Escúchenos en línea

Delegación nica prepara su respuesta a Honduras en el juicio de La Haya

| 17 de Marzo de 2007 a las 00:00
El doctor Carlos Argüello Gómez, jefe del equipo de juristas que representan a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, anunció que entre lunes o martes, la delegación nicaragüense volverá a comparecer ante el tribunal, esta vez para responder a los argumentos de Honduras, basados en inventos y mentiras, sobre la frontera marítima entre ambos países en el Caribe Norte. Este viernes, (ver nota aparte) Honduras culminó la presentación de sus argumentos, después que la semana pasada hizo otro tanto Nicaragua. "No hubo ninguna sorpresa por parte de Honduras. Los alegatos repitieron los mismos argumentos de siempre, los argumentos que utilizaron en la fase escrita. Los representantes de Honduras, terminaron de hacer su trabajo, y nosotros estamos aquí, trabajando fuertemente este fin de semana, porque tenemos que responder a esos argumentos el próximo lunes o el martes", explicó el doctor Argüello, quien en 1987 ganó la demanda contra Estados Unidos en La Haya. El diplomático nicaragüense informó que todo su equipo está muy optimista con el fallo del Tribunal, que se espera lo dicte entre septiembre y noviembre de este año. No ha habido ninguna sorpresa y no hay nada en particular de lo cual nos tengamos que preocupar, insistió. "Lo que nosotros ya sabíamos, digamos básicamente, es qué es lo que está en juego y cuáles son los argumentos de los hondureños, eso es lo que ellos están alegando, y esos argumentos pueden ser fácilmente rebatibles", agregó. Como el evento más destacado, el doctor Argüello Gómez citó "un par de detallitos injustificados y sensacionalistas, fácilmente refutables", que presentó Honduras. Entre ellos, citó que el norteamericano David Colson, supuesta estrella del equipo hondureño, ni siquiera sabe donde queda el puerto de Cabo Gracias a Dios, y hasta manifestó a los jueces que no pudo encontrarlo en los mapas a los cuales tuvo acceso. "El lunes yo le voy a explicar con documentos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, donde él trabajó, en dónde queda ese puerto", advirtió Argüello Gómez. También acusó a los hondureños de falsos, porque mencionaron como argumento que el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centro América, está incluido explícitamente el reconocimiento de la soberanía de Honduras sobre el territorio marítimo entre los paralelos 15 y 17. "No existe ningún tratado que haya sido aprobado por Nicaragua que contenga el reconocimiento al paralelo 15 como frontera marítima. Eso no existe. Es una falsedad y la vamos a demostrar. Allí, en esa acción, está plasmada la forma de proceder de Honduras", argumentó. También descalificó la manida premisa de que hay un tácito reconocimiento de Nicaragua a su soberanía a partir del paralelo 15. Lo que pasa, dijo Argüello, que como no tienen manera de demostrarlo, entonces recurren una y otra vez a eso de tácito. A su juicio, si la Corte aplica el principio internacional de equidad, deberá establecer el límite al norte de la línea que pretenden los hondureños. "Es la Corte es la que va a determinar la línea. La Corte puede decidir si la frontera es la que señala Honduras (paralelo 15) o la que señala Nicaragua (paralelo 17) o puede escoger una tercera", explicó. El abogado nicaragüense también desbarató el invento hondureño de que los islotes ubicados en la zona, son zonas habitadas por ciudadanos hondureños. Primero, dijo, eso es imposible porque la naturaleza no permite condiciones de vida humana en esas peñas, y segundo, porque si así fuera, quedan a sólo 50 kilómetros de las costas de Nicaragua. Hasta finales de los años 8º, "lo único que se daba por allí era alguna pesca de tortuga que hacían habitantes de las islas de Caimán, los cuales realizaban esa labor amparados en un acuerdo existente entre Gran Bretaña y Nicaragua", recordó el embajador Argüello. También aseguró que esos peñascos a veces están visibles y a veces cubiertos por las aguas del Caribe. "Hay algunas que tienen mucho tiempo de estar allí, pero aun esas no pasan de tener el tamaño de algunos campos de fútbol. No llegan ni a un décimo de un kilómetro cuadrado, y tradicionalmente han sido usadas como puntos de descanso por pescadores de todos lados, pero nicaragüenses, especialmente", abundó el diplomático nicaragüense. "Los actos de soberanía que hay en esas zonas por parte de Nicaragua son muy pocos. En los años 80, Honduras empezó a inventar, y llegó a incluir en su Constitución de 1982 a uno de esos cayos, y a partir de ese momento empezó a fabricar actos posesionarios", concluyó el embajador Carlos Argüello Gómez.

Descarga la aplicación

en google play en google play