Escúchenos en línea

Viene una pandemia de influenza en Centroamérica, advierte la OPS

Agencia AFP. Desde Managua. | 2 de Marzo de 2007 a las 00:00
Los países centroamericanos intensificaron los preparativos ante una eventual pandemia de influenza originada en la gripe aviaria, que los expertos consideran inevitable y de efectos potencialmente catastróficos para la región, informaron este viernes fuentes de salud. Las autoridades del istmo realizan un esfuerzo por crear nuevos sitios de vigilancia epidemiológica en los hospitales, organizar campañas educativas para la población y capacitar personal, pese a sus limitaciones presupuestarias, dijo a la AFP el doctor Humberto Montiel, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). "Ya no hay duda de que habrá una pandemia de influenza. La discusión no es si viene o no viene, sino cuándo viene", sentenció el experto. Montiel explicó que una eventual pandemia de influenza por la mutación del virus H5N1, que afecta a las aves, enfermaría en Centroamérica a miles de personas, con el agravante de que la incidencia de mortalidad en Asia y Europa ha sido hasta ahora de un 60%. Sin embargo, la clave para enfrentar este riesgo "es la educación", aseguró el coordinador de la Comisión Nacional de Preparación para la Pandemia de Influenza en Costa Rica, Daniel Salas. El funcionario explicó que, al momento en que aparezca la enfermedad, la población debe estar consciente de que sólo medidas sanitarias como el lavado de manos y el uso de pañuelos para toser y estornudar, pueden evitar una propagación descontrolada del virus. En los últimos meses se han realizado cuatro talleres regionales para técnicos de laboratorio y otros tres para personal hospitalario, con el fin de aumentar la capacidad de respuesta ante una emergencia, señaló. Por su parte, los gobiernos centroamericanos están realizando un esfuerzo económico por establecer "sitios centinelas" en los puertos y aeropuertos nacionales y en las fronteras terrestres, con el fin de detectar casos sospechosos provenientes del exterior. Sin embargo, el acondicionamiento de sólo uno de este tipo de centros tiene un costo cercano a los 30.000 dólares y los presupuestos estatales de salud no contemplan rubros adicionales para este propósito. Tras una reunión de ministros centroamericanos de Salud, Agricultura y Ambiente, el 6 de junio en Panamá, "los planes nacionales han sido sometidos a chequeo con base en un mecanismo de verficación de la OPS, y se han venido realizando ajustes importantes", aseguró Montiel. Estos ajustes han incidido en una más efectiva coordinación institucional al interior de los países y entre las comisiones nacionales encargadas de diseñar y dirigir las políticas destinadas a atenuar el impacto. Como parte de ese esfuerzo, del 13 al 15 de abril se realizará en San José una reunión regional para definir un "protocolo" único para la vigilancia epidemiológica y el manejo hospitalario de casos. En apoyo a los esfuerzos que realizan los gobiernos del istmo, la OPS ha adquirido equipos de protección personal (trajes, máscaras y guantes) para el personal que eventualmente atendería los pacientes de influenza, los cuales ya han sido distribuidos entre los países. Además, cuenta con un stock de antivirales que se entregarían ante la eventual aparición de casos de influenza, según Montiel. Entre 2003 y 2006, un total de 275 personas se han contagiado con el virus H5N1, de las cuales 167 no han sobrevivido a la enfermedad.

Descarga la aplicación

en google play en google play