Escúchenos en línea

Nicaragua y la restitución de los derechos humanos

Managua. Por María Julia Mayoral*, PL. | 19 de Noviembre de 2011 a las 00:00
Nicaragua, un país de bajos ingresos y estela de pobreza acumulada, ofrece al mundo una singular experiencia de restitución de derechos humanos, frente al actual declive de oportunidades políticas, económicas y sociales en múltiples naciones desarrolladas. En términos civiles y políticos, las elecciones nacionales del 6 de noviembre último marcaron un momento cumbre, con la asistencia de unos 2,6 millones de votantes, equivalentes a casi el 80 por ciento del padrón real estimado. El Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA), acreditados en calidad de acompañantes internacionales, señalaron la validez del proceso. Para el doctor Nicanor Moscoso, presidente del Ceela, "Nicaragua logró la democracia tumbando la dictadura de los Somoza, y poco a poco las elecciones se han ido perfeccionando y la población se va dando cuenta de que su voto vale", según expresó en foro académico celebrado en esta capital. Poco después, en su informe como observador, el Ceela evaluó que los sufragios cumplieron con los estándares internacionales de transparencia y legitimidad, de manera pacífica y sin contratiempos significativos. Por la decisión en las urnas, el presidente Daniel Ortega resultó reelecto con el 62,46 por ciento de los votos y la alianza encabezada por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ganó mayoría calificada o absoluta en la Asamblea Nacional al lograr 62 de los 90 escaños en disputa, mientras consiguió 13 de los 20 correspondientes a la representación nacional ante el Parlamento Centroamericano (Parlacén), validó el Consejo Supremo Electoral. A juicio del embajador de este país ante la OEA, Denis Moncada, "no se puede ocultar, y es difícil negar que en Nicaragua se está fortaleciendo la cultura cívica y democrática inclusiva y participativa para elegir a sus gobernantes". En su condición de soberano, el pueblo acudió libremente a ejercer sus prerrogativas "sin intervenciones militares, sin guerras, sin temores", recalcó diplomático en la más reciente reunión de ese organismo hemisférico. El informe de la Misión de acompañamiento de la OEA, presentado por el excanciller argentino Dante Caputo, reconoció que su monitoreo de control resultó semejante a los resultados emitidos aquí por el Consejo Supremo Electoral, advirtió Moncada. Nuestro pueblo, apuntó, espera también que los partidos políticos opositores actúen con cordura y madurez, respetando y reconociendo la voluntad de los ciudadanos. El gobierno, reiteró, buscará los consensos con los diputados recién electos a la Asamblea Nacional para aprobar las leyes necesarias que beneficien a todos los nicaragüenses, sin distingo de ningún tipo. En opinión del diputado nicaragüense Jacinto Suárez, vicepresidente del Parlacén, los resultados expresaron "que la gente no quiere guerra, la gente no quiere enfrentamiento, quiere trabajo, quiere paz, quiere solidaridad social, quiere construir su futuro". "Ningún pueblo atenta contra el mismo, no pidamos que el pueblo atente contra sí mismo", resumió el legislador en alusión de facciones políticas negadas a reconocer el saldo en las urnas. Indivisibles e inalienables A la luz de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de los pactos y protocolos internacionales en esa materia, la ejecutoria de la Administración sandinista denota un concepto esencial: el carácter indivisible e inalienable de las prerrogativas ciudadanas. Al decir de Ortega, no puede haber democracia sin paz y justicia social. Personas que nunca antes habían votado por el FSLN lo hicieron en esta oportunidad. Firmas encuestadoras previeron el desenlace cuando señalaron la visión mayoritaria de empresarios, trabajadores, estudiantes, jubilados, jóvenes y mujeres a favor de un gobierno capaz de ofrecer tranquilidad y bienestar. A mediados de agosto último, al iniciarse la campaña electoral, el cardenal Miguel Obando y Bravo, en mensaje al pueblo, estimó que el ejercicio del voto era el principal instrumento para influir en la marcha de los asuntos del país, como derecho y deber moral. El líder religioso señaló entonces que la paz no es simplemente la ausencia de guerra como la vivida aquí a fines del siglo XX; "la verdadera paz debe ir acompañada de justicia y solidaridad", insistió. Evaluaciones del Banco Mundial sobre el período 1998-2005 indicaron que el 46 por ciento de los nicaragüenses vivía en la pobreza en 2005, con un máximo de 68 puntos porcentuales en las zonas rurales y uno menor, del 29 por ciento, en las urbanas. Un escenario, tipificado así a grandes rasgos, fue el que recibió Daniel Ortega al iniciar su actual mandato en enero de 2007; de tal forma, la llamada restitución de derechos ciudadanos es eje central del Plan Nacional de Desarrollo Humano, aprobado por la Administración del FSLN sobre la base de un modelo cristiano, socialista y solidario. Dichos conceptos reemplazan las fórmulas neoliberales aplicadas por tres sucesivos gobiernos a partir de 1990 y "constituyen columna