Escúchenos en línea

Otro año de victorias

Managua. Por Adolfo Pastrán Arancibia, Informe Pastrán. | 23 de Diciembre de 2011 a las 00:00

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, no solamente ganó las elecciones del pasado 6 de Noviembre, sino que consolidó su estrategia política en el gobierno para convertir al FSLN en una maquinaria en todas las estructuras del estado, reduciendo a sus opositores en el Parlamento; mientras el país avanzó económica y socialmente.

Hasta sus más duros críticos han comenzado a reconocer que en el último quinquenio se ha reducido la pobreza extrema. La encuesta de Medición del Nivel de Vida de 2009 indica que la pobreza extrema pasó de 48.3 a 42.5 por ciento desde el 2005, lo cual representaría un avance social extraordinario, ya que más nicaragüenses estarían comiendo un poco más que antes. Estos son los datos al final del gobierno de Enrique Bolaños y se supone que deben ser mejores en la administración sandinista.

Se le reconoce a Ortega que ha sabido manejar macroeconómicamente el país dándole estabilidad, en medio de los elogios del sector privado y de los organismos financieros internacionales hacia su Gabinete Económico, porque ha generado confianza entre los inversionistas extranjeros.

Incluso, esta semana se reunió el mandatario en privado con destacados empresarios nacionales quienes le pidieron siga siendo prudente en el manejo de la economía del país, sobre todo porque en el 2012 el país debe discutir una reforma fiscal, una reforma al INSS, negociar un nuevo acuerdo con el FMI, y un nuevo salario mínimo.

Los indicadores y resultados de la actividad económica no pueden ser mejores. Este año, contra pronósticos, el Producto Interno Bruto (PIB) subió 4,5%, reconocido tanto por organismos multilaterales como la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas, dejando atrás los efectos de la crisis económica mundial del 2009. Incluso es el crecimiento más robusto del istmo.

El economista y representante de Nicaragua ante el BID, Francisco Mayorga, siempre ha sido más entusiasta y cree que podremos cerrar el año con crecimiento del 5%.

Funcionarios del gobierno aseguran que una de las claves del éxito son las políticas estatales de inclusión económica, mediante fórmulas como el bono productivo y el programa Usura Cero.

Desde su creación en julio de 2007 hasta la fecha, Usura Cero proporcionó alrededor de 156 mil créditos para beneficio de unas 100 mil mujeres, con tasas blandas y cuotas de amortización favorables, que han permitido la creación de nuevo empleo. El gobierno ha ofrecido extender dicho programa en la siguiente administración hasta en 500 mil mujeres.

Para el gobierno sandinista, cuyo pilar se fundamenta es un modelo cristiano, socialista y solidario, lo fundamental es la redistribución de la riqueza para reducir las brechas entre ricos y pobres y en eso juega un papel fundamental el programa Hambre Cero que ha beneficiado a miles de familias campesinas pobres y la entrega de miles de títulos de propiedad.

Los adversarios del sandinismo no ven o no quieren ver estos aspectos en el que se basa la administración de Daniel Ortega y que está cambiando socialmente al país. No son más los tiempos de los "30 años conservadores", cuando se acaparó tierra fértil y se creó el latifundismo; ni los años del somocismo cuando Anastasio Somoza era el dueño de casi todo individualmente y lo acusan de usar los recursos partidariamente para beneficiar a allegados y enriquecerse personalmente.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, llamó a los sandinistas a seguir trabajando por el bien común en el 2012, destacando que deben "protagonizar todos los espacios desde esa Conciencia, en nuestra lógica Cristiana, Socialista y Solidaria; participar plenamente en todos los procesos de proposición, discusión y decisión; trabajar para promover más Equidad, Justicia, Armonía y Paz Social, desde nuestra idiosincrasia, desde nuestros Valores y Creencias, desde nuestra Religiosidad, Dignidad, Derechos y el Compromiso de Tranquilidad, Seguridad y Bienestar en la Vida de Todos".

Además, los exhortaba a "fortalecer la Tolerancia, el Diálogo, la búsqueda de Entendimiento, y las Alianzas y Consensos, entre todos los sectores y actores políticos, económicos y sociales" y por supuesto "fortalecer el Modelo Cristiano, Socialista, Solidario, de Mayorías Protagonistas y Complementarias en todos los Campos de la Vida", sin olvidar que se debe "priorizar la Satisfacción Ciudadana como meta. Medir y constatar periódicamente, con el pueblo, esa satisfacción".

