Escúchenos en línea

Trama de corrupción en Valencia pica y se extiende

Valencia. Europa Press. | 26 de Diciembre de 2011 a las 00:00

La investigación de la trama de corrupción del "Caso Gürtel" en España salpica de lleno a dos políticos del Partido Popular (PP), uno de los cuales, el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, también es acusado de aprobar dos millones de euros para proyectos de agua en Totogalpa, Nicaragua, de los cuales sólo 3 por ciento se utilizó en el país.

El sastre José Tomás, uno de los testigos claves en el juicio contra  Camps y el 'número 2' del PP valenciano, Ricardo Costa, aseguró este lunes , que uno de los cabecillas de la "trama Gürtel", conocido como 'El Bigotes', le pidió máxima discreción y afirma que el ex presidente de la Generalitat valenciana le llamó "cuatro o cinco veces" cuando estaba declarando ante la Policía.

Camps y Nicaragua

La Fundación CYES recibió en 2008 unos dos millones de euros del gobierno autonómico de Valencia, entonces bajo la responsabilidad de Camps, para realizar pequeños proyectos de agua en las comunidades de Totogalpa. De esa suna, sólo el 3% llegó al país. El resto se gastó en España, donde los medios locales han revelado se gastó en la compra de propiedades y gastos administrativos.

El denominado caso Gürtel es la investigación instruida en febrero de 2009, con el fin es desentrañar una red de corrupción política vinculada al Partido Popular.

La investigación de la trama 'Gürtel' ha salpicado de lleno al Partido Popular de la Comunidad Valenciana y prácticamente a todas las figuras de su cúpula. El caso empezó por señalar al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y al 'número 2' del PP valenciano, Ricardo Costa.

Declara el sastre

Este lunes, el director de moda José Tomás ha indicado en su declaración como testigo ante el tribunal que juzga al ex presidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y al exsecretario general del PPCV y diputado en las Corts Ricardo Costa por un delito de cohecho pasivo impropio en la conocida como causa de los trajes dentro del caso Gürtel, que Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, le dijo que "jamás" se le podía "escapar" que los acusados no pagaban sus prendas.

Además, ha querido dejar claro que él quería "muchísimo" a los acusados y que le duele "en el alma" todo esto. Tomás, que lleva prestando declaración desde las 11.00 horas, tan solo a preguntas de la fiscal, ha señalado, preguntado por el motivo por el que había algunos tickets en los que ponía Álvaro dos o Crespo dos: "lo único que importaba a Álvaro era que yo nunca dijera que los señores a los que le compraba la ropa no la pagaban. Jamás se te puede escapar que tú sabes que no pagan", asegura que le comentó Pérez.

Asimismo, ha señalado que "puede ser" que en la cuenta que Pérez tenía abierta en Forever se anotaran ventas que no fueran para él, y ha agregado que cuando en algún ticket aparecía el nombre de 'Camps nuevo cliente' o el de 'Francisco Camps', se refería siempre a 'Francisco Camps', puesto que "no había otro cliente con este nombre". "Solo conozco a un cliente que se llamaba Javier Campos", ha agregado.

En cuanto a las compras a nombre de Camps en 2007 en la tienda, en Forever, ha explicado que recuerda tres pares de zapatos, de los que unos fueron devueltos por estar en mal estado y se los volvió a remitir. También ha indicado que cree que en ese mismo año se llevó cinco o seis trajes "como mínimo", un esmoquin, un chaleco negro para un acto en el Vaticano y un frac para el mismo acontecimiento.

Respecto a Costa, ha señalado que "solo" ha comprado dos veces. La primera, cuando él se desplazó a Valencia, a la sede del PPCV, para tomarle medidas para un traje de Milano; y una segunda cuando fue a la tienda y adquirió una americana, seis pantalones y cree que un traje. Luego ha agregado una tercera compra en la tienda en la que se llevó dos vaqueros - unos de hombre y otros de mujer - que pagó en efectivo.

