Escúchenos en línea

Crece cantidad de mujeres diputadas, pero muy lentamente

Agencia EFE. Desde New York. | 1 de Marzo de 2007 a las 00:00
La igualdad de hombres y mujeres en los Parlamentos de todo el mundo sólo se logrará en 2077 a este ritmo, según un informe divulgado este jueves en la sede de la ONU en Nueva York por la Unión Interparlamentaria (UIP), que cifró en menos del 17 por ciento el total de parlamentarias en 2006. Como dato positivo, el estudio resalta que en la actualidad hay más mujeres al frente de oficinas parlamentarias, un 13,4 por ciento, que nunca antes en la historia. Las mujeres ocupan sólo el 16,7 por ciento de los escaños parlamentarios en todo el mundo, lo que constituye un aumento del 50 por ciento desde 1995, cuando sólo eran un 11,3 por ciento. "Se trata de buenas noticias, pero también hay malas. Si continuamos a este ritmo será necesario esperar a 2077 para celebrar que hemos llegado a una equidad de género (50 por ciento de hombres y de mujeres) en estos órganos legislativos", declaró en rueda de prensa Anders Johnsson, secretario general de la UPI. Johnsson constató que los países de Latinoamérica, que celebraron recientemente 20 elecciones parlamentarias, están a la cabeza en el ámbito regional, e incluso han superado a Europa. El caso más espectacular es el de Costa Rica, que cuenta con un 38,6 por ciento de parlamentarias, sólo por detrás de Suecia, que llega al 47,5 por ciento. Perú también ha avanzado en la misma línea, con un 29,2 por ciento, lo que representa un aumento del 10,8 por ciento comparado con la legislatura anterior. El informe también resalta las situaciones de México, donde las mujeres ocupan un 22,6 por ciento de los escaños, Ecuador, con un 25 por ciento, y República Dominicana, con un 19,7 por ciento. Un aumento notable también se ha percibido en El Salvador, donde el incremento de la participación femenina respeto a la legislatura pasada es del 6 por ciento y llega al 17,3 por ciento, y en Nicaragua, que subió un 5,4 por ciento al 15,2 por ciento. Los países que utilizan el sistema de cuotas son los que cuentan con una mayor representación femenina en sus cámaras legislativas, resalta el informe. Los 23 países que aplican cupos de género para promover la participación de las mujeres han logrado una representatividad femenina del 21,7 por ciento, frente al 11,8 por ciento en los parlamentos que no implementan esta medida. El continente americano en su conjunto es el que cuenta con una mayor representación de parlamentarias, un 19,8 por ciento, con lo que ha superado a Europa, cuyo porcentaje promedio es de un 19,1 por ciento. Si se excluyen los países nórdicos, que cuentan con un promedio del 40,8 por ciento, la presencia de mujeres en los parlamentos europeos baja al 17,5 por ciento. En Estados Unidos, las mujeres ocupan el 16,5 por ciento de los escaños parlamentarios, lo que representa un aumento del 1,4 por ciento con respecto a las elecciones anteriores. En el Africa subsahariana, cuya representación femenina en las instituciones legislativas es del 16,8 por ciento, abanderan los avances Uganda, con un 29,8 por ciento, y Mauritania, con un 17,9 por ciento. El informe también pone de manifiesto los logros obtenidos en los países árabes, donde las mujeres parlamentarias suponen el 8,6 por ciento del total, con los Emiratos Arabes Unidos (un 22,5 por ciento) como motor impulsor. En Asia, también siguen la tónica de la última década y la presencia femenina en los parlamentos es del 16,1 por ciento, con Laos (25,2 por ciento) y Singapur (24,5 por ciento) en la delantera. Los países con un "avance cero" en la última década son las islas del Pacífico, exceptuadas Australia y Nueva Zelanda, ya que sólo tienen un 2,5 por ciento de representación femenina debido sobre todo a la falta de un sistema de cuotas y voluntad política, según Johnsson.

Descarga la aplicación

en google play en google play