Escúchenos en línea

Honduras cierra sus alegatos en La Haya

Agencia EFE. Desde La Haya, Holanda. | 16 de Marzo de 2007 a las 00:00
La delegación de Honduras cerró este viernes la primera ronda de audiencias públicas en el contencioso sobre la delimitación marítima en el mar Caribe que le enfrenta con Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), argumentando que su postura es "justa" y "equitativa". El embajador de Honduras en Estados Unidos, Roberto Flores, explicó en los pasillos de la Corte que Honduras presentó hoy "argumentos muy sólidos" y consideró que su delegación demostró que "tanto la Historia como la Geografía" avalan la postura hondureña. Honduras defiende que la delimitación marítima con Nicaragua en el Caribe se ha mantenido a merced de un "acuerdo tácito" entre los dos países en el paralelo 15, en un punto a partir de la desembocadura del río Coco. Nicaragua rechaza esta postura "tradicionalista" y mantiene que esa frontera nunca fue fijada de manera oficial. Managua reivindica que el límite marítimo de ambos países en aguas caribeñas debe seguir una línea oblicua que toque en el Norte el paralelo 17. Según esa línea, el archipiélago conocido como Costa del Mosquito, sobre el que Honduras defiende haber mantenido hasta ahora su soberanía, se incluiría en la zona de control marítima de Nicaragua. El juez de Nueva Zelanda Kenneth Keith preguntó hoy a Nicaragua al final de la audiencia cuál sería su postura en este contencioso si esas islas estuviesen bajo su soberanía en lugar de bajo la hondureña. Nicaragua podrá contestar a esta pregunta bien por escrito o bien la próxima semana durante la ronda de réplicas. El embajador de Nicaragua en Holanda, Carlos José Argüello, dijo a EFE que la formulación de esa cuestión es "solamente una forma más que los jueces tienen para conocer las posiciones de las partes". Argüello aseguró que los argumentos expresados por Honduras durante esta semana "han sido los que preveíamos" y añadió que Managua "sigue siendo igual de optimista" que al principio de las audiencias. El abogado norteamericano David Colson, que cerró hoy la intervención hondureña, calificó la postura de Nicaragua de "agresiva" y la de Honduras de "generosa". Además, recordó ante los jueces un contencioso sobre la delimitación marítima entre Túnez y Libia en el que la sentencia de la CIJ fue favorable al primero y mantuvo que la postura tunecina era comparable a la hondureña en este litigio. Túnez defendía una línea divisoria basada en la tradición y en respetar los territorios marítimos sobre los que ambos países habían ejercido soberanía o concedido licencias de explotaciones petrolíferas. El miembro de la delegación hondureña y catedrático de Derecho de la Universidad de Alcalá, Carlos Jiménez Piernas, declaró a EFE que Tegucigalpa está "satisfecha" tras esta semana de alegatos. Remarcó que la línea divisoria que plantea Honduras "cumple perfectamente con todos los requisitos del Derecho Internacional y marítimo". Explicó que la postura hondureña "está fundamentada en la práctica" porque las dos partes "han aceptado tácitamente la línea divisoria en el Caribe a lo largo del paralelo 15". Añadió además que, como en cualquier litigio de delimitación marítima, hay intereses económicos de por medio y en este caso están en juego fundamentalmente recursos pesqueros y en menor medida de explotación de gas y petróleo. Sin ánimo de adelantarse a la decisión de los jueces, "que tienen la última palabra", expresó su convicción de que la Corte expresará una decisión favorable a Honduras. El embajador hondureño Flores puntualizó a EFE que con la decisión de la Corte "esperamos (...) una delimitación justa y encaminarnos a fortalecer la hermandad y cooperación" entre Nicaragua y Honduras.

Descarga la aplicación

en google play en google play