Escúchenos en línea

Padre Miguel d´Escoto lanza manifiesto por la vida

Managua. PL. | 21 de Diciembre de 2011 a las 00:00

El siglo XXI da visos de convertirse en el de mayores atrocidades cometidas por seres humanos a lo largo de la historia, con graves amenazas de distinta índole, denunció este miércoles el padre Miguel d´Escoto.

Mientras exista capitalismo no lograremos erradicar el hambre y la pobreza extrema de este mundo, señaló el sacerdote católico y excanciller de Nicaragua, en "Manifiesto para el siglo XXI, por la Paz y la Vida".

No sería cierto decir que el hambre y la pobreza son nuevos problemas en el mundo. Tampoco que el capitalismo inventó el egoísmo, la diferencia es que hoy contamos con los medios para erradicar esos males, estimó.

El capitalismo es la ideología que engendra los niveles de codicia e insensibilidad social que impiden la formación de la voluntad política para eliminar tales flagelos, expresó el también presidente de la 63 Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (2008-2009).

El pronunciamiento del presidente del Capítulo Nicaragüense de En Defensa de la Humanidad está inspirado en la conmemoración este 21 de diciembre de los 500 años del célebre sermón de Fray Antonio de Montesinos contra el colonialismo español en América Latina.

Estamos en una situación peor que la descrita por fray Montesinos hace varios siglos, comentó d´Escoto a Prensa Latina, al explicar los motivos de su artículo.

Es evidente, señala el texto, que mientras existan países con sueños y prácticas imperiales, de Full Spectrum Dominance, y de consolidar a cualquier precio su aspiración de imperio planetario, nunca lograremos la paz que los pueblos, con toda justicia, nos reclaman.

Los altísimos niveles de pobreza y de hambre constituyen el más serio pecado de la humanidad hoy; es decir, el más serio quebrantamiento de la ley suprema del amor, que no admite de excepciones ni exclusiones por las razones que fueren; sin embargo no son, ni mucho menos, las únicas fallas morales que amenazan con destruirnos a todos, alertó.

Estados Unidos, la mayor superpotencia, utiliza su influencia, capacidad de intimidación y poderío militar para contrarrestar los esfuerzos de quienes luchan por lograr solidaridad, justicia, paz y amor como normas del comportamiento nacional e internacional, opinó.

Sin temor a equivocarnos, indicó, las políticas, metas y principios de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, del sionismo y de la OTAN "representan el mayor peligro para la vida en la Tierra y para la especie humana en particular", dijo el excanciller.

Estoy invitando, precisó, a que iniciemos un gran ecumenismo ético-práctico, construido en forma incluyente, en defensa de la paz, del amor, de la justicia, del respeto a los derechos de la Madre Tierra, de la humanidad.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play