Escúchenos en línea

Ticos cerrados al diálogo

Managua. PL. | 28 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Por segundo año consecutivo, las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica estuvieron marcadas por el litigio en torno al río San Juan, pero en 2011 primó la ausencia de diálogo, destacan este miércoles medios nacionales de prensa.

Las divergencias por la cuenca, ubicada en zona limítrofe, generaron nuevamente un vacío en la conducción de las relaciones diplomáticas, lo cual provocó que las diferencias se trasladaran a instancias extranjeras, apreció el experto en Derecho Internacional Mauricio Herdocia, citado por El Nuevo Diario.

En 2010 el rostro más visible del diferendo fue el dragado del San Juan por parte de Nicaragua, amparada en la soberanía sobre el cauce natural y la sensible pérdida de su caudal.

Ahora la construcción de la carretera costarricense en las proximidades del río "es una continuación del problema", señaló Herdocia.

Por otro año más los problemas entre los dos países no se lograron resolver por la vía del diálogo y la negociación, apuntó el artículo.

El capítulo más reciente en esa eterna diferencia llamada río San Juan se originó por la construcción de una carretera paralela a la ribera de la fuente en territorio costarricense, comenta el periódico.

Científicos, ecologistas, organizaciones civiles y el gobierno en Nicaragua advierten que la obra es nociva para el medio ambiente y su ejecución ocurre sin los estudios de impacto ambiental, agrega el artículo.

En opinión del exembajador en Costa Rica Mauricio Díaz, "hasta el momento no ha llegado la sangre al río", pero "desgraciadamente es una historia que se repite y que ocasiona gastos. ¿Hasta dónde vamos a llegar?", cita El Nuevo Diario.

El desacuerdo por el dragado en el río actualmente está en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya: el 5 de diciembre Costa Rica presentó sus alegatos por la disputa fronteriza y el turno de Nicaragua está previsto para el 6 de agosto de 2012, recuerda el texto.

En abril último se dio la primera reunión binacional como parte de las medidas dictadas por la CIJ, pero los funcionarios de ambos países, reunidos en Peñas Blancas, se abstuvieron de pisar la raya fronteriza, opina al periódico.

De acuerdo con diversas declaraciones reproducidas aquí por medios de prensa, las máximas autoridades del Ejecutivo costarricense continúan negadas al diálogo.

Por la parte nicaragüense, el presidente Daniel Ortega reiteró el pasado 28 de noviembre la exhortación a establecer una mesa de conversaciones para lo cual, dijo, podrían contar con el acompañamiento de los gobiernos de México y Guatemala.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play