Recientemente, el Viceministro de Hacienda, Iván Acosta dijo a Prensa Latina que Nicaragua dedicó en 2011 casi el 55 por ciento del Presupuesto General de la República al gasto social y a programas productivos para el combate frontal contra la pobreza.

A la par de estos programas, el FSLN centró su atención en proveer servicios de salud y educación públicas gratuitas, en proyectos socioeconómicos para incorporar a sectores excluidos, y de expansión energética a fin de proporcionar bienestar a las familias y estabilidad a la gestión productiva, que el gobierno proyecta insistentemente para que la población compare la administración de los pasados gobiernos liberales y la actual administración sandinista.

A partir del 2012 el gobierno ejecutará 75 millones de dólares prestados por el BCIE, destinados al Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (PNESER), de un total de 400 millones de dólares que comprende el plan, para llevar electricidad a los lugares más recónditos del país e incrementar la cobertura actual del 66% de la población al 90% en el 2016.

Además el gobierno ha logrado este año aumentar la recaudación fiscal en unos tres mil millones de córdobas (más de 133,3 millones de dólares) por encima de lo previsto. Adicionalmente se redujo la deuda interna y con ello el riesgo país.

El turismo aportará al país 389 millones de dólares este año, muy por encima de lo logrado el año pasado, con un millón 40 mil turistas, arriba del 2,8% del año anterior. Esto en gran medida es gracias a la imagen internacional de que Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica y porque se ha proyectado mejor como destino turístico mundial. Fue el año en que Nicaragua sobresalió en decenas de revistas de prestigio mundial.

En educación, fundamental para salir de la pobreza, los responsables de dicha cartera dicen que alcanzaron record en retención escolar. Solamente en primaria este año se llegó al 92% de retención escolar, con el esfuerzo gubernamental de la Merienda Escolar, miles de mochilas escolares y miles de zapatos que fueron entregados a miles de estudiantes de zonas pobres. Ya no se diga las miles de becas para estudiantes y el reciente estipendio a los graduados bachilleres.

Se logró también este año finalizar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con la cual el gabinete económico analizará el estado de la economía y de las finanzas nacionales en Marzo próximo año y todo hace indicar que el país procurará lograr el aval de este importante organismo. Nicaragua cumplió sus metas ante el FMI y fue calificada satisfactoriamente y el directorio del FMI ha aprobado la Séptima y última revisión del programa de Servicio de Crédito Ampliado.

Se suma el crecimiento de las exportaciones, que colocaron a Venezuela como el segundo destino, con un crecimiento interanual del 12,48 por ciento e ingresos superiores a los 279 millones de dólares.

Hasta la fecha las ventas totales al exterior totalizan unos 2 mil 235 millones de dólares, con destino fundamentalmente a Estados Unidos, Venezuela, Canadá y Centroamérica, de acuerdo a cifras oficiales del Centro de Tramites de las Exportaciones (Cetrex).

El Gerente General del Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI) de la empresa privada, Roberto Brenes, aduce que estas metas se lograron gracias a los altos precios internacionales de sus principales productos y a la diversificación de sus mercados. Esa cantidad, con la que Nicaragua por primera vez supera la barrera de los 2.000 millones de dólares en ventas al exterior, supera los $1.920 millones del año pasado, que era hasta ahora la cantidad más alta en la historia de este país.

Las exportaciones del sector ganadero se han incrementado significativamente hasta alcanzar los 600 millones de dólares, un 25% más de lo que se exportó durante el año pasado, expresó Solón Guerrero, Presidente de la Federación de Asociaciones de Ganaderos de Nicaragua (Faganic).

Las exportaciones del sector Zonas Francas podrían superar fácilmente los 2 mil millones de dólares, informó el Delegado Presidencial para las Inversiones, Álvaro Baltodano. De acuerdo a Baltodano, de esta cifra, los textiles podrían estar representando, 1 mil 450 millones de dólares; arneses para vehículos 400 millones de dólares; zapatos 30 millones de dólares; tabaco 90 millones de dólares; completándose los 2 mil millones con otros sectores de zonas francas como el banano, los camarones y el aceite de palma. El funcionario destacó que el sector más importante sigue siendo el textil, el cual creció hasta el mes de octubre un 40% en relación al año pasado. Otro punto importante que señaló fue la generación de empleos, el cual ronda actualmente en los 97 mil puestos de trabajo.