Preguntado por las últimas prendas que encargaron los acusados en Forever Young, ha indicado que recuerda que Camps - del que ha dicho que "jamás ha consentido que nadie le hiciera nada sin estar yo presente" - pidió unos trajes en primavera de 2008 y eligió también una blazier. Luego le dijeron que también se había llevado dos pares de zapatos, y que uno de ellos los devolvió. Respecto a Costa ha indicado que recuerda un último pedido en la primavera de 2007.

Al testigo se le ha exhibido asimismo el conocido como 'Documento 71', que incluye los nombres de Camps y Costa, junto a los de Pérez, Pablo Crespo, Pedro García y Rafael Betoret y unas cantidades de dinero. Sobre el mismo ha afirmado que nunca lo había visto en la tienda y que este tipo de documentos "eran muy habituales" de Javier García, uno de los segundos encargados de la tienda.

También ha destacado que en el establecimiento no tenía ninguna carpeta con facturas y tickets, pese a lo que declaró el dueño de Forever, Eduardo Hinojosa.

Respecto a Milano, ha señalado que todas las prendas de los acusados más las de Pedro García, Rafael Betoret y Víctor Campos se cargaban a la cuenta que pagaba Pablo Crespo. Asimismo, ha explicado que "siempre" se han enviado las prendas a Valencia, a casa de Álvaro Pérez o a su empresa. De hecho, ha indicado que incluso a veces la propia empresa que confeccionaba los trajes lo enviaban así cuando un pedido urgía. "Todos sabían que quien pagaba era Pablo Crespo", ha incidido y ha resaltado que todo lo que se hacía para Crespo, Pérez, sus familias y las otras cinco personas "se consideraba Comunidad Valenciana".

"Es exactamente lo mismo y los pagos que se hicieron correctamente confrontan", ha señalado. El testigo ha examinado los dos inventarios del año 2006 y ha indicado que si las anotaciones tienen el mismo número "es la misma compra" que, si no se salda, "está siempre pendiente de pago".

Asimismo, le han mostrado las facturas de Satsgor a nombre de Francisco Camps, desde 28 de noviembre de 2005, por un total de siete pantalones y tres americanas, y ha dicho que corresponden a ventas de Milano, aunque ha destacado que solo recuerda que el expresidente del Consejo valenciano comprara cuatro trajes -que devolvió -, tres americanas y no sabe si un pantalón. Para pagar las facturas, la cajera le decía que había bastante importe, él le pedía que hablara con Crespo y luego pagaban. Cuando se recibía el pago, ella se lo comunicaba y siempre era por talones. Recuerda que le llamó la secretaria de Costa para preguntarle el importe del traje del acusado, aunque ha indicado que 'el Bigotes' no le pagó nada ya que la dinámica del pago fue la misma que la anterior.

"Todos sabían que yo vendía a Francisco Camps, para mí era un orgullo", ha dicho, y ha añadido que, de haber otra persona con el mismo nombre como cliente, se lo habrían comentado. "Con toda garantía", ha destacado el "director de moda", que ha negado haber hecho ninguna factura falsa. "Jamás", ha recalcado, al tiempo que también ha negado que ordenara hacer facturas con otros conceptos distintos a los que se vendían en la tienda.

Preguntado por qué llamó a Crespo a raíz de su declaración ante Fiscalía, ha indicado que "sabía que trabajaban con el PP", que habían perdido el contrato a nivel nacional en 2004 y que Pérez había montado la empresa de Valencia, y por las prendas que había vendido para Camps. Crespo le tranquilizó, según ha dicho, porque "estaba todo normalizado" y ha apuntado que el ultimo día que le vio fue una jornada antes de su detención cuando le llamó para hablarle de prendas a muy buen precio.

Asimismo, ha confirmado que Camps le llamó "cuatro o cinco veces" cuando estaba declarando ante la Policía y ha apuntado que los tickets aportados por Hinojosa en el procedimiento son fotocopias y no tienen el anagrama que tenían por fuerza el nombre con el que fue creada la cuenta, al tiempo que ha apuntado que él podría dar el original.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play