propiciar un debate nacional sobre un tema que nos compete a todos. Se trata de una visión claramente "clasista” sobre la educación. Es decir, acentuar dos tipos de educación, la que formará los futuros amos y la que educará a los futuros esclavos. Por ello, mientras la educación privada crece en gran medida con grandes subsidios estatales y altos costos que financian los padres de familia, con el propósito de formar a los futuros gobernantes y los altos ejecutivos en exclusivos centros educativos en muy poco casos, ya que en otros (la mayoría) constituye un engaño puesto que en gran medida la educación privada resulta ser una estafa por la baja calidad de la enseñanza en muchos colegios y universidades privadas; la educación pública se pretende orientar hacia la formación de mano de obra barata que supla las demandas del mercado laboral que exige la empresa privada, tales como mucamas, cocineros, conserjes, aseadores, limpia barcos, pega bloques, agentes de seguridad, chóferes, empleados de call centers, botones, y hasta masajistas para el relax de los extranjeros que nos visitan, entre tantos otros oficios, sometidos estos a largas y extenuantes jornadas de trabajo, además de que deben aprender inglés. Aparte, se busca crear en los estudiantes una mentalidad de supuestos "emprendedores” que terminan siendo trabajadores por cuenta propia (llamados en la jerga empresarial micro empresarios) sin seguridad social y candidatos a los "100 para los 70” al concluir sus años útiles de trabajo, condenados a vivir en la indigencia, sin derecho a una jubilación. Muchos de esos oficios son realizados con gran sacrificio, dignidad y empeño por padres de familias con la esperanza de que sus hijos se superen y encuentren un futuro mejor. Sin embargo, la oferta educativa de Lucy Molinar busca cerrarle el paso a la educación superior a miles y miles de estudiantes. Además, si en el Gobierno del PRD se impuso la inclusión sin infraestructura, medios y personal capacitado para atenderlos, dejándole el problema a los educadores; en el proyecto de Lucy Molinar se persigue la exclusión absoluta de los discapacitados. También se eliminan materias fundamentales como historia de Panamá, filosofía, relaciones de Panamá con Estados Unidos, cívica, y otras materias humanísticas, y se obliga a los educadores a impartir clases en cátedras para las cuales no fueron instruidos; estos son trasladados arbitrariamente de colegios, amenazando su estabilidad y violándose así todos sus derechos contemplados en la Ley Orgánica de Educación. La ministra ha venido impulsando su proyecto en base a una engañosa campaña de publicidad que habla de "educación de primer mundo”, de "acceso a tecnología”, pero la realidad la desenmascara. No existen instrumentos científicos que permitan evaluar los avances del cacareado proyecto de transformación curricular el cual no resiste un análisis científico. No existe un informe serio y pormenorizado sobre los resultados o avances del mismo en estos dos años. Asistimos así a un rotundo fracaso en materia educativa, se deja sin resolver los grandes problemas de la educación en infraestructura, programas, planes de estudio, contenidos; se amenaza la estabilidad del docente y se le persigue; mientras se eleva la deserción de los estudiantes, en gran parte por razones económicas y sociales (alto costo de la vida, transporte, desnutrición, enfermedades, etc.) falta de motivación, prohibición absoluta del derecho a organizarse y la no incorporación de los padres de familia en el proceso enseñanza-aprendizaje. De esta manera, hoy el pueblo observa absorto como hoy un niño se debate entre la vida y la muerte por un asta de la bandera que le cae en la cabeza en la escuela de Río Sereno, Chiriquí; como un centro de cómputo instalado en la Espigadilla de Los Santos hace un par de años todavía no funciona por falta de fluido eléctrico; como los estudiantes del Instituto Nacional, Monumento Histórico, en el centenario de su fundación, salen a las calles por el estado deplorable del Glorioso Nido de Aguilas; como niños de numerosos colegios del país, junto a educadores y padres de familia, tienen que protestar por la falta de agua potable, por falta de electricidad, por la falta de maestros, y la malas condiciones de las infraestructuras escolares. Todos sabemos el vía crucis de los educadores de las áreas de difícil acceso, algunos ni siquiera han cobrado aún sus salarios. Es decir, lo que tenemos es una profundización de los problemas que vienen de arrastre, con bajos salarios para los educadores y una política de desmejoramiento continuo de la calidad de la enseñanza. Los aliados de Lucy El modelo que se pretende imponer es básicamente concebido por la empresa privada para satisfacer sus expectativas de mano de obra barata. Por ello, entre los principales aliados de la ministra están los gremios empresariales del país, principales beneficiarios del modelo neoliberal: Colegios particulares, CONEP, Cámara de Comercio, APEDE, el Club Unión, etc. Los mismos que estrangulan al pueblo con el alto costo de la vida, pretenden incluso achacarle a los educadores la crisis de la educación