Hace 5 años Nicaragua exportaba 1800 millones de dólares y hoy está exportando arriba de 4 mil millones de dólares. Más del doble, es decir, el 120% aproximadamente en relación a hace 5 años es el crecimiento que ha tenido las exportaciones nicaragüenses.

¿Y qué decir de las inversiones extranjeras directas? Estas serán por el orden de los 900 millones de dólares, en el ramo de telecomunicaciones, generación eléctrica, entre otros, de capitales norteamericanos, brasileños, mexicanos.

La relación con los organismos financieros fue inmejorable para el gobierno sandinista. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apuntaló sus programas sociales. Este año desembolsaron 157 millones de dólares, de los cuales 112 millones corresponden a préstamos de inversión que provienen del Fondo de Operaciones Especiales del BID y del capital ordinario del Banco. La distribución de los fondos se ha establecido dando prioridad a los sectores de Transporte con el 25% de los recursos; Energía con el 20%; y Salud y Proyección Social con el 30% de los recursos.

El BID ha entregado cantidades de recursos record a la administración sandinista. En los últimos cinco años las asignaciones anuales entre el 2007 y el 2012, han totalizado 835 millones de dólares, lo cual ubica al BID como una de las principales fuentes generadoras de recursos para financiar proyectos importantes de desarrollo económico y social en Nicaragua. Esos montos se han distribuido en 642 millones para proyectos de inversión y 193 millones en apoyo presupuestario. Y para el 2012 el BID ha aprobado otros 234.5 millones de dólares.

Y nuevas inversiones afloran. Arrancó el mega proyecto hidroeléctrico de Tumarín, las de la mega refinería venezolana El Supremo Sueño de Bolívar y el fortalecimiento del sector minero. Solamente este año, según datos de la Cámara Minera de Nicaragua, sus exportaciones fueron por el orden de los 350 millones de dólares.

Al tomarse en cuenta los recursos de la cooperación venezolana, el acuerdo petrolero a generado unos 2 mil 500 millones de dólares en los últimos cinco años, que le ha permitido al gobierno impulsar obras y proyectos de impacto social inmediato como reparaciones de calles, mejoras en escuelas, entregas de títulos de propiedad, rehabilitación de carreteras, repartición de miles de laminas de zinc a través del Plan Techo que ha permitido que miles de hogares tengan un techo más seguro, hasta en los lugares más recónditos del territorio, entre otros.

Para el 2012 el panorama económico y social que ofrece el gobierno sandinista es de mejoría.

En la costa del pacifico podría comenzar a funcionar en todo su esplendor el proyecto privado turístico de Guacalito de la Isla, del Grupo Pellas y en la Costa Caribe inversiones españolas en Bluefields, Corn Island y otros cayos, en donde se anuncia la construcción de marinas para atraer turistas del caribe; además de la expansión millonaria de las empresas telefónicas que operan en el país, sobre todo América Móvil o Claro y la Telefónica de España, que prometió desarrollar 100 millones de dólares adicionales, por citar algunas.

A pesar de haber ido a elecciones no se vivió ninguna incertidumbre económica, ni fuga de capitales como si ocurrió en el 2001 y en menor medida en el 2006.

Contrario a ello el gobierno y el sector privado montaron foros para atraer inversionistas extranjeros con incentivos fiscales y otros beneficios y participó en eventos internacionales, que comenzaron a rendir frutos.

Después de las elecciones, la Unión Europea, España, Francia, Holanda y otras naciones ratificaron su voluntad de seguir colaborando con Nicaragua en asistencia financiera, contraria a la petición de algunos sectores internos de que se suspendiera la ayuda al país. Más recientemente un enviado especial de la Primera Ministra de Australia vino a Managua a reunirse con el Presidente Daniel Ortega a manifestarle su disposición de mejorar relaciones y apurar la cooperación.

