Escúchenos en línea

Canciller va para España, y dice que las relaciones con Zapatero son «magníficas»

Agencias ACAN–EFE y AFP. Desde Managua. | 1 de Marzo de 2007 a las 00:00
El ministro de Relaciones Exteriores Samuel Santos, visitará Madrid entre el 8 y 9 de marzo próximos, donde se reunirá con su homólogo de España, Miguel Ángel Moratinos. El canciller Santos dijo en rueda de prensa que ese encuentro es "una reunión para seguir profundizando las ya magníficas relaciones que existen entre el gobierno de España y el de Nicaragua", a pesar de un reciente incidente que involucra a la embajada española en este país, debido a su defensa de los intereses de la multinacional Unión Fenosa. Sobre ese incidente, Santos dijo que "lo que hay con toda claridad es un reclamo de la población en contra de la falta de cumplimiento de los acuerdos comerciales, empresariales y de concesión que le dio Nicaragua a esta empresa" para que Unión Fenosa administrara hasta el 2030 las empresas estatales de distribución y comercialización de energía. Reiteró que, a criterio del gobierno sandinista, el embajador español en Managua, Jaime Lacadena, no debe participar en las reuniones de carácter empresarial y técnico que se dan entre el gobierno de Nicaragua y Unión Fenosa. Según Santos, el embajador "no debió estar en algunas reuniones de carácter empresarial y técnico. El embajador de España está para ámbitos políticos, como todos los embajadores, para ver la relación y mejorar las extraordinarias y buenas relaciones entre ambos gobiernos, no para estar participando en otro tipo de operaciones que no tienen que ver con la lógica y el destino que les han dado sus gobiernos y pueblos", añadió. "Realmente ese ha sido el problema, pero entre el gobierno y el pueblo de España y el de Nicaragua, garantizo que existen las mejores relaciones", agregó. Santos insistió que "hay una gran confusión, (porque) la relación con el gobierno y el pueblo de España ha sido desde hace muchísimos años magnífica, tanto con el gobierno y con el pueblo de Nicaragua y con nuestro gobierno. Independientemente de eso, yo estoy invitado por el canciller Moratinos a una reunión y a almorzar allá en Madrid". El pasado martes Ortega denunció que los representes de Unión Fenosa "llegaron acompañados del Embajador de España" a las reuniones que han sostenido para resolver sus diferencias, "amenazando con que esto (el conflicto) puede afectar la cooperación española". "Yo voy a buscar comunicación con el presidente del gobierno español (José Luis Rodríguez Zapatero) a ver si es cierto que esa es política del Gobierno de España, porque en otras ocasiones, el Embajador (también) se ha tomado atribuciones que no se corresponden con la decisión del Gobierno español", amenazó Ortega el martes. Ortega criticó a la empresa española porque ha optado por demandar al Estado nicaragüense en vez de someterse al arbitraje previsto en el contrato de concesión para solucionar las diferencias entre ambas partes. El miércoles el embajador Lacadena negó, en un comunicado, haber amenazado con "condicionar la ayuda solidaria de España al pueblo nicaragüense" si el gobierno tomaba medidas contra Fenosa, y que la cooperación bilateral seguía su curso normal.

Descarga la aplicación

en google play en google play