vertebral de una nueva fase de la revolución sandinista", aseveró el canciller, Samuel Santos, en la reciente Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El Plan Nacional de Desarrollo Humano tiene a su vez, como objetivo particular, impulsar el crecimiento económico y social, con incremento del empleo, soberanía e integración regional, unido a la reducción de la pobreza y la desigualdad, detalló el titular de Relaciones Exteriores. La restitución del derecho humano y constitucional de los nicaragüenses a la educación gratuita se refleja en un millón 821 mil 682 estudiantes matriculados sobre una población total de 6,5 millones de habitantes, ilustró el diplomático. Casi dos decenios de neoliberalismo significó, entre otros aspectos, un retroceso en términos educacionales; ello explica el empeño del Ejecutivo sandinista por universalizar la matrícula primaria de los escolares. Nos proponemos, explicó Santos, alcanzar la universalidad del sexto grado de primaria en 2012, y la del tercer año de segundaria en 2015. La restitución del derecho humano y constitucional a la gratuidad de la salud exhibe progresos concretos en indicadores como disminución de las muertes materno-infantil, atención a la infancia y personas discapacitadas, prevención del VIH/sida y de otras enfermedades infecto-contagiosas. Para la ministra del sector, Sonia Castro, el desarrollo de un modelo de salud familiar comunitaria, con la colaboración de Cuba, ampara el avance. El representante aquí de la Organización Mundial de la Salud, doctor Jorge Prosperi, informó que Nicaragua está inscrita entre las naciones latinoamericanas con posibilidades reales de aminorar las defunciones maternas en un 75 por ciento para 2015. Respaldan esas proyecciones el mejoramiento en las condiciones de vida de sectores históricamente vulnerables, el incremento del empleo y los salarios, así como las políticas de protección social, evaluó el experto en diálogo con la prensa. La cobertura institucional del parto, distinguió, aumentó de 51 por ciento en 2006 a 71 el año anterior, mientras que en 2011 el indicador sobrepasa los 80 puntos porcentuales. Recientemente la ONU otorgó el Premio América 2011 a la ministra Sonia Castro, por los saldos del proyecto Casas Maternas, destinado a la atención de gestantes con escasos recursos, residentes en localidades de difícil acceso. Tras la victoria electoral del FSLN en 2006, el Ejecutivo rescató esa estrategia que consiguió en los últimos cinco años bajar la mortalidad materna en 40 por ciento, explicó Castro. Entre los empeños favorables se inscribe también el Programa Amor, dirigido a menores de seis años de edad, en particular a niños y adolescentes de la calle y trabajadores en ciclo escolar, con el fin de restituirles derechos fundamentales, sustentó la funcionaria. Con un alza del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), Nicaragua se ubicó en 2010 a la cabeza de la región centroamericana, superó su cifra récord en atracción de inversiones foráneas e incrementó ingresos por ventas al exterior con diversificación de los mercados, avalan datos del Ministerio de Hacienda y del Centro de Trámites de las Exportaciones. Durante un reciente foro con empresarios extranjeros, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, opinó que la nación goza de estabilidad social generada por las políticas de consejo promovidas por el Ejecutivo. "Somos el país, valoró, con la mayor apertura económica y comercial de Centroamérica", lo cual se refleja en el aumento sostenido del PIB durante el último trienio. Dentro del proceso de transformación nacional, "los jóvenes y las mujeres constituyen la punta de lanza del modelo de la Democracia Directa, que es la esencia y la continuidad de la Revolución Sandinista", recalcó el canciller Santos en Naciones Unidas. No en balde se trata de privilegiar a las mujeres mediante el otorgamiento de microcréditos para fomentar negocios, la entrega de animales (vacas, gallina, cerdos) que permitan el sustento familiar y en la concesión de títulos de propiedad sobre terrenos y viviendas. Ortega confirmó que antes de finalizar el año llegarán a más de 154 mil las familias convertidas en dueñas de sus casas y parcelas en el transcurso de su actual mandato y la proyección para el siguiente es beneficiar a otras 150 mil. Nuestro modelo Cristiano, Socialista y Solidario, en el contexto de las graves crisis por las que atraviesan tanto los países desarrollados como los en vías de desarrollo, constituye una inspiración para un futuro cada vez mejor, sintetizó el canciller Santos. La carga de pobreza y subdesarrollo requieren de buenas políticas y esfuerzo sostenido, de sistemas políticos y gobiernos que tengan un compromiso esencial con las aspiraciones populares, comentó el ministro. "Puedo asegurarles que ese deber lo cumple con creces nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional", resumió el diplomático en el sexagésimo sexto período de sesiones de la Asamblea General de ONU. *Jefa de la corresponsalía de Prensa Latina en Nicaragua.

Descarga la aplicación

en google play en google play