Escúchenos en línea

Multitud aclama a Chávez en Haití

Agencias EFE y AFP. Desde Puerto Príncipe y Kingston. | 12 de Marzo de 2007 a las 00:00
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llegó este lunes a Haití, donde fue acogido con vítores de una enorme multitud que le aclamó, al tiempo que criticaba al presidente estadounidense, George W. Bush. Chavez, procedente de Jamaica, llegó a Haití dentro de una gira que antes le había llevado a Argentina, Bolivia y Nicaragua, en coincidencia con la que el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, ha realizado a otros países de América Latina durante los últimos días. El mandatario venezolano, vestido con camisa roja, fue recibido en el aeropuerto Toussaint Louverture por el presidente haitiano, René Preval, quien estuvo acompañado del ministro de Asuntos Exteriores de Haití, Raynald Clerisme, y por miles de personas que lo aplaudieron en las cercanías del aeropuerto. A su llegada, varios miles de personas le acogieron con ovaciones, vítores y gritos de "Viva Chávez, abajo Bush" y le siguieron con entusiasmo desde los primeros momentos de su visita, cuando se desplazó a la zona de Aviación para visitar unas obras financiadas con ayuda venezolana. Chávez recorrió ese trayecto, de apenas dos kilómetros, con el brazo en alto y la puerta del vehículo en el que viajaba abierta, y fue seguido por la muchedumbre, que no cesó de aclamarle en ningún momento. Los simpatizantes siguieron a la comitiva oficial portando banderas de los dos países, así como algunos afiches en su apoyo y del el ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide. Chavez y Preval departieron durante unos minutos con un grupo de soldados que trabaja en el citado proyecto. Tras efectuar una ofrenda floral ante una estatua de Simón Bolivar, en unas declaraciones a los medios de comunicación, el mandatario agradeció la acogida del pueblo haitiano, al que calificó de "heroico" y "golpeado", y se declaró emocionado por el recibimiento que le brindó la multitud. El dirigente venezolano recordó agradecido la ayuda prestada por Haití a Simón Bolívar en la época de la independencia venezolana, a principios del siglo XIX. Elogió al pueblo haitiano y resaltó que lleva "500 años trabajando en la construcción de su propia historia". Ambos gobernantes se reunieron después en el Palacio Presidencial, en una sesión de trabajo en la que, entro otros, trataron "temas vinculados a los proyectos sociales que pueden ser desarrollados por los dos países en beneficio de la población haitiana", según la embajada de Venezuela en Puerto Príncipe. Recientemente, el gobierno venezolano anunció la creación de un fondo humanitario de 20 millones de dólares en favor de Haití. Venezuela prevé realizar con Haití un programa de cooperación en los sectores de la salud, la educación, el agua potable y la energía. Desde el 14 de mayo del 2006, fecha de la investidura de Préval, Haití es firmante del acuerdo Petrocaribe, por el cual Venezuela suministra petróleo a varias naciones del Caribe a precios preferenciales.

Desde Jamaica, critica el etanol

Chávez criticó en Jamaica la producción de etanol, combustible cuyo impulso firmaron el viernes sus pares de Estados Unidos, George W. Bush, y Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, al señalar que tiene limitaciones "técnicas y éticas". Chávez, quien visitó Jamaica dentro de una gira por Latinoamérica y el Caribe que le sirvió para bautizar la Organización de los Países Productores y Exportadores del Gas del Sur (Opegasur), manifestó sus dudas ante la viabilidad de la producción masiva de etanol, que competiría con el petróleo que produce Venezuela. "Sepan ustedes que sólo Venezuela hoy produce tres millones, (o) un poco más, de barriles de petróleo diarios, para producir tres millones de barriles de etanol diarios creo que habría que sembrar con maíz y caña todo el territorio existente en el mundo, incluyendo las ciudades", dijo Chávez. "Nos tendríamos que salir de este edificio o, algo más grave, estaríamos usando las tierras fértiles que tenemos disponibles, el agua disponible, que no es mucha, tecnología, maquinaria, fertilizantes, etc., para producir alimentos, pero no para la gente, sino para los vehículos de los ricos", expresó. "El etanol habrá que seguir impulsándolo, pero eso tiene sus límites, incluso no solo técnicos, son éticos", remarcó el mandatario, quien firmó acuerdos con la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller, para cooperar en la expansión de la industria gasífera de la isla caribeña. "A Colombia, Brasil, a Jamaica, y a todos los países hermanos les decimos desde Venezuela con mucha humildad que utilicemos esas tierras para producir alimentos para la gente. En América Latina y el Caribe hay cerca de 300 millones de hambrientos", agregó. Bush y Lula firmaron el viernes en Sao Paulo -primera parada de una gira del presidente estadounidense por Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México- un memorando de entendimiento para fomentar el uso del etanol, el combustible "verde" del que entre los dos países tienen el 70% de la producción mundial. Chávez destacó que al hablar con Bush, el presidente colombiano, Alvaro Uribe dijo algo que le preocupó: que en las tierras de la cuenca del río Orinoco que Colombia comparte con Venezuela, el primer país "tiene allí unas 6 millones de hectáreas para sembrar maíz y caña". "Sabemos lo que eso implicaría, monocultivos transgénicos, agroquímicos en la cuenca del Orinoco", dijo. La Opegasur congrega, además de Venezuela, a los otros dos mayores productores de gas de la región, Bolivia y Argentina, países que visitó Chávez en su periplo, que también incluyó Nicaragua, Jamaica y por último Haití.

Descarga la aplicación

en google play en google play