Escúchenos en línea

Nicaragua pide a La Haya «equidad»

Agencias Reuters, AP y EFE. Desde La Haya, Holanda. | 5 de Marzo de 2007 a las 00:00
Nicaragua solicitó el lunes al tribunal supremo de la ONU que establezca una delimitación "equitativa" en la plataforma marítima con Honduras en el Mar Caribe. La más alta corte de la ONU inició el lunes las audiencias sobre una complicada disputa sobre fronteras marítimas entre Nicaragua y Honduras, que en 1999 casi desató una guerra entre las naciones vecinas. "Nicaragua solicitó una línea de delimitación justa con Honduras, sobre la base de consultas hechas con juristas, técnicos y científicos internacionales sobre lo que razonablemente nosotros podíamos pretender", afirmó el agente nicaragüense ante la CIJ, Carlos Arguello. "Nosotros creemos que lo que estamos pidiendo está basado en el derecho científicamente y por lo tanto tenemos toda la esperanza de que vamos a salir con gran éxito de este asunto", expresó el representante. "Hoy iniciamos la parte oral y pública de estos alegatos" en la que estuvo presente el canciller Samuel Santos para demostrar "la importancia que Nicaragua le da a la CIJ", afirmó Arguello. En "mi intervención señalaba que el país en América Latina que más veces ha estado ante la Corte de la Haya ha sido Nicaragua (...) y no porque ha sido llevada a la fuerza, sino porque ha acudido de manera voluntaria" con el interés de resolver sus conflictos de manera pacífica, explicó Argüello.