De acuerdo con los datos oficiales del Banco Central de Nicaragua, los recursos externos oficiales recibidos por el país en el primer semestre del 2011 ascendieron a 585 millones de dólares, un 9,6% menos que lo registrado en el mismo periodo en el 2010, pero recibió 111.6 millones en donaciones por parte de Rusia, Holanda y Canadá.

La cooperación venezolana siguió jugando un papel preponderante en el desarrollo económico. Ya que de los 344.6 millones recibidos en el primer semestres, 292.9 fueron destinados directamente a programas socio productivos, fundamentalmente en apoyo energético; subsidio al transporte urbano colectivo, Usura Cero, Producción Agropecuaria y Forestal; Bono Solidario; seguridad alimentaria y titulación de tierras.

El único obstáculo visible que tendría el gobierno de Daniel Ortega es la presión de la oposición republicana en Estados Unidos y de algunos sectores en el Departamento de Estado, que no están satisfechos con los resultados de las elecciones del 6 de Noviembre. La Casa Blanca solamente ha expresado preocupaciones por estas elecciones y no ha reconocido la victoria sandinista.

La OEA y la Unión Europea presentarán informes más completos en enero, pero que no parecen cambiar el rumbo de los comicios, sino que estarían limitados a insistir en irregularidades y en recomendar una exhaustiva revisión de la norma electoral.

Los republicanos quieren sanciones y suspensiones de ayuda a Nicaragua y una posición más enérgica de la administración de Barack Obama y presionan fuertemente por eso, aunque sean declaraciones individuales de algunos senadores y congresistas, a la cual se han sumado hasta uno que otro demócrata, y lograr un gran destaque mediático.

El sector privado ya advirtió al gobierno sus temores de que si no hay un cambio radical en el Consejo Supremo Electoral que debe ser renovado en la Asamblea Nacional, porque a los actuales se les venció el término desde el 2010, y no se avanza en una reforma a la Ley Electoral, Washington podría no extender los waiwer del 2012 y eso complicaría la relación con organismos financieros multilaterales y pondría en riesgo el acuerdo con el FMI.

Adelantándose a eso, el canciller Samuel Santos estuvo en Estrasburgo reuniéndose con eurodiputados de diferentes tendencias en el Parlamento Europeo y se comprometió con que sí se van a realizar ajustes electorales pero de acuerdo con la realidad nicaragüense.

Mientras tanto, silenciosamente, Santos ha abierto nuevas ventanas de cooperación con sendas giras en Corea del Sur, Vietnam, Letonia, Taiwán, entre otras naciones.

En cuanto a la institucionalidad, un tema muy demandado y que estuvo en boca de la oposición desde el 2008, parece que finalmente quedará resuelto con los acuerdos entre el FSLN y la Alianza PLI. Estos últimos ya comenzaron a proponer nombres para ocupar altos cargos en el estado y compartir con el partido de gobierno.

En la mesa legislativa los PLI exigen 3 de los 7 cargos directivos y han admitido que ya están negociando con personeros sandinistas. Para los cargos en el estado han propuesto a Roberto Bendaña, un duro critico del CSE y actual Presidente de Hagamos Democracia y para la CSJ a Sergio Cuarezma Terán y al duro critico, Gabriel Álvarez. Los propuestos contarían con el respaldo de organismos de la sociedad civil, con lo que el viejo tema de que el FSLN ha destrozado la institucionalidad se terminaría si estos demócratas pasan a ocupar cargos en el Estado.

La victoria electoral de Daniel Ortega

La victoria electoral del FSLN el pasado 6 de Noviembre podría resumirse en que el Presidente Daniel Ortega recibió un mayoritario voto de confianza de la población, de su propia base sandinista tradicional, pero sobretodo y sorprendentemente de una gran cantidad de nuevos votantes no sandinistas.

Las tiendas de campaña de la oposición siempre estuvieron informadas de lo que se venía. Sabían, porque lo confirmaban todas las encuestas, que divididos sería imposible ganarle al FSLN y que uniéndose necesitaban no solamente un candidato atrayente sino también un programa u ofertas novedosas para contrarrestar 4 años de gobiernos de políticas que tildaron de "populistas" y las minimizaron, pero que estaban dirigidas precisamente a lograr la continuidad.