y hoy cínicamente lanzan loas a las reformas educativas de la dictadura militar de 1979, que el movimiento huelguista de los educadores evitó que se impusieran; movimiento que penetraron los gremios empresariales y partidos oligárquicos, apoyando con financiamiento y hasta con bonos en los supermercados para sostener la huelga, incluido el Súper 99, cadena que en aquella época no había logrado la expansión que alcanzó posteriormente rodeada de muchas interrogantes acerca de la forma en que lo logró. Lucy Molinar también es apoyada por Aixa Gómez y su camarilla, sempiterna dirigente de la llamada Confederación Nacional de Padres de Familia, quien no tiene hijos estudiando, pero aún así sigue en el cargo por los dividendos que logra de los kioscos escolares, de los seguros de los estudiantes y por servirle a todos los gobiernos, usurpando una representatividad que no le pertenece, a pesar de que en este país miles y miles de trabajadores, campesinos, indígenas y profesionales que son padres de familia apoyan a los educadores en su lucha. Un grupo de medios y colegas de la ministra, neófitos en la materia, que dedican programas enteros y espacios estelares en los medios para manipular la opinión pública, son los que apoyan a Lucy Molinar. Así colaboraron con pasados ministros en su perversa campaña contra los educadores, a pesar de las denuncias de corrupción que pesaban sobre ellos, tal como sucede hoy con Lucy Molinar. Estos mismos ministros, que gozaron de la complicidad de estos seudo periodistas, han sido encarcelados y están en la actualidad siendo procesados por peculado y robo. Lucy Molinar también es apoyada por las corruptas dirigencias de los partidos políticos tradicionales, tanto de gobierno como de oposición, incluidos el Partido Popular y sectores del PRD. Vale señalar que ninguno de estos empresarios, ni dirigentes de partidos políticos tradicionales ni seudo periodistas tienen sus hijos en escuelas públicas. A ellos les preguntamos: ¿Por qué si el proyecto de transformación curricular que impulsa Lucy Molinar es tan bueno, no se aplica entonces en los colegios particulares? ¿Lecciones de Moral? En su orquestada campaña, Lucy Molinar pretende vender una imagen de los educadores de ser falsificadores de diplomas (aprobados por el Ministerio) y acosadores sexuales. Sin embargo, cuando se presentan denuncias acerca de la corrupción que la envuelve, la Sra. Ministra señala que son ataques personales. Si es así, entonces porque la Ministra y sus viceministros, utilizan las instalaciones del Ministerio de Educación, recursos de la institución, abogados y otros funcionarios para defenderse y montar conferencias de prensa en horas laborables. La Corte Suprema de Justicia acaba de emitir fallo donde se determina que Lucy Molinar ha violado las normas constitucionales y los derechos humanos al proceder arbitrariamente contra una funcionaria discapacitada. La Ministra de Educación y su hermano (Antonio), forman parte del entorno de Martinelli que ha logrado adquirir terrenos del Estado a precios irrisorios (16 balboas la hectárea). Estas las adquirió sólo tres meses después de ocupar la cartera de Educación. Se trata de funcionarios que vienen acaparando tierras del Estado desde hace varios años y ahora, gracias a los cargos que ocupan, las están legalizando. Lucy Molinar ha practicado el tráfico de influencias. Una empresa creada por su hermano (Alberto) en diciembre de 2009 (mismo período en que la ministra adquirió los terrenos), logró sólo tres meses después un contrato de más de 236 mil dólares de publicidad por internet gracias a una contratación directa de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). El Director de ATP, Salomón Shamah, admitió públicamente que el contrato se otorgó luego de una solicitud hecha en tal sentido por Lucy Molinar. Las compras millonarias en el Ministerio de Educación se vienen realizando sin transparencia ni los debidos controles por parte de la Contraloría General de la Nación. Es el caso de la "Escuela del Primer Mundo” que a un costo de 12 millones se erigirá en Playa Leona, La Chorrera, cuyo anuncio fue una sorpresa para los propios moradores del lugar, así como para las autoridades educativas de la región. Antes de pretender brindar lecciones de moral a los educadores, la Ministra de Educación debe revisar el círculo de sus más cercanos colaboradores, quienes en su gran mayoría vienen de pasados gobiernos envueltos, como éste, en sonados escándalos de corrupción e inmoralidad. No podemos aceptar Lecciones de Moral de una representante de un Gobierno violador de los derechos humanos, ciudadanos y laborales, con crímenes de lesa humanidad, con funcionarios acusados de estar envueltos en tráfico de drogas, trata de personas, evasión de impuestos, lavado de dinero, corrupción, negociados, robos, cobros ilegales de cuotas partidarias a funcionarios públicos, transfuguismo político, violencia intrafamiliar, y que a diario nos ofrecen los más vulgares y bochornosos espectáculos a través de los grandes medios de comunicación que tanto atacan a los educadores (recordemos lo de "HP” y las declaraciones del propio Presidente