Escúchenos en línea

Temen fuerte impacto ambiental por carretera tica

San José. RLP / Semanario Universidad. | 20 de Diciembre de 2011 a las 00:00

El gobierno tico se saltó, a punta de decretazos, todas las regulaciones en materia ambiental para construir la carretera en la margen derecha del Río San Juan de Nicaragua, según indica un artículo del semanario tico Universidad publicado el 1 de noviembre.

A continuación, el texto íntegro publicado por el Semanario Universidad:

Temen daños ambientales en carretera que construyen paralela al San Juan

Ambientalistas y personas afines a la protección de los recursos naturales temen que la carretera que el Gobierno construye paralela al Río San Juan provoque un fuerte impacto ambiental y que al final el "remedio resulte peor que la enfermedad".

La ruta, proyectada por la administración de la presidenta Laura Chinchilla en el contexto del diferendo fronterizo con Nicaragua, afecta áreas ecológicas y una amplia zona de biodiversidad consideradas "estratégicas" y de enorme importancia por los defensores del ambiente.

El proyecto se desarrolla al amparo de un decreto de emergencia (36440) que Chinchilla emitió el pasado 21 de febrero y fue publicado en el diario oficial "La Gaceta" el 7 de marzo.

Este decreto permite a varias instancias del Estado, incluido el Ministerio de Transportes y el Consejo Nacional de Seguridad Vial, operar bajo un régimen de excepción, lo que posibilita saltarse una serie de tramitologías y requisitos de acatamiento obligatorio en otras condiciones.

¿Se han hecho estudios profundos de impacto ambiental en el caso de la carretera en la zona del San Juan? ¿En realidad vive Costa Rica una emergencia, si en marzo la Corte de La Haya dictó medidas cautelares y las tropas nicaragüenses abandonaron hace tiempo el territorio de isla Calero-Los Portillos? ¿Hay conciencia del impacto de la ruta en una zona de enorme importancia ambiental como es la cuenca binacional de San Juan?

Esta y otra serie de preguntas rondan en la mente de varios ecologistas y defensores ambientales quienes no ocultan el temor de que la carretera provoque serios daños a los sistemas protegidos de la zona e incluso más bien brinde armas a Nicaragua contra Costa Rica, en el contexto del diferendo que estalló en octubre del año pasado.

Para el geólogo Allan Astorga, cualquier proyecto, como el que se impulsa en la frontera con Nicaragua, conlleva riesgos en materia ambiental. Por esa razón, dijo a UNIVERSIDAD: "debe desarrollarse e implementarse bajo un efectivo sistema de gestión ambiental para evitar que genere daños".

El abogado ambientalista y profesor de la UNIVERSIDAD de Costa Rica, Álvaro Sagot, también expresó el recelo en torno al proyecto, ya que se desconoce si se impulsa bajo conceptos claros de viabilidad ambiental.

"Es tan simple y sencillo. Vía decreto está eximiéndose de presentar estudios de impacto ambiental necesarios. Nadie puede decir que no hay o habrá ningún impacto sobre la biodiversidad", comentó.

Nicolás Boeglin, especialista en derecho internacional, recordó que en la región del San Juan hay corredores biológicos protegidos por ley.

"Es una zona vulnerable desde el punto de vista ecológico. Para hacer una carretera hay que tener ciertos cuidados", indicó.

La vicepresidenta del Tribunal Ambiental, Yamileth Mata, admitió que incluso desconocía que se estaba construyendo la vía y no descartó una eventual intervención de la instancia para verificar la viabilidad de la obra.

Por su parte, el Secretario General de la SETENA (la Secretaría Técnica Nacional Ambiental), Uriel Juárez, dijo a UNIVERSIDAD que esta instancia no ha recibido ninguna consulta ni pedido de criterios sobre la carretera y los posibles riesgos.

"Aquí no se recibido ninguna solicitud o pedido de criterio", indicó.

El director del Área de Conservación Tortuguero, Luis Rojas, dijo que esa dependencia del SINAC "ha tenido alguna participación en casos de consulta", en el tramo de unos 30 kilómetros bajo su jurisdicción. "Toda obra acarrea sus riesgos", comentó a este semanario.

Miguel Zamora, subdirector del Área de Conservación Arenal-Huetar Norte, informó que esa dependencia realiza una "investigación de oficio" para verificar lo que ocurre en su sector. "No hemos sido consultados sobre este proyecto", aseguró.

Mauricio Álvarez, de Kioscos ambientales de la Universidad de Costa Rica, así como Gino Biamonte, director del grupo ecologista APREFLOFAS, también manifestaron su temor. "Es una zona demasiado sensible y vulnerable", dijeron por separado.

El diputado Claudio Monge, del Partido Acción Ciudadana (PAC), advirtió: "estamos investigando, no voy a permitir que se provoque un desastre ambiental", alertó.

(Fuente: http://www.semanario.ucr.ac.cr/index.php/noticias/pais/4798-2011-11-02-06-04-05.html)

 


Descarga la aplicación

en google play en google play