Escúchenos en línea

«Paren la guerra en Irak», claman decenas de miles en Washington

Varias agencias. | 17 de Marzo de 2007 a las 00:00
A cuatro años del inicio del conflicto bélico, miles de personas marchan hacia el Pentágono, mientras otros miles marcharon en decenas de ciudades de todo el mundo. Decenas de miles de personas se congregaron este sábado en Washington para protestar en el Pentágono por la guerra de Irak, en el marco del cuarto aniversario de la invasión. Miles de personas cruzaron el Puente Memorial que atraviesa el río Potomac desde el Monumento a Lincoln, para acercarse lo más posible al Pentágono. Con la marcha hacia el Pentágono pretendieron repetir una protesta similar realizada hace 40 años, el 17 de octubre de 1967, contra la guerra de Vietnam. Aunque en aquella ocasión sólo participaron entre 35 mil y 60 mil personas, fue considerada una de las acciones más contundentes en contra de aquel conflicto bélico. En esa oportunidad la manifestación comenzó de manera pacífica pero luego se tornó violenta, con enfrentamientos entre las autoridades y los activistas más radicales de la multitud de cerca de 50.000 personas. Más de 600 personas fueron arrestadas en la plaza ubicada frente a la sede del departamento de Defensa. La protesta contra el Pentágono de 1967 fue un "movimiento sin precedentes", dijo Brian Becker, coordinador de la coalición Answer, que organizó la manifestación. "Fue una señal de que los estadounidenses habían cambiado" agregó. Becker dijo que ahora espera que las manifestaciones realizadas ayer en todo el mundo, marquen un "rumbo similar" hacia el fin del conflicto. La marcha desde el monumento a Lincoln, en el corazón de Washington, hasta el Pentágono, fue organizada por varias asociaciones estadounidenses. Desde el escenario de oradores, que incluyó a varios veteranos de la guerra de Irak vestidos con uniforme militar, Cindy Sheehan, la “madre pacifista” más famosa de Estados Unidos, criticó el conflicto bélico que calificó de “ilegal e inmoral”. Más de 3.200 soldados estadounidenses perdieron la vida en la guerra de Irak, mientras que unos 30 mil sufrieron heridas de distinta gravedad.

Han muerto demasiados

"Han muerto demasiadas personas y eso no ayuda a nada", expresó Ann O'Grady, que manejó en medio de la nieve desde el estado de Ohio, junto a su esposo Tom y sus dos hijos de 10 y 13 años. "Me siento mal desarrollando mis actividades diarias mientras otras hay personas que sufren, estadounidenses e iraquíes", sostuvo. La convocatoria superó con creces las expectativas de los organizadores, pese a que el invierno en el Este de Estados Unidos provocó la cancelación de numerosos vuelos y problemas de comunicación, por lo que se calcula que muchísimas personas que tenían previsto viajar a Washington, no pudieron hacerlo. Las protestas coincidieron con el cuarto aniversario, el martes, de la invasión estadounidense a Irak, una guerra que costó la vida a más de 70 mil civiles y cerca de de 10 mil soldados y agentes de policía iraquíes, norteamericanos y de otros ocho países que conforman las tropas de la coalición. Ya en la noche del viernes, unos tres mil miembros de agrupaciones cristianas participaron en una ceremonia de oración por la paz en la catedral nacional de la capital estadounidense. Posteriormente marcharon -a pesar de las bajas temperaturas- ante la Casa Blanca, donde pese a una prohibición explícita realizaron una protesta directamente en la vereda frente al edificio gubernamental, por lo que algunos fueron detenidos. Denunciando un conflicto que entra en su quinto año, miles de manifestantes levantaron sus voces el sábado contra la política de Estados Unidos en Irak y marcharon a pie hacia el Pentágono. Una contraprotesta eclipsó en parte a la multitud antibélica en un día de carteles y sentimientos encontrados, como "Guerra ilegal" y "Paz por medio de la fuerza", y canciones como "El himno de batalla de la república" y "Guerra (¿para qué sirve?)". El infante de marina Jeff Carroll, de 47 años, quien se retiró de la fuerza, llevaba un cartel que decía: "Orgulloso de nuestros soldados, avergonzado por nuestro presidente". Carroll señaló que estuvo en el Líbano durante un ataque letal contra los marines en 1983, y cree que Estados Unidos debería focalizarse en Afganistán y Osama bin Laden en lugar de Irak. "Estamos combatiendo en el país equivocado", sostuvo. Policías montados a caballo y a pie separaron a los dos grupos de manifestantes, que se gritaban mutuamente desde uno y otro lado de la avenida Constitución antes de que comenzara la marcha antibélica. Una serie de barreras protectoras también los mantenían separados. Los manifestantes caminaron en medio de un viento frío y fuerte por las márgenes del río Potomac, mientras algunas motocicletas les señalaban el camino, vigilados por botes y helicópteros policiales. Llevaban carteles que rezaban "Estados Unidos afuera de Irak ahora", "Paren la guerra en Irak, No a la guerra en Irak, juicio político". Los organizadores de la protesta del sábado no esperaban que participara una multitud similar a aquella. Las autoridades ya no difunden públicamente la cantidad de manifestantes. Algunos veteranos de guerra se dirigieron al monumento a los combatientes de Vietnam agitando banderas de Estados Unidos. No todos, sin embargo, estaban de acuerdo con la política del presidente George W. Bush en Irak. "No estoy seguro si apoyo la guerra", expresó William "Skip" Publicover, de Charleston, Carolina del Sur, que combatió en Vietnam y perdió a dos amigos cuyos nombres figuran en la pared del monumento. Pero Larry Stimeling, otro veterano de la guerra de Vietnam de 57 años, dijo que la pérdida del apoyo popular a la guerra en Irak es similar a lo que sucedió en aquel país y deja a los soldados sin el respaldo que necesitan. "No perdimos la guerra en Vietnam, la perdimos aquí, en este mismo lugar", sostuvo, señalando la tierra de Washington. "Ahora sucede lo mismo", expresó el hombre, oriundo del estado de Illinois.

