Escúchenos en línea

Ambientalistas ticos y nicas sobrevuelan el San Juan

Managua. PL. | 20 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Ambientalistas de Nicaragua y Costa Rica sobrevolarán este martes el río San Juan para fotografiar los daños al torrente fluvial y humedales aledaños, por la construcción de una carretera tica de 120 kilómetros.

El rotativo La Prensa señala que el objetivo es aportar mayores evidencias a la demanda interpuesta ante la sala Cuatro de lo Constitucional de Costa Rica.

La presidenta de esa nación, Laura Chinchilla, tiene hasta mañana para responder sobre el recurso interpuesto en su contra por la ejecución del vial.

Según anunció Alberto Cabezas, presidente de la Fundación Mundial Déjanos Vivir en Paz, adicionarán a la demanda 63 páginas en las que solicitan a la sala constitucional de Costa Rica una inspección ocular y medidas cautelares que impidan la continuación de la obra.

Los defensores del medio ambiente reclaman, además, que las autoridades costarricenses brinden información a la ciudadanía de ese país sobre lo ocurrido en el área limítrofe vinculada al río.

A juicio del presidente del Foro Nacional de Reciclaje, Kamilo Lara, el perjuicio provocado hasta el momento resulta irreversible y carece de fundamento la denuncia por difamación formulada por el gobierno costarricense ante la Organización de las Naciones Unidas.

"¿Difamar es evidenciar a través de los medios de comunicación el daño, el ecocidio, la barbarie ambiental que están haciendo?", cuestionó el experto, citado por La Prensa.

Sobre el tema también se pronunció en esta capital el Consejo Nacional de Universidades, mediante su titular, el ingeniero Telémaco Talavera, quien expuso los perjuicios evidentes a la reserva de Biosfera Indio Maíz, por el deterioro de la calidad del agua.

En sus siete mil 677 kilómetros cuadrados dicha demarcación alberga una gran diversidad de ecosistemas representativos del bosque tropical húmedo y humedales, marismas, lagunas costeras y estuarios, indican evaluaciones académicas.

Constituye por tanto un reservorio genético de especies botánicas y de fauna escasas o desaparecidas en otras partes del trópico mesoamericano.

El CNU demandó el cese de la carretera en la ribera sur del río, lamentó la violación de protocolos internacionales sobre protección de humedales, argumentó el irrespeto de las normas de ingeniería y señaló la ausencia de estudios y programas de gestión ambiental.

Con el título "Depredación tica empieza a mostrar efectos", El Nuevo Diario refleja la ruptura del habitat de peces que suelen encontrarse en los rápidos de los ríos de las áreas caribeñas y del norte costarricense.

Para el vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, "es verdaderamente penoso que un gobierno que ha gozado de un prestigio de civilidad y de amor hacia la naturaleza y su protección, cometa un crimen tan atroz contra la naturaleza", cita El Nuevo Diario.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play