Las mediciones internas en el PLC, por ejemplo, que fueron vistas solamente por el estrecho equipo del candidato Arnoldo Alemán, presentaban a Ortega en algunas cabeceras departamentales hasta con un 70% de intención de votos y fuertísimo en Managua. Al PLI no le daban más que el 25%, pero el PLC no lograba subir del 8%.

De ahí que los asesores, a sabiendas que no podían ganarle a Ortega, se concentraron en una guerra de desgaste contra la Alianza PLI y Fabio Gadea apostando a liderar o compartir el liderazgo de la oposición desde la nueva Asamblea Nacional. Esta estrategia tuvo resultados desastrosos al final.

Mucha gente dentro y fuera de Nicaragua se pregunta cómo fue posible que el FSLN y Daniel Ortega lograran un 63% de la votación nacional. La oposición se resiste reconocer que fue barrida limpiamente y alega fraude.

Hasta ahora no se ha podido demostrar ese fraude masivo. Lo que si es cierto es que la gente salió a votar temprano, votó en paz, y miles de nicaragüenses no sandinistas se inclinaron por Ortega. ¿Cuáles fueron esas razones?

1. ¿Qué ùede ofrecerme un octogenario? Al polarizarse las elecciones entre Daniel Ortega y Fabio Gadea, era lógico que el voto joven prefiriera a Daniel Ortega ya que consideraban que este podía mejor interpretarlos y brindarles más oportunidades que alguien de la generación de sus abuelos que no lucía que podía durar el periodo presidencial completo.

2. Arriba las propuestas, abajo la confrontación: A la juventud le atraen las propuestas concretas, la venta de verdaderas oportunidades, y señales concretas de que van a ser tomados en cuenta. La juventud no soporta las diatribas, insultos, divisiones y confrontaciones, que fue lo que brindó y caracterizó al sector "democrático" que no solo se dividió, sino que hicieron campaña directa para destruirse unos a los otros.

3. Paz y Amor para todos: De parte del Presidente Daniel Ortega, ni de la Jefa Nacional de Campaña, Rosario Murillo, no hubo nunca palabras de ataque fuertes o confrontación hacia ningún sector. En eso sobresalen los discursos constantes, coherentes y repetitivos de Murillo sobre la paz y el amor.

4. Música contagiosa enamora juventudes: La mejor campaña visual y musical de las elecciones pasadas, fue la del videoclip de los miles de jóvenes con la música de Stand By Me. Mostraba alegría contagiosa, participación, multitudes, organización, sincronización. Daba deseos de participar, y daba a entender que los jóvenes en su mayoría estaban con el proyecto del FSLN.

5. Todas las ideologías representadas: Identificación con las iglesias católicas y evangélicas con los aspectos de solidaridad y cristianismo. Estratégicamente en su slogan pusieron en evidencia que abarcaban y representaban desde el socialismo hasta el cristianismo.

6. Sentimientos y emociones que contagian: Las tomas de video con las cuales saturaron los canales de televisión nacional, los que manejaron la campaña de comunicación del FSLN, fueron realizadas intencionalmente con el cuidado y esmero de resaltar emociones de solidaridad y aprobación contagiosa de los cientos y miles de participantes en las actividades en las que comparecían Daniel Ortega y Rosario Murillo.

7. Publicidad hasta convencer: Hizo su trabajo de convencimiento, la intensidad y saturación de la campaña en los distintos medios de comunicación, partiendo del principio conocido de comunicación estratégica, que la TV es el medio fundamental para influenciar a los votantes y que un mensaje hay que verlo y oírlo más de 30 veces para que el concepto sea asimilado por el cerebro.

8. El sandinismo ya no asusta: Desapareció ya el miedo al sandinismo y al danielismo. Luego de 5 años de gobierno, han desaparecido ya los miedos y temores con que el sector "democrático" trató de usar en las pasadas elecciones para tratar de detener a Daniel Ortega.

9. Solidaridad y ayudas en el próximo gobierno a las manos de los que no les llegó en este: Lograron crear las expectativa de los votantes que no habían recibido aun su muestra de solidaridad y ayuda del gobierno; que se continuarían los programas de solidaridad y que todos tendrían más oportunidades para participar en el futuro de los beneficios que están siendo repartidos. Todos consideraron que "me tocará pronto mi oportunidad en el reparto" y que eso me ayudará a salir de la pobreza.

