Escúchenos en línea

La violencia contra las mujeres sigue siendo una constante en América Latina

Agencia EFE. Desde Bogotá, Colombia. | 21 de Marzo de 2007 a las 00:00
El caso de una peruana residente en Chile, que esta semana sufrió fracturas y quemaduras cuando su pareja la atacó con una plancha caliente, refleja la situación de muchas mujeres en América Latina que sufren a diario la violencia de género, a pesar de las leyes vigentes en varios países. Una ley aprobada en Venezuela entró en vigor el martes con penas de prisión de entre seis y 18 meses para los que “humillen, ofendan, aislen, hagan comparaciones destructivas y amenazas constantes que atenten contra la estabilidad emocional y psíquica de la mujer”. Por su parte, el Congreso colombiano recibió un proyecto de ley impulsado por 26 legisladoras de diversos partidos, que dejaron de lado sus diferencias políticas para proteger a las mujeres. La iniciativa busca aumentar las penas por homicidio y lesiones personales cuando la víctima es mujer, eliminar los beneficios para los agresores y convertir en delito el acoso sexual, que sería castigado con penas de prisión de entre uno y tres años. Los argumentos expuestos por las congresistas son contundentes: cada 72 horas una colombiana es maltratada, mientras que el año pasado 64 mujeres fueron asesinadas por sus parejas. Las cifras mas alarmantes son, sin embargo, las de México y Guatemala. En México murieron a causa de la violencia doméstica 6 mil mujeres en el 2005, según la Cámara de Diputados, y tres de cada cinco mexicanas sufren algún tipo de violencia en su entorno, según la Fiscalía Especial que atiende este problema. En Guatemala, desde el 2001 hasta ahora han sido asesinadas más de 2.800 mujeres, en tanto que 825 han sido violadas y más de 10 mil sufrieron agresiones físicas. La situación no es menos dramática en Brasil, donde un teléfono de emergencia recibe al día 3 mil llamadas de auxilio de mujeres. En Brasil está en vigor desde el año pasado una ley llamada popularmente “María da Penha Maia”, en honor a una activista que luchó por 20 años para que su pareja, que la dejó parapléjica por las agresiones, recibiera una condena. Varias leyes castigan la violencia contra las mujeres en Argentina, donde el Parlamento considera incluir entre las acciones que pueden ser denunciadas las que ocasionan daño emocional y afectan la autoestima, como los celos excesivos. Según las estadísticas, en Chile mueren cada año en promedio unas 70 mujeres por violencia doméstica, mientras que siete de cada diez son víctimas de crueldad sicológica de sus parejas. En Ecuador, una ley de 1995 incluye una medida cautelar que le impide al agresor acercarse a su víctima a menos de tres kilómetros de distancia. El castigo de la violencia de género cobró una nueva dinámica en Paraguay desde el año 2000, al ser sancionada una ley que agilizó los procedimientos policiales y judiciales. Bolivia es uno de los países donde más se critica la legislación en la materia, pues una ley promulgada en 1995 tiene un carácter más preventivo que punitivo. En el período 2003-2004 se reportó el asesinato de 373 mujeres en ese país. En Uruguay, donde este mes se aprobó una ley de igualdad de género, se reportaron 7.200 denuncias de violencia doméstica en 2006. En Honduras se aplica desde 1997 una ley contra la violencia doméstica, pero un informe de la ONU señala que entre 2002 y 2005, al menos 613 mujeres murieron en casos catalogados de “feminicidio” . Una ley aprobada en 1995 en Panamá tipificó los delitos de violencia intrafamiliar con sanciones de cuatro a seis años de prisión. Según la Defensoría del Pueblo, entre 1999 y 2006 fueron asesinadas 213 mujeres. El Congreso de Costa Rica discute desde hace más de cuatro años un proyecto de ley contra la violencia doméstica, que sigue sin ser aprobado. En ese país se registraron el año pasado 30 muertes de mujeres de forma violenta. Nicaragua cuenta con varias leyes que castigan la violencia de género, aunque algunas organizaciones consideran que una de cada dos mujeres ha sufrido maltrato físico alguna vez. En El Salvador, donde en 2006 fueron asesinadas 316 mujeres, no existen leyes referidas específicamente a la violencia doméstica. Las estadísticas en Puerto Rico señalan que siete mujeres han muerto en 2007 en casos relacionados con este tipo de violencia, que el año pasado dejó 26 víctimas. En República Dominicana entró en vigor en 1997 una ley para castigar la violencia contra la mujer, que establece penas de uno a cinco años de cárcel y multas de 15 a 150 dólares. Sin embargo, diversos sectores políticos y sociales consideran que la ley no ha frenado este tipo de violencia y que prueba de ello son las 150 dominicanas que murieron el año pasado.

Descarga la aplicación

en google play en google play