Escúchenos en línea

Fanon sigue inspirando hoy al mundo, dice su hija

La Habana. PL. | 29 de Octubre de 2011 a las 00:00
El pensamiento de Frantz Fanon inspira hoy a quienes combaten por un mundo donde el sistema de opresión sigue imperando, expresó aquí la hija del intelectual martiniqueño. Presidenta de la fundación que honra la memoria de su padre, la escritora y jurista francesa Mireille Fanon-Mendes clausuró el viernes en Casa de las Américas un coloquio-homenaje por el 50 aniversario de la muerte del destacado psiquiatra, filósofo y luchador político. Si Fanon estuviera vivo, dijo, no hubiera querido ser considerado una autoridad canónica, fue un hombre de acción y compromiso. A cinco décadas de su fallecimiento nos exhorta a no abandonar la lucha en este espacio social donde los seres humanos pueden poner en duda todavía las cosas. Palabras como el racismo, la pobreza, la desposesión y la enajenación son tan pertinentes como lo fueron en su época, agregó la escritora, quien destacó la permanente lucha del autor de Piel negra, máscaras blancas, por la rebelión ante la injusticia, el principio de realidad y la ética del compromiso. Pese a la evolución del mundo, la vigencia de sus ideas es de asombrosa actualidad, en medio de políticas nuevas de coloniajes y sangrientas guerras imperiales en Afganistán, Iraq, Libia, Palestina. La obra de Fanon brinda herramientas eficaces para analizar la actualidad de un mundo donde la dominación y la explotación cambiaron de apariencias pero continúan regidas por los mecanismos imperiales, resaltó. Al referirse al trabajo de su padre en el análisis de patologías sociales y políticas de racismo, señaló que en el contexto que vivimos conserva una frescura increíble. Su pensamiento es un antídoto contra la renuncia, es el arma de una pasión lúcida en el combate incesante por la libertad, la justicia, la dignidad. Imagen activaHoy, más que nunca, la liberación de pueblos e individuos de la esclavitud y la enajenación continúa siendo un objetivo. La humanidad no ha llegado aún a su destino, concluyó. Al cierre del coloquio, en el que participaron críticos, escritores y académicos de cinco países, se presentó una segunda edición de Los condenados de la tierra, su obra cumbre, considerada un testamento político y un manifiesto socialista de la era del Tricontinentalismo.

Descarga la aplicación

en google play en google play