Escúchenos en línea

Papa otorga permiso tácito para que Obando acepte dirigir Consejo de Reconciliación

Varias agencias. Desde Managua. | 14 de Marzo de 2007 a las 00:00
El cardenal Miguel Obando y Bravo aceptó encabezar el Consejo de Reconciliación y Paz, un ente paragubernamental que estará encargado de atender las demandas de los desmovilizados de la contrarrevolución, del Ejército y de los servicios de inteligencia. "Yo he aceptado en principio, en mi carácter personal, coordinar el Consejo de Reconciliación y Paz, considerando que el trabajo por la paz y reconciliación no puede esperar. Lo hice bajo el concepto amplio de política de la iglesia de trabajar por el bien común", informó Obando. En conferencia de prensa conjunta con el presidente Daniel Ortega, el cardenal Obando dijo contar con el apoyo tácito del Sumo Pontífice para aceptar la propuesta, dado que no se trata, dijo, de un cargo político ni partidario. "Esto no se trata de un trabajo partidario sino de un trabajo para la nación, especialmente para aquellos que han sufrido las consecuencias de los diferentes conflictos por los que ha pasado nuestro país y nuestra querida patria", agregó. Según Obando, "la decisión del Vaticano ha sido que se debe trabajar por la reconciliación de los nicaragüenses", sin especificar un sí o no como respuesta. El purpurado nicaragüense, a quien el jefe de Estado pidió dirigir el Consejo de Reconciliación, regresó la víspera del Vaticano, adonde viajó a fin de solicitar la autorización del Papa Benedicto XVI para asumir el cargo. El Papa, bajo cuya autoridad está el Cardenal Obando, recibió al ex arzobispo de Managua el sábado pasado. "Fue explícito en cuanto debemos de trabajar por la paz y la reconciliación del pueblo y también por la reconciliación de la Conferencia Episcopal", dijo el ex arzobispo de Managua, quien en la década de los 80 fue estrecho aliado de Estados Unidos en la guerra contra la Revolución Sandinista. El presidente Ortega ratificó que Obando trabajará sin goce de salario ni administrará fondos públicos, puesto que las recomendaciones que el cardenal realice serán ejecutadas por cada ministerio. Ortega explicó que el comité que presidiría Obando y Bravo sería un organismo autónomo en el que el gobierno tendría participación, pero no manejaría el presupuesto. Agregó que el gobierno se encargaría de ejecutar las obras que diseñara o recomendara el organismo, por medio de sus ministerios especializados en salud, educación, viviendas, cultura, deportes e infraestructura para los afectados por la guerra. Ortega instó a Estados Unidos a financiar el trabajo del Consejo, para que éste pueda mejorar las condiciones de vida de los desmovilizados de la guerra financiada por Washington contra la Revolución Sandinista en los años 80. "Yo quisiera que el gobierno de los Estados Unidos, que el presidente Bush, que ha dado este recorrido ahora por América Latina (...) tome en cuenta la responsabilidad que los EE.UU. tuvieron en esta guerra durante el gobierno del presidente (Ronald) Reagan", expresó el mandatario. "Bueno sería que EE.UU. aportara por lo menos unos US$300 millones para este fondo que permita construir las viviendas a estas familias, que permita darles crédito para que trabajen la tierra o para que trabajen la tierra o para que monten sus negocios", abundó Ortega. "Ojalá que Dios haga entrar en razón a los Estados Unidos, que gasta 400 mil millones de dólares en la guerra", sentenció. El presidente recordó que en los años 80, Washington burló las leyes (escándalo Irán-Contras), e incluso recurrió al narcotráfico, para conseguir los fondos y las armas para los contrarrevolucionarios que combatían al gobierno sandinista. "Así como invirtieron centenares de millones para la guerra, que ahora pongan de sus recursos para la paz. Sería una acción que nosotros aplaudiríamos", aseveró En opinión del líder sandinista, el gobierno norteamericano debería aportar al menos 300 millones de dólares al Consejo de Reconciliación y Paz, creado por su gobierno para atender las demandas de los desmovilizados de ambos bandos. "A estos miles de desmovilizados de la Resistencia (también conocidos como ex contras), que hoy están en la desgracia, que no los abandonen, y que aporten", recalcó Ortega, quien esta miércoles se entrevistó con el cardenal Miguel Obando.

Descarga la aplicación

en google play en google play