Escúchenos en línea

Gaspar García cumple 33 años de caído en combate

Tuilla, Asturias. Por Aitana Castaño. La Voz de Asturias. | 11 de Diciembre de 2011 a las 00:00
El 11 de diciembre de 1978 los destinos de Tuilla, Asturias, y Nicaragua se unieron para siempre gracias a un luchador "cuyo nombre evoca libertad": Gaspar García Laviana. El misionero, criado en el pueblo de Tuilla a donde llegó desde Les Roces (San Martín del Rey Aurelio), fue asesinado en combate hace este 11 de diciembre la cifra exacta de treinta y tres años. Vecinos de Tuilla, sacerdotes –como él mismo–, y responsables políticos del PSOE y de IU de Langreo rindieron, el sábado un homenaje al Comandante Martín, su apodo guerrillero, con flores y versos en su recuerdo. Fue en el monolito que recuerda al misionero asturiano, junto a la puerta del Colegio Regino Menéndez Antuña. Las gaitas hicieron los honores en un acto organizado por la Asociación Cantoría Gaspar García Laviana. "Queremos rendir un sencillo tributo a Gaspar, al cura, al poeta, al guerrillero, al amigo. Es un deber moral que tenemos con él, con su memoria, con su trabajo y con lo que aún significa en Nicaragua, su tierra adoptiva", apuntan los responsables de colectivo cultural. Lidia Fernández fue la primera persona en tomar la palabra en el acto en memoria de García Laviana y aseguró que "no sabemos si nos llamaría a rebelarnos en esta sociedad donde obscenamente crece el desempleo y la pobreza". "Existen dos salidas para esta situación en la que estamos, hundirse en la miseria o adquirir conciencia y luchar, creo que esta segunda opción sería, sin duda, la que elegiría Garpar García Laviana", explicó Fernández, presidente de la Asociación Asturiana que lleva el nombre del misionero fallecido. En la junta directiva del colectivo también se encuentra Javiera García Cuetos, que leyó una carta muy emotiva en la que agradeció a García Laviana que "diera su vida por la libertad de Nicaragua. Gracias por tu valentía y generosidad". Javier García Cuetos recordó los titulares de los periódicos con los que la triste noticia llegó a España: " Cura sandinista muere en El Infierno", rezaban aquellas letras impresas que nunca pudieron olvidar ni quienes querían y seguían a Gaspar ni los que defienden los mismos derechos y libertades que él defendió hasta su muerte. Gaspar cayó en combate siendo el Comandante Martín y dirigiendo la columna Benjamín Zeledón. La revolución sandinista por la que dio la vida triunfó tan solo seis meses después con el ascenso al poder del Frente Sandinista de Liberación Nacional. La vinculación de García Laviana a la revolución nicaragüense fue clave para que el FSLN contara con el apoyo de muchos católicos. De él se decía que era "el primero en entrar en combate y el último en retirarse". En la actualidad colegios, hospitales y bibliotecas del país centroamericano llevan el nombre del misionero de origen asturiano al que se homenajeó en Tuilla.

Descarga la aplicación

en google play en google play