Escúchenos en línea

Presentan evidencias de daños causados al río San Juan

Managua. PL. | 17 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Un total de 66 folios judiciales acreditan este sábado los testimonios de ciudadanos nicaragüenses sobre los daños que provoca Costa Rica al río San Juan, por la construcción de una carretera paralela a la cuenca hídrica.

Según reporta El Nuevo Diario, la jueza de Distrito Civil de Río San Juan, Alba Marina Vargas, asentó y dio lugar al informativo de memoria perpetua, con evidencias presentadas por 13 pobladores de la demarcación en riesgo, ubicada al sur del país.

Entre los denunciantes hay miembros de la Fundación Amigos de Río San Juan, la Fundación Reserva Esperanza Verde (Fundeverde), la Universidad Martín Lutero y la Junta Directiva del Consorcio Gaspar, que aglutina a 22 organizaciones no gubernamentales y ambientalistas locales.

En su mayoría son habitantes ribereños y de comunidades fronterizas de Nicaragua con la vecina Costa Rica, precisa el reporte.

La jueza certificó la memoria perpetua, notificó al representante de la Procuraduría General de la República en la zona, José Ramón Gutiérrez, y entregó copia a los solicitantes del acto, reseña el rotativo.

Varios de los testigos, quienes sirven de guías a turistas nacionales y extranjeros, señalaron los efectos inmediatos, a mediano y a largo plazo sobre la flora y la fauna, pues ya se observan las migraciones de aves y mamíferos hacia la Reserva Indio Maíz, alerta la publicación.

También en San Carlos, cabecera del departamento de Río San Juan, el Consorcio Gaspar y su membresía, compuesta por 22 organizaciones locales, dieron cuenta del estrago.

Desde 1990 esa agrupación trabaja en labores ecologistas en el Corredor Biológico Mesoamericano, la Reserva de Biosfera de Río San Juan y la Reserva de Biosfera Agua y Paz.

La construcción de la carretera costarricense destruye miles de hectáreas de bosque lluvioso que bordea la margen derecha del curso del río, violando las más elementales normas de protección de cuencas y cuerpos de agua, indicaron los ambientalistas.

Según reiteraron, la ejecución atenta contra la fauna silvestre y acuática, por las miles de toneladas de sedimentos que se arrastran por los drenajes del vial.

La membresía del consorcio Gaspar demandó al gobierno de Costa Rica detener el proyecto de inmediato y que subsane el daño causado por la obra, destaca El Nuevo Diario.

El río San Juan, recordaron "es un patrimonio de la humanidad", donde miles de especies silvestres de plantas y animales viven en un ecosistema en equilibrio, que puede ser destruido de manera irreversible.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play