Escúchenos en línea

¿Otorgará EEUU prórroga al TPS de nicas inmigrantes?

Agencia EFE. Desde Washington. | 19 de Marzo de 2007 a las 00:00
Nicaragua, Honduras y El Salvador se preparan para solicitar una nueva prórroga del TPS para un total general de más de 350.000 de sus ciudadanos, cuya ampliación caducará en julio y septiembre de este año. Organizaciones que en EEUU respaldan una nueva extensión del Estatuto de Protección Temporal (TPS) para unos 85.000 hondureños; 5.000 nicaragüenses y cerca de 250.000 salvadoreños en los Estados Unidos, informaron este lunes de que "indudablemente" se pedirá la continuación de este beneficio en el plazo estipulado por la ley. El Gobierno de Washington otorgó esa protección temporal a hondureños y nicaragüenses a causa del huracán "Mitch" que ocasionó miles de muertes y una amplia destrucción en sus países a finales de octubre y principios de noviembre de 1998. A los salvadoreños se les concedió debido a los terremotos de enero y febrero de 2001 que causaron 1.200 muertes y otro millón y medio de damnificados y grandes estragos en El Salvador. El Estatuto permite a esta personas vivir y trabajar legalmente en EEUU, pero no establece nada para que puedan obtener su residencia permanente (green card). Tanto el gobierno de Honduras, como los de Nicaragua y El Salvador han dado su respaldo a una reforma de inmigración estadounidense que abra oportunidades de legalización a sus nacionales bajo el TPS, pero han dejado claro que a pesar del debate migratorio están dispuestos a pedir una nueva prórroga de este amparo. El gobierno de Estados Unidos otorga la prerrogativa de residencia temporal a los inmigrantes indocumentados procedentes de países donde ocurren desastres naturales o conflictos bélicos. Una nueva ampliación del TPS para los centroamericanos dependerá del informe que presenten ante la Casa Blanca el Departamento de Estado y la secretaría de Seguridad Nacional de EEUU, sobre las condiciones existentes en los países peticionarios de otra prórroga. Las gestiones deberán presentarse oficialmente dos meses antes de que finalice el TPS, que en el caso de los dos primeros países concluirá en la primera semana de julio próximo. Para unos 250.000 salvadoreños esta prerrogativa quedará sin efecto el 9 de septiembre de este año. La mayoría de los beneficiarios están esperanzados en que una eventual reforma de inmigración les pueda permitir legalizar definitivamente su condición, pero de momento se desconoce la forma en la que el Congreso podría absorber a estas personas en esa ley. Fuentes cercanas al proyecto de reforma al que empezaron a dar forma en diciembre de 2006 los senadores Edward Kennedy, demócrata, y el republicano John McCain, han asegurado que el tema de las personas amparadas bajo el TPS será examinado con toda seguridad. Este análisis podría darse durante la búsqueda de caminos para sacar de las sombras a los cerca de 12 millones de extranjeros indocumentados que se calcula viven en los Estados Unidos, según dijeron las fuentes. Mientras tanto, ya los colectivos de apoyo a los inmigrantes han empezado a dar los pasos necesarios para obtener una nueva prórroga de esa protección temporal a través de una campaña nacional. Líderes de esos grupos explicaron que esta petición se hará porque en Honduras, Nicaragua y El Salvador, aún persisten las condiciones que impulsaron a la Casa Blanca a conceder el TPS a los miles de nacionales de esos países. Es decir, subsiste la situación de calamidad en las comunidades más afectadas por los desastres naturales que ocasionaron el éxodo de estas personas hacia EEUU.

Descarga la aplicación

en google play en google play