Las razones de la demanda

Nicaragua interpuso la demanda contra Honduras el 8 de diciembre de 1999, después que el congreso hondureño ratificó un tratado con Colombia que a juicio de Nicaragua le pretende cercenar 130 mil kilómetros cuadrados de su plataforma marítima. La zona marítima en disputa es rica en recursos pesqueros y también es importante por ser un área de concesiones de explotaciones petrolíferas. Nicaragua sostiene que su frontera marítima se extiende hasta los 17 grados de latitud norte, mientras que Honduras afirma que la suya comienza en los 15 grados. Managua pide que el tribunal determine su frontera en el Mar Caribe, que argumenta nunca se estableció, mientras que Honduras afirma que el rey de España la fijó en 1906 y la corte mundial la ratificó en 1960. El territorio en disputa ofrece aguas de riqueza marina y potenciales reservas de petróleo y gas natural. Nicaragua señaló que se vio forzada a acudir a la CIJ, luego de que Honduras y Colombia firmaron un tratado que divide entre ellos 130.000 kilómetros cuadrados de aguas atlánticas tradicionalmente reclamadas por Nicaragua y que reconoce los 15 grados de latitud norte como la frontera hondureña nicaragüense. "Esta ratificación puso fin a cualquier posibilidad de un fin negociado para la disputa en el Mar Caribe", contó Argüello. En represalia, Nicaragua impuso una tarifa del 35 por ciento sobre las importaciones desde Honduras. En el 2001 Nicaragua también presentó una demanda separada ante la CIJ contra Colombia. La CIJ, con sede en La Haya, escucha las disputas entre estado y sus decisiones se fundamentan en el derecho internacional. Sus dictámenes son vinculantes y no apelables. Managua presenta sus alegatos en detalle esta semana ante un panel de 17 jueces de la corte y Honduras argumentará su caso a partir del lunes próximo. Al comenzar la presentación de argumentos en la demanda abierta por Managua contra Honduras en 1999, el embajador de Nicaragua en Holanda Carlos Argüello Gómez dijo al Tribunal Internacional de Justicia que a la fecha no existe una delimitación válida. Según Managua, ningún argumento geográfico ni histórico justifica que Honduras reclame para sí áreas comprendidas entre los paralelos 15 y 17. "Nicaragua sostuvo consistentemente la postura de que su frontera marítima caribeña con Honduras no ha sido definida", dijo Argüello. El embajador puntualizó que el concepto de "plataforma continental" no existía en el siglo XIX, por lo que el argumento de Honduras de que fijar la línea divisoria en el paralelo 15 se basa en la tradición no puede ser aceptado. El representante nicaragüense argumentó que "hasta 1977 ni Nicaragua, ni Honduras reclamaron esta delimitación" en el paralelo 15. Aclaró que Honduras comenzó a prestar atención a este tema a partir de 1963, tras la puesta en marcha de varios proyectos de explotación petrolífera. "El hecho es que Honduras inventó una línea tradicional que no existe" para evitar la posibilidad de que el tribunal de la ONU fije una línea con base en la equidad, dijo Argüello Gómez. Managua plantea que debido a la forma que tiene el litoral, la línea divisoria marítima debe seguir la misma orientación noreste que siguen la frontera terrestre entre los dos países y la desembocadura del río Coco. "La posición de Nicaragua es que el mar territorial, la plataforma continental y la zona económica exclusiva de ambos países en el Mar Caribe, debe ser establecida de conformidad con el principio de la equidad" reconocidas por el derecho internacional y del Mar, informó la cancillería nicaragüense, en una nota de prensa. Las tensiones se han avivado frecuentemente entre Nicaragua y Honduras. El diferendo bilateral ha llevado a que los dos países vecinos confisquen varias embarcaciones de pesca en la región que alberga cardúmenes abundantes. La disputa marítima abarca también concesiones para la exploración de yacimientos de hidrocarburos. Luego de que Nicaragua presentó la demanda en la CIJ, ambos países acumularon tropas a lo largo de su frontera terrestre y enviaron buques a las aguas en disputa, aunque luego acordaron establecer una zona de exclusión militar, hasta tener la decisión de la corte. Honduras reclama una demarcación que abarca la plataforma marítima y varias islas pequeñas con base en una decisión tomada en 1906 por la monarquía española sobre la frontera entre los dos países. Pero Argüello Gómez dijo que la delimitación reclamada por Tegucigalpa era arbitraria y tenía la intención de otorgar a Honduras la mayor parte de la plataforma marítima. Esa demarcación discurre hacia el este desde la desembocadura del Río Coco, que forma parte de la frontera entre ambas naciones. El embajador nicaragüense recordó que las conversaciones con Honduras fracasaron después de que ese país firmara en 1999 un tratado de delimitación de fronteras marítimas con Colombia que Managua consideró lesivo para su soberanía. "Entonces Honduras ya no estaba libre para negociar con Nicaragua", declaró a la prensa en los pasillos de la Corte Argüello. En las afueras del Gran Salón de la Justicia, el representante hondureño Roberto Flores declinó anticipar en detalle la posición de su país, pero consideró que un fallo del tribunal de la ONU podría mejorar las relaciones entre los dos países. El tribunal, conocido de manera informal como Corte Mundial, puede expedir fallos de cumplimiento obligatorio en disputas semejantes de delimitación fronteriza. La emisión de una resolución en este caso podría tomar años. "Ambos países ganarán con el resultado. El resultado nos permitirá dejar atrás una controversia que ya lleva algún tiempo y podremos trabajar mejor juntos como vecinos," dijo a periodistas Roberto Flores Bermúdez, embajador de Honduras en Estados Unidos. Flores Bermúdez, opinó que el fracaso de las negociaciones bilaterales se debió a que "solamente una parte tenía una buena predisposición" para alcanzar un acuerdo. Flores, que calificó la frontera marítima en el paralelo 15 como "justa" se mostró optimista sobre la decisión final de la Corte y dijo que en este caso "no habrá perdedores, ambos países ganarán con la conclusión" de los jueces. Durante la jornada de hoy también emitieron una declaración solemne los jueces "ad hoc" que los dos países pueden nombrar para este caso particular, dado que no hay magistrados de su nacionalidad en el panel de la Corte. El español Santiago Torres Bernárdez, ha sido designado como juez "ad hoc" por Honduras y el italiano Giorgio Gaia por Nicaragua. La Corte de La Haya es el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas y fue creado en 1946, con carácter permanente, para resolver litigios entre Estados. Nicaragua expondrá sus argumentos durante esta semana y el turno de Honduras llegará la semana próxima. Los representantes nicaragüenses podrán replicar el lunes 19 y el martes 20 de marzo, en tanto que la réplica de Honduras tendrá lugar el jueves 22 y el viernes 23. El fallo de los jueces no tiene todavía fecha.

Honduras prepara defensa

El gobierno hondureño anunció el lunes que rebatirá los argumentos que Nicaragua ha presentado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el juicio en torno a los límites marítimos en el Caribe disputados por ambas naciones vecinas. "Honduras prepara sus respuestas en el caso a fin de dejar sólidamente establecida su posición (legal)", dijo la Cancillería en un comunicado. "Nicaragua mantiene la posición que su frontera marítima con nuestro país en el Caribe no ha sido determinada, mientras que Honduras afirma que de hecho existe una línea de delimitación fijada en el Laudo Arbitral de diciembre de 1906 del rey de España", añade. La Cancillería indicó asimismo que el laudo "fue declarado válido y vinculante por la Corte Internacional en su sentencia de noviembre de 1960".

Descarga la aplicación

en google play en google play