Escúchenos en línea

EEUU es culpable de las maras y del narcotráfico, afirma Ortega

Agencias AP y AFP. Desde Managua. | 5 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo el lunes que la espiral de violencia que vive Centroamérica es consecuencia del incremento del tráfico de droga a través de la región rumbo a Estados Unidos, principal consumidor de estupefacientes producidos en Sudamérica. "Estamos frente a un cuadro de inseguridad enorme" en la región producto de los rezagos económicos y sociales, el incremento del narcotráfico y las deportaciones de jóvenes delincuentes de Estados Unidos que se formaron en una cultura de violencia, estimó Ortega. "Nosotros, los centroamericanos, somos víctimas del narcotráfico (...) que tiene sus causas en la existencia de un mercado, porque si no existiere ese gran mercado en Estados Unidos, no habría narcotráfico", criticó Ortega, durante una entrevista pública con la directiva del Parlamento Centroamericano. Ortega culpó a Estados Unidos de la existencia de las "maras", integradas, según dijo, por jóvenes hondureños y salvadoreños que son expulsados de ese país y que son víctimas de la "transculturación que es de violencia" y "nos trae inseguridad". Los litorales del los océanos Pacífico y Atlántico de Centroamérica son usados como ruta del narcotráfico que se mueve de América del Sur hacia Estados Unidos. El gobernante sandinista dijo que en conversaciones con representantes norteamericanos siempre les expresa que no entiende por qué no pueden controlar "el ingreso de la droga a los Estados Unidos que entra por puertos, aeropuertos". A su juicio, una de las razones por las que Estados Unidos no ha podido controlar el tráfico de drogas teniendo como tiene "el aparato de inteligencia mas desarrollado del mundo" es porque hay "complicidad de autoridades de diferentes niveles: policiales, civiles, congresistas" con los cárteles. Según Ortega, los países centroamericanos no podrán resolver los problemas de violencia que genera el narcotráfico mientras Estados Unidos no "encuentre mecanismos para controlar el ingreso y comercialización" de estupefacientes a su mercado. "Mientras esté esa demanda y esos grandes consumidores, van a seguir dando los cultivos de coca en Bolivia" y en los países de la región, y tampoco desaparecerán los laboratorios de droga, advirtió.

Descarga la aplicación

en google play en google play