Escúchenos en línea

Resultados de OEA coinciden con los del CSE

Washington. Agencias. | 15 de Noviembre de 2011 a las 00:00
Los resultados de un conteo paralelo llevado a cabo por la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), son semejantes al escrutinio final que llevó a cabo del Consejo Supremo Electoral (CSE), reveló la tarde del martes el jefe de esa misión, Dante Caputo. Durante una sesión especial del Consejo Permanente de la OEA realizada en la sede de la organización en Washington, Caputo resaltó que los monitoreos (como llamó al conteo paralelo) realizados por la misión que encabezó y por otras misiones de observación electoral, coinciden con los resultados presentados por el CSE, que le dan una victoria abrumadora al FSLN. El Consejo recibió los informes de las misiones presentes en las elecciones generales celebradas recientemente en Guatemala y Nicaragua, presentados por los jefes de ambas, José Octavio Bordón y Caputo, respectivamente. Caputo, ex canciller de Argentina, señaló que "también tuvimos conocimiento de procedimientos similares hechos por otras organizaciones que llegaban a las mismas conclusiones". "El Consejo Supremo Electoral informó sobre el resultado de las elecciones las cuales indican que el presidente Daniel Ortega fue reelegido. Al momento que se presenta este informe, una semana más tarde que se divulgara esa información, no se han conocido pronunciamientos en su contra por parte de ningún Estado y en consecuencia por ningún miembro de esta organización", indicó. El ex canciller Caputo resaltó además "las reiteradas menciones y denuncias de posibles brotes de violencia hechas por varios candidatos presidenciales" antes de los comicios. Explicó que por ello "resultó un avance para la paz que no haya existido un estado general de alteración del orden público, a pesar de las predicciones en ese sentido". Caputo dijo que las elecciones del 6 de noviembre se desarrollaron de forma "relativamente regular", pero que se registraron "situaciones preocupantes", que necesitan una respuesta "rápida" de las autoridades. El observador hizo una serie de críticas al sistema electoral nicaragüense que, según su punto de vista, adolece de "fallas estructurales". Entre las "situaciones preocupantes", Caputo resaltó la no autorización a algunas organizaciones no gubernamentales que quisieron participar en la observación electoral; la existencia de decisiones judiciales pendientes que podrían impedir a un diputado electo asumir sus funciones luego que su candidatura fue habilitada por el Consejo Supremo Electoral, advirtiendo que cualquier cambio "constituiría una grave alteración de la voluntad popular"; la entrega tardía de acreditaciones para unos 9.000 fiscales de la Alianza PLI; las dificultades en la entrega de cédulas que habilitan a la votación: la composición partidaria de las Juntas Receptoras de Votos; y la existencia de "diversos hechos de violencia en el territorio que, si bien no llegaron a propagarse, constituyen hechos graves". El jefe de misión de la OEA mencionó entre las irregularidades la negativa del Tribunal Electoral de acreditar a organizaciones de observación electoral nacionales. "Se solicitó reiteradamente que se acreditaran", dijo Caputo, pero no hubo respuesta positiva de las autoridades, aseguró. El observador hizo referencia, además, a los problemas que encaró la misión de observación, cuyos miembros supuestamente no pudieron acceder a 10 JRV, lo que impidió observar el proceso en el 20% de la muestra de Juntas seleccionadas. Asimismo, señaló que la misión de la OEA fue impedida de trabajar en 4 juntas durante el escrutinio de los votos. "Solicitamos a las autoridades electorales que solucionaran este problema, pero cuando lo hicieron, a las ocho de la noche, el escrutinio ya había concluido", dijo Caputo. Las recomendaciones de la Misión de la OEA incluyeron: conceder mayor autonomía a los partidos políticos para acreditar a sus fiscales en las mesas de votación; que las Juntas Receptoras de Votos estén compuestas por ciudadanos sin consideración de su pertenencia política; y mejorar el proceso de cedulación y la gestión en la entrega de cédulas a los ciudadanos. Primeras elecciones libres de la historia El embajador de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada, destacó por su parte que esta es la primera vez en la historia de este país que se realizan elecciones en un ambiente de paz, estabilidad y por lo tanto en libertad. En condición de soberano, el pueblo acudió "libremente a las urnas electorales sin intervenciones militares, sin guerras, sin temores", recalcó el diplomático, al evaluar los sufragios del pasado 6 de noviembre. "No se puede ocultar, y es difícil negar que en Nicaragua se está fortaleciendo la cultura cívica y democrática inclusiva y participativa para elegir a sus gobernantes", afirmó el embajador. Ya sea por la vía de la alternancia en el poder o por el camino de la continuidad, como ocurrió el 6 de noviembre con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el presidente Daniel Ortega, los ciudadanos ejercitan su voluntad, expresó Moncada. Nuestro proceso electoral, dijo, se ha sustentado en el Estado de Derecho, el cual asegura la existencia de un Poder Judicial, cuyas resoluciones, en el ámbito de su competencia, son de obligatorio cumplimiento para todos los ciudadanos y las organizaciones políticas. Los comicios transcurrieron "en el marco de la ley, con la libre y espontánea participación de los partidos políticos de la oposición y sus candidatos", con el acompañamiento de organizaciones nacionales e internacionales incluida la OEA, recordó. "Es también una elección legítima, ya que el acto soberano de elegir a sus máximas autoridades ha sido ratificado por la voluntad de la mayoría de nicaragüenses que depositaron su voto por diferentes candidatos", sentenció. Coincidimos, indicó, en la apreciación de que nuestro sistema electoral no es perfecto, "adolece de debilidades estructurales desde hace muchos años, pero ello no ha impedido que hayamos desarrollado este proceso con normalidad y transparencia", dijo Moncada. Nuestro pueblo, subrayó, espera también que los partidos políticos de la oposición actúen con cordura y madurez, respetando y reconociendo la voluntad soberana de los ciudadanos, expresada democráticamente en las urnas. El gobierno, reiteró, buscará los consensos con los diputados recién electos a la Asamblea Nacional para aprobar las leyes necesarias que beneficien a todos los nicaragüenses, sin distingo de ningún tipo. También tomaron la palabra sobre este asunto los representantes de El Salvador, México, Canadá, Estados Unidos, Bolivia, Venezuela, Brasil, Ecuador, Uruguay, Panamá y Costa Rica. El representante permanente de Canadá, Allan Culham, felicitó a Nicaragua por haber celebrado las elecciones en "ambiente de calma" aunque lamentó los informes de que hubo votantes que no pudieron obtener su identificación y emitir su voto, además señaló que no se han tomado las medidas necesarias desde las pasadas presidenciales en 2006, para mejorar el proceso. El representante interino de El Salvador, Luis Menéndez-Castro, felicitó a Nicaragua por una jornada electoral "cívica" y saludó al presidente Ortega, al igual que el representante mexicano Joel Hernández, quien destacó el papel de las misiones electorales para aprender de su experiencia y mejorar los sistemas electorales.

Descarga la aplicación

en google play en google play