Escúchenos en línea

ALBA promoverá investigación sobre crímenes contra Libia

Caracas. TeleSUR. | 9 de Septiembre de 2011 a las 00:00
La Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) elevará ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) un pliego de acciones para investigar las consecuencias de la acción armada ejecutada contra Libia, entre ellas, la revisión del uso de los fondos congelados y las miles de muertes producto de los ataques perpetrados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo lectura de la declaración final del VI Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) celebrado este viernes en Caracas, documento que contempla promover ante la ONU una investigación sobre los distintos aspectos que engloban la agresión a Libia, amparada en sendas resoluciones emitidas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El documento establece “promover la constitución de un grupo de trabajo de la Asamblea General, para investigar y monitorear el uso de los fondos congelados de la reservas financieras de Libia”, que se ubicaban en más de 200 mil millones de dólares, comisión que deberá rendir cuentas al organismo de integración sobre los resultados de dicha revisión. “Promover una iniciativa de investigación sobre los crímenes realizados en Libia por la OTAN, en perjuicio del pueblo libio, la destrucción de su infraestructura y las muertes causadas”, prosigue el documento. Asimismo, consideran oportuno “promover la discusión en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre los peligrosos precedentes que se han creado en torno a Libia y sobre la protección de los derechos soberanos de esa nación árabe de África y dirigido a garantizar que Libia no se convierta en protectorado de la OTAN o del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”. Los cancilleres del ALBA manifestaron su rechazo a que el escaño correspondiente a Libia en la ONU sea ocupado por “una facción o autoridad transitoria ilegítima impuesta por el intervencionismo extranjero”. Ante esta situación, impulsarán un debate a fondo en el comité de credenciales de la Asamblea General de la ONU, para impedir que el escaño del país norafricano sea ocupado “hasta tanto no se constituya de manera legítima y sin intervención extranjera un Gobierno que sea expresión libre y soberana de la voluntad del pueblo libio”. Los miembros del ALBA también solicitarán al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, “total transparencia y estricta rendición de cuentas a los Estados miembros con respecto a su acutuación en el tema de Libia y frente a Siria, y enfatizar que su actuación debe responder a mandatos acordados por la Asamblea General antes de que se tomen nuevas acciones de intervención en Libia”. Y le solicitarán una reunión para discutir la situación en ese país. En vista de los temores que se generan sobre la repetición de la situación de Libia en Siria, invitarán al Gobierno sirio recibir a una misión de altos representantes o cancilleres del ALBA para revisar ese escenario. En tal sentido, también promoverán un debate en el buró de coordinación en el Movimiento de los No Alineados sobre los peligros que se ciernen sobre ese país, además respaldar el proyecto de resolución promovida por Rusia y China sobre Siria. Los Cancilleres del ALBA condenaron la intervención de la OTAN en Libia y la agresión militar amparada en sendas resoluciones emitidas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y haber desconocido la gestión de la Unión Africana (UA) en busca de la paz en esa región.

Descarga la aplicación

en google play en google play