Escúchenos en línea

Informe completo CSE (lea o descargue archivo)

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El Estado de Nicaragua, en resguardo y garantía de la paz y estabilidad de la nación, culminó el reciente proceso electoral, en el cual se eligió de manera democrática, libre, directa, secreta e igualitaria a sus autoridades nacionales conforme a las reglas prescritas en la Constitución Política de la República y la Ley Electoral. En vista que la verdad sobre los resultados del proceso electoral está siendo cuestionada y amenazada por algunos minúsculos sectores que en actitud anti-democrática pretenden desacreditar y manipular los resultados del proceso electoral, el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, considera importante reseñar, que los hechos acaecidos antes, durante y después del 6 de noviembre, se produjeron en el marco de la legislación vigente y sobre la aspiración cada vez más creciente de los nicaragüenses de fortalecer día a día la paz y la Reconciliación. El Proceso Electoral nicaragüense ha sido reconocido dentro de los estándares internacionales establecidos y aceptados como válidos para asumir como legítima la elección popular de Presidente y Vice Presidente, Diputados Nacionales, Diputados Departamentales y Diputados al Parlamento Centroamericano. Este documento contiene datos y elementos suficientes para la comprensión de lo acontecido en el proceso electoral en sus dimensiones jurídica, política e institucional. Es claro, que como corolario de las acciones desestabilizadoras de estos sectores en contra del magno ejercicio cívico-democrático que el pueblo nicaragüense desarrollara este 06 de noviembre, se encuentra escalar sus acciones en la búsqueda de erosionar nuestras instituciones, con el ánimo de deslegitimar la voluntad popular representada en los resultados de este proceso electoral. En el marco de la democracia representativa, y en el juego democrático que se desarrolla en el seno de la misma, es comprensible que alguna organización política acuda al fútil expediente de no aceptar los resultados del escrutinio que no le han favorecido e inmediatamente descalificarlos. En el rejuego de la democracia lo que no puede admitirse en modo alguno es el que se desborden los límites del orden público y se cree el caos y el desasosiego de los ciudadanos, que ya han tomado una decisión insoslayablemente mayoritaria, de continuar trabajando y transformando al país en una Nación próspera, en paz y unidad nacional. Algunos sectores políticos anti democráticos que no han sido favorecidos con el voto popular, han hecho, y mantienen aún, desmedidos esfuerzos por imponer, incluso reñidos con la ley, resultados electorales que no se corresponden con la realidad jurídica irrefutable y contundente que ha sido sostenida por la voluntad del pueblo de Nicaragua, unas veces manipulando y otras veces desconociendo los informes oficiales de las autoridades electorales, quienes tienen de manera exclusiva constitucional y legalmente asignada la competencia para dar a conocer el resultado del escrutinio. El Consejo Supremo Electoral, pone a disposición de la ciudadanía nicaragüense y la comunidad internacional este informe que describe y define de forma clara el proceso electoral en sus diversos signos, poniendo en evidencia los ataques y planes perniciosos de los que se anteponen a la voluntad popular, realizados antes, durante y después de celebrado el proceso electoral en nuestro país. DESCARGUE O LEA EN LÍNEA EL DOCUMENTO ÍNTEGRO (word)

Descarga la aplicación

en google play en google play