de cómo llegó la ministra a ese cargo) y que presentan a diario programas que atentan abiertamente contra la moral, promueven la violencia en la niñez, especialmente los contenidos de los programas de televisión (películas, series, novelas y otros) que no resultan para nada edificantes y más bien promueven los antivalores. Lucy Molinar y el Opus Dei Lucy Molinar se formó como periodista en Chile bajo el sanguinario régimen de Augusto Pinochet. Esa escuela de extrema derecha la trajo a Panamá y logró incursionar en los medios gracias a su incondicionalidad a los poderes establecidos. Experta en la tarea de manipulación y en sus poses teatrales logró acapar espacios noticiosos y codearse, pese a su origen, con los sectores del poder económico. Ello explica su nombramiento como Ministra en este gobierno antipopular, ahora rodeada de los representantes de la empresa privada. El modelo educativo de Chile que hoy es ampliamente rechazado en ese país con multitudinarias manifestaciones, es el que pretetende imponer Lucy Molinar. Molinar es confesa miembro del Opus Dei, secta infiltrada en la Iglesia Católica, que ha estado envuelta en innumerables casos de corrupción y que ha apoyado los más tenebrosos regímenes dictatoriales. Se trata de una secta secreta de fanatismo religioso, cuyos métodos de proselitismo, prácticas y ultraconservadismo han sido duramente cuestionados. Ello explica la fuerte oposición de la Ministra a que se imparta de manera científica la educación sexual en los colegios públicos. Ello explica, porqué el proyecto de transformación curricular que se viene imponiendo responde a poderosos intereses económicos y constituye una propuesta atrasada y arcaica. Un debate nacional sobre la educación que queremos Ante esta realidad demandamos un amplio debate nacional sobre la educación panameña que tenga, entre otros temas, los siguientes ejes de trabajo: El proyecto de nación: Una educación para enfrentar las necesidades de desarrollo nacional independiente y con justicia social. El perfil del panameño que queremos forjar: educación liberadora para formar hombres y mujeres con formación integral, críticos, con conciencia ciudadana, preparados para dar aportes significativos al país, su comunidad, familia y su realización personal con valores sociales y éticos. Planes y programas de estudio integrales (científicos, técnicos, humanistas, culturales, artísticos, deportivos, de valores cívicos y éticos) de acuerdo a los objetivos de proyecto de nación y perfil del hombre panameño a forjar. La Infraestructura y equipos necesarios (edificios, baños, agua, tablero, bancas, etc.); instrumental pedagógico (laboratorios y talleres equipados, bibliotecas, centros de cómputo, etc.). Infraestructura de calidad y no las llamadas escuelas ranchos que son una vergüenza nacional. Condiciones de trabajo del educador: infraestructura, salario justo, pago puntual, estabilidad, respeto a sus derechos de organización y laborales, respeto a su persona (las campañas difamatorias contra los educadores -por parte de los gobernantes de turno- cuando luchan y reclaman sus derechos, desorienta a los estudiantes y padres de familia haciendo que le falten el respeto a los maestros y profesores). Actualización permanente en seminarios financiados por MEDUCA. Condiciones sociales del educando para estudiar (alimentación, transporte, costo de la vida, útiles escolares, bibliografía, etc.). Libertad de organización de los estudiantes como parte de su formación cívica y democrática. Comunidad educativa: verdadera organización y participación de los padres de familia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Lucha por una educación pública, gratuita, democrática y de calidad Por ello, la lucha actual de los educadores es hoy en día la lucha por el derecho del pueblo a una educación pública, gratuita, democrática y de calidad con iguales oportunidades para todos y todas. El modelo educativo que se establezca debe ser fruto del diálogo, el consenso y el debate nacional entre todos los sectores de la vida nacional, y no la imposición de un minúsculo grupo. FRENADESO, en nombre de las organizaciones que la conforman, trabajadores, campesinos, profesionales, pueblos originarios, comunitarios, educadores, estudiantes, mujeres, jóvenes, activistas de derechos humanos y ambientales, en fin, en nombre de miles de padres de familias que con mucho sacrificios enviamos a nuestros hijos a la escuela para ser profesionales y técnicos de valor en el futuro, llamamos al pueblo panameño a apoyar este movimiento por el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad, además de exigir respeto a la dignidad del educador panameño. Apoyemos la huelga magisterial este jueves 28 y viernes 29 de julio, y la Marcha este jueves 28 en ciudad de Panamá, partiendo del Parque Porras a las 4:00 p.m. ¡Un pueblo unido, jamás será vencido! ¡Por una Educación Pública, Gratuita y de Calidad! ¡Sin Luchas no hay Victorias! ¡La Pelea es Peleando! FRENADESO FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONOMICOS Y SOCIALES Panamá, 26 de julio de 2011.

Descarga la aplicación

en google play en google play