10. ¿Ilegal quién? La oposición dividida en la Asamblea no pudo durante todo el 2010 enfrentar con coherencia y fortaleza la ilegalidad de la candidatura de Daniel Ortega, alegando que estaba prohibida en la Carta Magna, cuando la CSJ declaró inaplicable el artículo 147 de la Constitución. Nunca recurrieron jurídicamente en contra de dichas sentencias, ni nacional ni internacionalmente. Y en la Asamblea Nacional, siendo mayoría nunca pudieron aprobar ni siquiera una ley, para declarar nulas las elecciones municipales del 2008.

11. Oír más que hablar: Los sandinistas demostraron capacidad e interés de oír y resolver los constantes problemas y necesidades de la población. Reaccionaron responsablemente ante las emergencias y siniestros acontecidas en el periodo. Era práctica común ver a los funcionarios del ejecutivo y a los diputados oficialistas en los albergues repartiendo ayuda con la juventud sandinista, siendo solidarios con los afectados. Nunca fue vista la oposición en medio de la emergencia, ni en sus propios departamentos.

12. Unidad ante el patriotismo trae beneficios políticos: Los casos de confrontación por la soberanía nacional con Costa Rica en el caso del Rio San Juan, logró unir voluntades en torno a un gobierno que defendió adecuadamente dicha soberanía. Ver a los diputados de oposición sesionando en la región afectada fue un gran ejemplo de cómo se logra estratégicamente la unidad nacional en época prelectoral.

13. Obras, no palabras: Grandes obras de infraestructura ejecutadas a nivel nacional, como por ejemplo la carretera Acoyapa-San Carlos y la misma remodelaciones urbanas como la del el malecón de San Carlos; importantes carreteras rehabilitadas; hospitales renovados; centros de salud nuevos; institutos educativos históricos restaurados, permitieron al sandinismo hacerse propio el slogan de Arnoldo Alemán de: "Obras, No Palabras.

14. Si garantizo la estabilidad de los intereses de los empresarios, serán abanderados de mi continuidad: Hubo demostraciones constantes y evidentes de que el sector empresarial se sentía satisfecho con la gestión presidencial de Ortega y no objetarían una continuidad. Eso obviamente influye electoralmente en los propios empleados de los sectores empresariales, industriales y comerciales, pues si mi jefe y su negocio están bien, yo mantengo mi empleo con la continuidad. El temor a perder los beneficios del Alba era una mayor preocupación que la misma relección cuestionada de Daniel Ortega.

15. La economía es mi aliada: Se realizo un gran trabajo para mantener estable la macro economía y controlar adecuadamente la inflación y el alza del cambio del dólar, que le valió el reconocimiento nacional e internacional a la política económica del gobierno

16. Inteligencia: Hubo un uso inteligente de los recursos recibido del Alba en una combinación exacta para generar un sentimiento de mejoría y alivio ciudadano, pues a la vez que daba el bono solidario brindaba entretenimiento a las familias nicaragüenses a través de ferias y juegos infantiles, conciertos, etc.

17. Nuevos mercados es igual a más negocios: La apertura de nuevo mercados para los productos agrícolas nicaragüenses, como el de Venezuela, significa más y mejores negocios para los sectores comerciales y ellos también querían la continuación de Ortega.

Hay que resaltar el trabajo extraordinario de la Jefa Nacional de Campaña, Rosario Murillo, el cual debe ser reconocido de forma objetiva por moros y cristianos.

Fue una campaña atípica. En América Latina los candidatos están acostumbrados a visitar ciudad por ciudad con una portátil y reproducir su mensaje por los medios tradicionales. Aquí fue lo contrario, mientras el gobierno demostraba lo que estaba haciendo y que lo estaba haciendo bien, el mandatario se mantuvo administrando todos los ejes, mientras sus activistas, fundamentalmente los jóvenes, fueron los principales protagonistas de la campaña y de los mensajes.

Los líderes de la oposición llegaron a reconocer que los programas sociales del FSLN eran buenos, que los mantendrían y que lo harían mejor y de la vilipendiada ayuda venezolana, que se mantendrían dentro del ALBA y PETROCARIBE para mantener vigente los acuerdos petroleros.

