Escúchenos en línea

EEUU contrata asesinos profesionales para atentar contra el presidente de Venezuela

Agencia AFP. Desde Caracas. | 5 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente venezolano Hugo Chávez denunció el domingo que los planes de magnicido contra él "han subido de peso" desde la designación en Estados Unidos de John Negroponte como número dos del Departamento de Estado. En entrevista presentada en el nuevo programa televisivo de su ex vicepresidente José Vicente Rangel, Chávez descartó la posibilidad de un golpe de Estado o de una insurrección. "Para mí, el fantasma del magnicidio esta planeando permanentemente más que otras opciones", dijo Chávez, al tiempo que reveló que ha dado instrucciones a los servicios de inteligencia venezolanos para lanzar "una ofensiva". "Es posible que pronto ocurran sorpresas en ese tema, pero no te digo más", acotó el mandatario, al tiempo que enfatizó que la "hipótesis del magnicidio ha subido de peso en el escenario". "¿A quien juramentaron en la Casa Blanca subsecretario de Estado?", –se interrogó Chávez– a "un asesino profesional, John Negroponte", respondió el mismo. "Han asignado unidades especiales de la CIA (inteligencia de EEUU) y verdaderos asesinos que andan, no sólo aquí en Venezuela (sino) en Centroamérica y Suramérica", detalló el mandatario. El 13 de febrero, el Senado de Estados Unidos confirmó en ese cargo a Negroponte, de 67 años, quien fue jefe de los servicios de inteligencia desde abril de 2005. El presidente detalló también que "la gente de (Luis) Posada Carriles, anda muy activa en Centroamérica y buscando sus contactos en Venezuela", denunció. Venezuela reclama la extradición del anticastrista Posada Carriles, inculpado por un atentado contra un avión cubano que dejó 73 muertos. Están "buscando explosivos en grandes cantidades. Andan pensando por ejemplo en una especie de coche bomba, o andan buscando misiles tierra-aire pensando en el avión presidencial", prosiguió el presidente. "Estamos activados", dijo el mandatario, quien aseguró que con ayuda de "nuestros amigos que hay en el mundo" los planes de amenazas han sido "neutralizados". "Es sumamente difícil un golpe de Estado, no dejaría de ser una locura. Una insurrección popular (...) es sumamente difícil", descartó. "La tesis es el magnicidio", enfatizó Chávez, al tiempo que relató intentos fallidos de asesinato en su contra con participación de la inteligencia de Colombia. Rangel, que vuelve al periodismo luego ocho años en el poder como canciller, ministro de Defensa y vicepresidente de Chávez, indicó que "muchos se burlan, quieren la prueba plena que es el cadáver". Chávez respondió: "Los que se burlan, son sospechosos, todo el que se burla para mí es sospechoso, no de estar participando directamente, no sino de estarlo aupando desde lo más recóndito de sus oscuras almas de fascistas. Sin darse cuenta, Dios mío, de lo que podría ocurrir si a mí me matan". El mandatario denunció, además, que el DAS (inteligencia colombiana) participó en un intento de magnicidido en su contra durante una visita al ex presidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002). El incidente ocurrió "en Colombia el día aquel en que visité a Pastrana", evocó sin precisar la fecha. Comentó que un conspirador fue detenido: "Estaba detrás de mí, cuando estábamos frente a unos empresarios e incluso cuando voy a dar un discurso me lleva un vaso de agua". Relató que el sujeto, identificado como Serra Alzate "sale diciendo un mes después, que él era de las FARC (guerrilla marxista colombiana) y que estaba allí como parte de un convenio entre Chávez y Marulanda (jefe máximo de las FARC), y que iba a matar a Pastrana. No: ese día él me iba a matar", dijo. "Fue un hombre sembrado allí por la extrema derecha colombiana, y seguramente por la CIA", puntualizó. "Sólo que un detallito me salvó", dijo, y narró que fue detenido en el baño cuando buscaba una pistola 9 mm. Relató además que un grupo de tres oficiales venezolanos y 26 paramilitares colombianos, apresados en una finca venezolana en 2004, también conspiraron para matarlo. Rangel, recordó por su parte que fue detenido recientemente un ex funcionario del DAS en Colombia: "Hay una persona, jefe de informática del DAS detenido, Rafael García, quien hizo la denuncia que llevó a la cárcel al jefe del DAS". Rangel, de 76 años y que era considerado el principal operador político en el gobierno de Chávez, recordó que García ha afirmado que "en la vinculación paramilitar del DAS estaba previsto el magnicidio de la persona de Chávez".

Descarga la aplicación

en google play en google play