Escúchenos en línea

BID concluyó reunión que tuvo a Venezuela y China como protagonistas

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 20 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) concluyó este martes en Guatemala su reunión anual centrada en la lucha contra la pobreza, aunque los protagonistas fueron Venezuela y su proyecto de crear un banco alternativo y China, que inició por fin el proceso para entrar en el BID. Los gobernadores de los 47 países miembros del Banco, el mayor prestamista multilateral de América Latina, debatieron durante dos días cómo extender a los más pobres los beneficios del fuerte crecimiento de los últimos años en la región, que padece la mayor desigualdad social del mundo. "Es inaceptable que 205 millones de habitantes vivan por debajo de la línea de la pobreza", exclamó el presidente del Banco, Luis Alberto Moreno, quien trata de centrar su presidencia, que asumió hace 18 meses, en programas que permitan acelerar la inclusión social en la región. El Banco y sus iniciativas contra la pobreza van a enfrentar en breve el que podría ser un nuevo rival en la región: el llamado Banco del Sur lanzado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, que cuenta con el apoyo de Bolivia, Ecuador, Argentina, y que podría incluir próximamente a Paraguay y Brasil. "El Banco del Sur será el banco de toda Sudamérica, será el Banco que nace en la mayor dinámica histórica de la integración de nuestros países", explicó el ministro venezolano de Finanzas, Rodrigo Cabeza, quien aprovechó la reunión del BID para anunciar la creación de la institución en los próximos tres meses. "En el mediano y largo plazo, pensamos que el Banco del Sur tendrá un rol destacadísimo en el financiamiento de programas binacionales, de programas nacionales, de desarrollo económico y social y tendrá espacios importantes en la solidaridad", añadió. El ministro subrayó varias veces que el proyecto de Venezuela es crear una "alternativa" para los países latinoamericanos a las instituciones financieras como el Banco Mundial (BM), aunque precisó que no pensaba sustituir al BID, cuyo 30% del capital está en manos de Estados Unidos, rival de Caracas. Venezuela también manifestó su oposición en la cumbre al proyecto del Banco de financiar la producción de etanol: "Es increíble que se pueda plantear que se van a invertir 200.000 millones de dólares cuando, incluso en este momento, de cada cinco latinoamericanos, dos no tienen acceso a la electricidad", declaró a la AFP. A parte de Venezuela, China ha sido el otro protagonista de la reunión, al iniciar por fin las negociaciones para adquirir 0,04% de las acciones del Banco, 14 años después de haber hecho su primera solicitud y haber sido obligada a esperar que Estados Unidos levantara su oposición. "Queremos demostrar que es nuestro deseo (entrar en el BID) y queremos cooperar en las negociaciones y también queremos pensar en contribuir más a esta organización", explicó el gobernador del Banco Central chino Zhou Xiaochuan, que viajó especialmente a Guatemala para lanzar personalmente las negociaciones. Muchos países, entre ellos Argentina y Ecuador, celebraron el inicio de las negociaciones que refleja la creciente influencia china en la economía latinoamericana, a la que impulsó en los últimos años con su fuerte demanda de materias primas. Hasta Washington se mostró satisfecho: "Estados Unidos apoya ampliamente que China se sume" al BID, aseguró este lunes Clay Lowery, subsecretario adjunto del Comercio de Estados Unidos. "China es obviamente un socio mundial y esto es bueno para América Latina", añadió. El próximo año, el Banco celebrará su reunión en Estados Unidos, aunque el lugar exacto de la cumbre todavía no ha sido fijada por el Gobierno norteamericano.

Descarga la aplicación

en google play en google play