En California

Varias manifestaciones con cientos de participantes en contra de la Guerra en Irak y por una reforma migratoria amplia y justa, se llevaron a cabo hoy en ciudades del sur de California. En San Bernardino, 100 kilometros al este de Los Angeles, la Alianza Nacional por los Derechos Humanos (NAHR por sus siglas en inglés) convocó a una protesta para exigir respeto a los derechos de inmigrantes y que se dé una amnistia a unos 12 millones en este país. En la movilización, que inicio en el parque La Placita en la calle Séptima, hubo un fuerte dispositivo de seguridad, pues miembros del grupo antiinmigrante "Save our state", asistieron para oponerse a la amnistía y exigir deportaciones masivas. "El principal objetivo es que las diferentes etnias de nuestra sociedad se unan en una sola voz para mostrar su preocupación sobre la guerra en Irak, la injusticia hacia inmigrantes y el deseo de paz en nuestras comunidades", dijo Armando Navarro, coordinador de NAHR. Grupos similares habían anunciado que también se manifestarían este sábado en las ciudades de Fresno, San Diego y Coachella, en California. En el centro de Los Angeles marcharon cientos de activistas, estudiantes, actores, músicos, integrantes de organizaciones religiosas y de defensa de los derechos humanos en contra de la guerra en Irak. La manifestación, convocada por la coalición "Answer", inició en la esquina Hollywood y Vine, en ella participaron la banda de música angelina Ozomatli -agrupación que tocó durante la protesta-, Jackson Brown, así como los actores Martin Sheen y Maria Bello. La salida de las fuerzas armadas de Irak, y el mejoramiento de los hospitales militares para recibir a los veteranos a su regreso a casa. Carlos Alvarez, portavoz de Answer, afirmó que esta movilización se inserta en un movimiento mundial ya que en decenas de ciudades de Estados Unidos y otros países se celebrarán protestas similares. "En este cuarto año de guerra vemos cómo cada vez más y más soldados americanos regresan en malas condiciones de Irak o no regresan", dijo Alvarez, en refencia a los tres mil 210 soldados estadunidenses muertos y a los 23 mil 417 soldados heridos. "Pero además de eso, vemos cómo se están desperdiciando los recursos que son dirigidos a esa guerra en lugar de que se destinen a las necesidades del pueblo como salud, educación, vivienda". De acuerdo con la organización "Iraq Veterans Against the War", la guerra en Irak, consume un presupuesto cercano a cinco mil 800 millones de dólares al mes.

Otras marchas

Otras marchas tenían lugar en Los Angeles, Denver, Chicago, y Oklahoma, entre otras ciudades. Fuera de Estados Unidos, más de 3.000 personas realizaron demostraciones pacíficas en Estambul, Turquía; y cerca de 1.000 en Atenas, Grecia. Miles de personas se manifestaron en diversas ciudades españolas, convocadas por organizaciones sociales y partidos de izquierda, para expresar su rechazo a la guerra de Irak y pedir el cierre de la cárcel estadounidense de Guantánamo. Con las convocatorias se buscó recuperar el espíritu pacifista que inspiró las multitudinarias marchas que se celebraron en España en los primeros meses de 2003 en contra de la invasión. Por otra parte, en Turquía, varios miles de personas se manifestaron en Estambul. Miles de manifestantes acudieron al mitín organizado por la "Coalición de Paz y Justicia Global" en la plaza de Kadikoy, donde entonaron lemas como "Estados Unidos, vete de Oriente Medio", "Todos somos iraquíes" y "Bush vete a tu casa". Otros 3.000 miembros de grupos radicales de izquierdas también protestaron la ocupación militar en la céntrica plaza de Dolmabahce. En una multitudinaria marcha unos 200 miembros de grupos chilenos de izquierda protestaron contra la guerra de Irak en Santiago. La marcha, de unos tres kilómetros, se desarrolló en forma pacífica y culminó frente a la embajada estadounidense, en el exclusivo barrio de Las Condes, donde los manifestantes, que llevaban pancartas contra Estados Unidos, gritaron consignas y exigieron una rápida salida de las tropas extranjeras de Irak. Por otra parte, unas mil personas se manifestaron en San Juan de Puerto Rico. Muchos portorriqueños forman parte de la Guardia Nacional estadounidense y están destinados en Irak. Los manifestantes reclamaron el regreso de estos efectivos.

Descarga la aplicación

en google play en google play