Escúchenos en línea

Educación vs pobreza

Managua. Por María Julia Mayoral. PL. | 4 de Septiembre de 2011 a las 00:00
Nicaragua es escenario de un creciente proceso de inclusión social en términos educacionales, a partir políticas que sustentan el fomento de la cultura para contrarrestar la miseria y promover el desarrollo. Inscrita entre las más pobres del hemisferio occidental, esta nación centroamericana amplía las coberturas de educación preescolar, primaria y secundaria, al tiempo que abre las universidades a los sectores menos favorecidos. "Cuanto más conocimiento y más saber tenga la juventud de Nicaragua, más herramientas tendrá el pueblo nicaragüense para vencer la pobreza, para vencer la extrema pobreza y para poder progresar", subrayó el pasado 22 de agosto el presidente Daniel Ortega. A juicio del estadista, aún se halla distante la meta de hacer accesible el aprendizaje a todos los niños y jóvenes, aunque legalmente fueron eliminadas las trabas impuestas por tres sucesivas administraciones neoliberales. Esas barreras las rompimos en 2007, hay más afluencia de los muchachos a las aulas, pero ello no significa que puedan estar accediendo a la educación todos los niños y los jóvenes en edad escolar, reconoció. En el día a día, la escasez de dinero y las prácticas enraizadas a escala social, hacen que muchas familias opten por no enviar a los menores al colegio para que asuman responsabilidades en el sustento económico del hogar. Frente a esa realidad, debemos buscar más recursos para ampliar el sistema de becas y ya "tenemos un promedio de más de 200 mil becados en Nicaragua", explicó el líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Fondos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), contribuyen al propósito y en especial el aporte de Venezuela mediante su presidente Hugo Chávez, quien entregó unos 12 millones de dólares, destacó Ortega. Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), precisó que las becas ALBA Solidaria permitirán ampliar las posibilidades para el ingreso a la enseñanza superior de jóvenes talentosos de todo el país. "Vamos a poder tener al menos mil becas anuales con fondos del ALBA para educación superior, para un total en los próximos cinco años de por lo menos cinco mil becas adicionales", indicó. Sin embargo, hay que seguir trabajando para valorizar, dignificar y fortalecer la educación técnica, porque también es imprescindible y es una verdadera oportunidad, opinó el académico. El viernes último el gobierno entregó mediante el CNU las primeras 200 becas del ALBA a alumnos de escasos recursos de seis universidades públicas. Cada beca significa la entrega inicial de 25 dólares mensuales y a partir del próximo año aumentará a 50 dólares durante todo el tiempo de la carrera. Talavera explicó que el primer grupo de becados proviene de 63 municipios de 10 departamentos y para su selección se tuvo en cuenta la lejanía de los lugares donde residen, el rendimiento académico y la situación económica. El titular del CNU informó que también otorgarán becas a cinco mil alumnos de la enseñanza técnica, siguiendo similares criterios. Sobre el tema, Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, aseguró que solo el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) tiene casi un millón de becas propuestas para los próximos cinco años. Además están las de primaria y secundaria entregadas anualmente a los mejores escolares y a los hijos de los maestros más destacados, con más de mil otorgadas hasta el momento,informó. Hace 31 años más de la mitad de los nicaragüenses no sabía leer ni escribir, según datos avalados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Con la gestión del gobierno sandinista, esa proporción bajó a 3,56 por ciento en 2009, lo que permitió la declaración como territorio libre de analfabetismo conforme a los parámetros de la Unesco.

Descarga la aplicación

en google play en google play