Escúchenos en línea

¿Qué pasó en la reunión entre los obispos y Daniel Ortega?

Por Xavier Reyes Alba. Director de «Trinchera de la Noticia» | 25 de Marzo de 2007 a las 00:00
El obispo de la Diócesis de Estelí y discípulo del Cardenal Miguel Obando, monseñor Abelardo Mata, reveló este viernes a «Trinchera de la Noticia» interioridades del encuentro que el miércoles pasado sostuvo la Conferencia Episcopal con el presidente Daniel Ortega. De acuerdo a monseñor Mata, ex obispo auxiliar de Managua cuando el Cardenal era arzobispo en los años 80, no hay división entre los obispos y la decisión de bendecir a Obando y respaldar el trabajo de la Comisión de Paz que él presidirá, ha sido de consenso. "Una vez que llegamos a un consenso, no a un voto de mayoría, sino que a un consenso –porque si hay uno que no está de acuerdo no se hace– como el que llegamos el miércoles, como obispos y que plasmamos en el comunicado que hemos hecho público", asegura Mata.

Plática a calzón quitado

Por Por Xavier Reyes Alba. Director de «Trinchera de la Noticia»

El peso y liderazgo del Cardenal Miguel Obando y Bravo fue jugado sobre una "túnica", en el centro de una cerrada reunión de los obispos de la Conferencia Episcopal el pasado miércoles. Y aunque el azar no tuvo que ver con el resultado, él salió fortalecido del encuentro, según monseñor Abelardo Mata Guevara, obispo de Estelí. Obando dijo a los obispos que, si luego de escucharlo no estaban de acuerdo con él, entonces renunciaría en el acto a presidir la comisión o consejo. Ninguno de los miembros de la Conferencia se opuso. Según monseñor Mata Guevara "consenso, para nosotros, no es mayoría sino que todos alrededor de un objetivo o un criterio porque los obispos somos disciplinados". Si el liderazgo de Obando fue rescatado de un debate público que amenazaba con agrietar a una institución milenaria, que permaneció unida desde finales de los años 70, no puede decirse lo mismo del presidente Daniel Ortega a quien debemos apuntar "juego salvado". El mandatario contará con Obando y Bravo, quien no presidirá uno de los nuevos concejos sino a una "comisión" que, como insistieron los obispos, deberá ser similar a la de finales de los años 80. La comisión no será para gubernamental ni manejará fondos públicos pero en sus labores contará con el apoyo de los miembros de la Conferencia. Al menos así lo explica monseñor Mata en una extensa conservación. Trinchera de la Noticia: ¿Cuál fue el ambiente de la reunión entre los obispos y el presidente Ortega? Monseñor Mata: Primero, hay que considerar dos elemento fundamentales para nosotros, los hombres de Iglesia y la dimensión de fe. Es en la fe que coinciden gentes de diversas culturas, nacionalidades y formación –porque no es lo mismo la escuela que recibió el cardenal Miguel Obando y Bravo a la que recibí yo que pertenezco a la misma familia o la que han recibido los obispos recientemente nombrados. Hay una diferencia, una gama en enfoques y experiencias. A pesar de la personalidad, del background de cada uno, se puede hablar el mismo lenguaje bajo dos condiciones: primero, un amor profundo al Señor Jesús y a su Iglesia; segundo, una profunda honestidad como personas humanas. Y creo que esto fácilmente permite que divergencias, puntos de vista diversos o imprudencias puedan limarse fácilmente. Y eso es en definitiva lo que ocurrió en nuestra Conferencia, comenzando el día martes, a las tres de la tarde, cuando propusimos hacer una tarde de oración, un retiro espiritual, cosa que nunca habíamos hecho en mis 19 años de ser Obispo; primera vez que como obispo, como grupo, hacemos algo así. Y esto preparó un ambiente de franqueza, sinceridad y mucha fé. Hablamos, como se dice en buen nicaragüense, a calzón quitado, planteando nuestras posiciones diversas, lo que nos gusta y lo que no nos gusta de la situación. Hubo diferentes enfoques, siempre en una actitud benevolente pero a veces con un poco de incomprensión –me parece– acerca de la posición del señor Cardenal Obando y Bravo o de los obispos