Escúchenos en línea

Bush ya es cadáver político, afirma Chávez

Agencia AFP. Desde Buenos Aires, Argentina. | 9 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue aclamado la noche del viernes al calificar a su par de Estados Unidos, George W.Bush como un "cadáver político", en un multitudinario acto en Buenos Aires en coincidencia con la visita del mandatario norteamericano a Montevideo. Chávez fue el único orador en el acto que reunió a unas 35.000 personas y fue convocado por las Madres de Plaza de Mayo y numerosas organizaciones políticas y sociales, tanto oficialistas como opositoras al Gobierno. ADEMÁS: Bush quiere «lavar la cara al imperio, pero ya es demasiado tarde» sentencia Chávez "El presidente de Estados Unidos es hoy un cadáver político que ya ni siquiera tiene la virtud de oler a azufre. Lo que exhala es el olor de los muertos políticos", sostuvo Chávez y la multitud respondió con un abucheo generalizado contra el titular de la Casa Blanca. Vestido con una chaqueta roja, en presencia de dos de sus hijas y rodeado de las Madres de Plaza de Mayo con sus emblemáticos pañuelos blancos en la cabeza, Chávez habló en un estadio de fútbol en el barrio porteño de Caballito. En el acto realizado en Buenos Aires a la misma hora en la que Bush llegaba a Montevideo, Chávez volvió a denunciar planes para asesinarlo. "El (Bush) me quiere a mí cadáver, yo lo quiero a él cadáver político, y ya lo es. Es el presidente de los Estados Unidos con más bajo nivel de aceptación y popularidad", aseguró el presidente venezolano. Chávez insistió en que "es una merísima casualidad, se los aseguro" su presencia en Buenos Aires y la de Bush en Montevideo. "Andan diciendo que hemos planeado (el presidente argentino Néstor) Kirchner y yo este acto para sabotear la gira del caballerito del norte, pero eso no hace falta porque es un cadáver político", insistió. Los pueblos de América Latina ya han cancelado hasta tres veces la deuda externa, aseguró Chávez. "Parece que después de siete años Bush descubre que hay pobreza en Latinoamérica. Si quiere contribuir para acabar con ella, pues entonces que condone la deuda externa y elimine las políticas de Estados Unidos hacia el libre comercio", subrayó. "El presidente de Estados Unidos, para poder hablar de justicia social, debe retirar de inmediato las tropas de Irak", aseguró. Chávez invitó a Bush a cambiar los portaaviones nucleares y los miles de soldados que tiene listos para atacar al mundo por el envío de médicos a los lugares donde se necesitan. Sobre los 75 millones de dólares que Bush ofreció para desarrollar algunos programas en Brasil, el líder socialista aseguró que "la suma es ridícula". Recordó que el gasto militar de Estados Unidos llegó a los 600 mil millones de dólares durante el año 2006. "El imperio se está quedando sin dientes. Son unos tigres de papel", sentenció Chávez. Además, destacó que el imperio estadounidense ya no podrá hacer lo que antes hacia con la región suramericana. También se refirió a su homólogo de Cuba, Fidel Castro, y comentó que tal y como lo había dicho el gobernante isleño "se salió el genio de la botella y ese genio es la conciencia de América Latina". En cuanto a las acusaciones de la Casa Blanca sobre la intención de Chávez de exportar la Revolución Bolivariana, le recordó lo dicho por Ernesto "Ché" Guevara: "Los ejemplos no se pueden exportar". Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres, fue la encargada de presentar a Chávez, el unico orador, de quien dijo que es "un hombre increíble que está marcando el camino. Este hombre querido y único en Latinoamérica". "Hebe", como la llama la gente, agradeció a Kirchner por haber permitido el acto y recordó a los 30.000 desaparecidos de la última dictadura argentina (1976/83). Las tribunas y el campo de juego del estadio estuvieron colmados de banderas albicelestes, rojas, rojinegras, y pancartas con el rostro del presidente de Cuba, Fidel Castro, y del guerrillero argentino-cubano Ernesto Che' Guevara. "Este es un día de unidad latinoamericana, que empieza a tomar forma", dijo a la AFP Marcela (no dio su apellido), una militante del Movimiento de Liberación Territorial (MTL, izquierda), una de las decenas de organizaciones convocantes. "Estamos acompañando a Chávez a todas partes. Representa a los gobiernos populares que necesita América latina y por eso estamos acá", agregó Roselia Pérez, activista de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA, central obrera opositora) de la ciudad de La Plata (60 km al sur de la capital). Pérez, una jubilada de 64 años, advirtió que no sólo Chávez convocó a la central obrera, que nuclea a un millón de afiliados, ya que "también repudiamos que venga el asesino de Bush a nuestra América Latina". "Bush está en Uruguay para intentar darle continuidad a la política de dominación y de generar cuñas aprovechando las contradicciones que tenemos en la región, que tenemos que resolver fraternalmente", dijo, en el mismo sentido, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky. En las tribunas un cartel rezaba 'No al continuismo neoliberal en Uruguay', firmado por el Foro de Frenteamplistas uruguayos en Argentina, mientras otro clamaba 'Fuera Bush de Uruguay', y se leyó una adhesión del Movimiento de Participación Popular (MPP). También adhirieron organizaciones de Brasil, Paraguay y Bolivia, entre otras. En el estadio compartieron tribunas columnas de agrupaciones pro-kirchneristas junto con militantes de partidos y agrupaciones de izquierda opositoras. "Venimos invitados por la embajada de Venezuela, para escuchar con respeto y sin provocaciones ni silbatinas. Entendemos el contexto en el que habla Chávez y nosotros venimos a expresar nuestro apoyo a la revolución bolivariana", dijo a la AFP Ariel, dirigente de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados (CTD) Aníbal Verón, una de las agrupaciones piqueteras enfrentadas al gobierno. Sobre el escenario, cantantes populares como Fontova y Víctor Heredia hicieron más amena la espera de las palabras de Bonafini y de Chávez. Consignas anti-Bush y cánticos alertando contra el 'imperialismo que avanza en América Latina', se escuchaban entre los manifestantes, mientras en el escenario se leían frases del Che Guevara y Evita. Gustavo y Laura, una pareja joven con un bebé de cuatro meses en el cochecito, buscaban dónde ubicarse en la cancha. "Es la primera vez que venimos a un acto de este tipo, somos independientes pero esto es contra Bush", dijo Gustavo, bajo la mirada aprobatoria de su mujer.

Hasta de Maradona

Chávez advirtió que "Venezuela no es más la Cenicienta del fútbol", al evocar al astro deportivo argentino Diego Maradona. "Venezuela ya no es la Cenicienta que fuimos en el fútbol. Podemos poner un susto a cualquiera", dijo. No obstante, Chávez reivindicó al deporte como algo que "nos acerca". El mandatario venezolano recordó la presencia de Maradona en otro acto antiimperialista realizado en noviembre de 2005 en Mar del Plata durante la Cumbre de las Américas, en la costa atlántica argentina. En esa ocasión "dijimos que íbamos a enterrar al ALCA y allá quedó enterrado", dijo el jefe de Estado en relación a la resistencia de los mandatarios de la región a la insistencia de Bush de avanzar en la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). "Hablando de Maradona... anoche le ganamos 1-0, el equipo de Caracas a... ¿Cómo se llama?.... ¿River?", se burló Chávez, en alusión al partido de la Copa Libertadores en el que el equipo venezolano derrotó a los 'Millonarios' en su casa. La prensa argentina especuló con la probable presencia del 'Pelusa' en el mitin, pero finalmente no apareció.

Descarga la aplicación

en google play en google play