Además, a lo largo de la campaña la dirigencia de los partidos de oposición admitían que buscaban un segundo lugar, pero confiando en el gueguense nicaragüense y aferrados infantilmente a lo sucedido las elecciones del 90 donde la votación no se comportó como indicaban las encuestas, aceptaron todas las reglas del juego del Consejo Supremo Electoral, desde firmar la esquela donde aceptaban que irían a las elecciones, hasta el Calendario Electoral y con ese CSE que llamaron espurio, ilegal e inconstitucional, inscribieron a sus candidatos presidenciales, vice presidenciales y diputados y fueron ingenuamente a una contienda con una mano atada en las espaldas.

El PLC recurrió muchas veces a ese CSE para impugnar candidaturas del PLI que le fueron concedidas y los del PLI aceptaron cuando les cortaron la cabeza y rápidamente rellenaron sus listas, ante ese CSE que decían era ilegal. Fue ante ese CSE que registraron sus fiscales y que después a pocas horas de las elecciones corrieron a cambiarlos.

Cuando Daniel Ortega se inscribió con Omar Hallesleven sus adversarios dijeron que era un candidato ilegal, pero alegaron que no importaba, que ellos le ganarían y con una montaña de votos.

Habrá que ver si esta ha sido la peor oposición en la historia política de Nicaragua, que teniendo una base electoral mayoritaria la perdió en el 2006 y después dejó que el FSLN avanzara y se la quitara. Ahora se habla de un acomodamiento con el poder porque no se pueden dejar espacios vacíos y eso dará ventajas políticas al sandinismo.

Podría ser también que la población, que en Enero del 2010 en una encuesta de CID Gallup con casi un 60% demandaba a los liberales unirse y no fueron oídos, esta vez los castigó y el gueguense fue el revés, porque con el voto los nicaragüenses pudieron salir de una cantidad de personas que vivían de la política permanente y los nuevos liderazgos que deben surgir deberán innovar una utopía viable.

Se hablará mucho en el futuro de las elecciones del 2011 en Nicaragua, pero lo cierto es que aun sumando todas las copias de actas en manos de la Unión Europea, de la OEA, de IPADE, de Ética y Transparencia, de Hagamos Democracia y de las miles que tiene el PLI, lo cual constituye una muestra nacional impresionante sobre la cual se puede proyectar estadísticamente el resultado final total de la votación de Noviembre; no ha podido la oposición demostrar que los porcentajes de votación real son diferentes a los resultados oficiales dados por el CSE.

Ojala la oposición se dé cuenta que están detenidos en el pasado, en el lugar exacto que Daniel Ortega necesita que estén: Llorando delante de la leche derramada, en vez de iniciar un verdadero y sincero proceso de autoevaluación de cara a la imperiosa necesidad que tienen de unirse y enfrentar a los candidatos del FSLN en cada uno de los municipios del país, con algo más que discursos vacíos sobre fraude electoral.

La unidad opositora, al menos en este momento, parece difícil. Todos hablan de reingeniería en el PLC y de consolidación de la Alianza PLI por el otro lado, pero al mismo tiempo de ir solos cada quien a las elecciones municipales del 2012, para probar su propio musculo y de esa forma los resultados seguirán siendo los mismos que en el 2006, 2008 y 2011.

Daniel Ortega logró enrumbar económicamente al país, cambiarlo socialmente, establecer las bases de un giro radical dándole preminencia a sectores populares y reduciendo a sus históricos adversarios políticos. Fue otro año de victoria para el líder sandinista.

Y lo dicen los nicaragüenses en un estudio reciente sobre medición de satisfacción, en el que casi 7 de cada 10 nicaragüenses aprueba el modelo del gobierno que se declara Cristiano, Socialista y Solidario.

Entre los resultados obtenidos en una muestra de 6 mil personas, el 73.5% de las familias nicaragüenses esperan que el año 2012 sea mucho mejor que los años anteriores.

El 89.3% de los nicaragüenses aprueban que los programas y presupuestos municipales sean ampliamente consultados con la población.

El proyecto gubernamental como tal tiene una aprobación del 67.3%, mientras que los programas sociales, económicos, deportivos y recreativos que impulsa el Gobierno tienen una valoración positiva del 86.1% en Managua y de 82.3% a nivel nacional.


Descarga la aplicación

en google play en google play