Escúchenos en línea

Navarro confirma prácticas oscuras en la concesión de indultos

| 15 de Marzo de 2007 a las 00:00
El primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, confirmó la existencia de prácticas no muy claras ni muy legales, en la escogencia de los reos aptos para el indulto, y puso como ejemplo más reciente, el listado que le remitió la actual Comisión de Derechos Humanos. Un incidente entre el diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Enrique Quiñónez, como presidente de la comisión, y una de sus asesoras que finalmente fue retirada de la comisión, revivió un viejo pero pendiente tema, que está sustentada por denuncias en voz baja, pero que la Asamblea –por alguna razón– no ha investigado a fondo. Según Navarro, en su calidad de primer secretario, rechazó el listado remitido por Quiñónez porque presentaba "fallas técnicas", y dio gracias a Dios por haberlo hecho, porque hubiese permitido "sacar a presos que cometieron crímenes atroces, violaciones o son parte del narcotráfico, y cuyos delitos no aplican para el beneficio del indulto". Navarro, también del PLC, fue delegado por el entonces presidente de la Asamblea, Arnoldo Alemán, para presidir una comisión especial que investigara la participación de asesores y hasta diputados, en el tráfico de indultos mediante el cobro de grandes cantidades de dinero, y así incluían a reos que no clasificaban. En esa investigación –dijo Navarro– se demostraron esas prácticas ilegales e ilegítimas. Cuando venían los informes del sistema penitenciario, en la Comisión modificaban las penas, si decía 24 años, borraban el dos o el cuatro. Si era un reo condenado por hurto, violación y rapto, entonces borraban los delitos más graves y dejaban el menor. Navarró agregó que los diputados en el plenario no podían detectar la maniobra, porque lo que entregaban eran fotocopias de los expedientes. Si bien los más mencionados como los culpables son los asesores y técnicos, Navarro aceptó esa es una práctica que no se puede hacer sin que el presidente de la comisión se de cuenta. Denunció además que muchas veces se le niega la información a los diputados miembros de la comisión, y que solo la maneja un grupo o un diputado. Cuando el dictamen está listo, se lo presentan a los diputados miembros de la comisión que, por la presión, se ven obligados a firmarlo.

Descarga la aplicación

en google play en google play