que, con convicción hacia la acción que él tiene, nos hemos inclinado hacia el papel que él pueda jugar con la plena conciencia del riesgo que puede correr, de politizarlo, manosear su figura ya él es un "patrimonio nacional", y cito las palabras de uno de los señores obispos. Esto permitió abordar algunos de los enfoques que estaban un poco tirantes. Algunos decían "preparemos ya un comunicado" y con monseñor Bosco Vivas Robelo planteamos que era mejor escuchar primero al señor Cardenal. Así fue, se le escuchó, de su propia boca se esclarecieron muchas cosas, para algunos hermanos que por la distancia y el mundo cultural que viven, como en la Costa Atlántica, pues no están bien informados, que sólo se informan por una prensa que tiene interés en dividir a la Conferencia Episcopal y han agarrado como emblema al señor Arzobispo actual para oponer autoridad contra autoridad. Al menos esa es mi lectura, tal vez estoy equivocado, pero en definitiva eso lo que se está dando en el país con la gran prensa, impresa, oral y de imagen de ciertos canales. Llegamos a puntos de acuerdo, tras escuchar al señor Cardenal. Eso bajó muchísimo las tensiones, a muchos se les quitó una venda, porque miraban con los ojos de la prensa. Ellos decían "es que a nivel internacional dicen" y yo decía eso es un simple refrito que nos viene de afuera. Ellos reciben por internet lo que los grandes periódicos escriben tendenciosamente y eso es lo que después revierten hacia acá. Eso es un refrito. No podemos creer simplemente en la prensa internacional cuando nosotros estamos generando esa noticia. Dije que creía más bien en escuchar al que se acusa o tilda, en este caso, decía yo, escuchar al señor Cardenal Obando y al señor Arzobispo. En eso nos llegó el tiempo y se determinó un camino, se nombró una comisión para redactar un comunicado y el encuentro con el señor presidente quien llegó puntual. Él planteó una larga y muy realista exposición, reconociendo los pro y los contra en el campo, por ejemplo, los problemas de tenencia de la tierra por parte de los contras y de los compas, lo que se hizo y lo que no hizo. El señor presidente pidió a la Conferencia el apoyo al señor Cardenal para que él apoyase esta comisión, que de hecho, la Iglesia lo ha cumplido desde sus orígenes. Yo mismo fui presidente de una comisión, en tiempos del señor Alemán con la que logramos organizar mucho esta barahúnda de la tenencia de la tierra, pero no se llegó al cúlmen, se hizo un 60% y sólo de un sector, el de los contras, y de la contra que se desarmó en los años 90, no de la gente que vino después a desarmarse, los del Frente Norte 380, en donde aún hay problemas. Se escuchó al señor Presidente y luego se le expuso lo que pensábamos: Que no estábamos de acuerdo que metiesen en un mismo saco, de un Concejo, que de por sí hay un conflicto jurídico de si son válidos o no ante la Constitución de la república, por tanto, pedíamos su independencia de toda jerarquía del gobierno, no tener las manos atadas y trabajar desde las estructuras de la Iglesia, naturalmente con el apoyo de un gobierno que quiera solucionar estos problemas como sucedió en tiempos de doña Violeta y del Dr. Alemán. El señor Presidente nos escuchó y acogió todititas nuestras sugerencias sin ningún pero, sin quitar una coma o un punto. Para mí, que pedí mucho a la Virgen, que nos iluminara, que tocara el corazón a todos buscando el bien de la Patria, llegamos a la meta deseada. Yo se que habrá nicaragüenses que no están de acuerdo en esta posición. Nuestro objetivo es servir, ser testigos de la misericordia de Dios, nuestro fin es llamar a conversión, pero no a la conversión de arreglos que vayan en contra del bien común, la justicia y la verdad, sino este bien común que nace de la fraternidad y del respeto profundo a la persona humana porque todos tenemos los mismos derechos y obligaciones ante las leyes. Hacemos votos porque el señor Cardenal pueda tener los recursos necesarios para poder cumplir con esta meta y él va tener nuestro apoyo. Trinchera de la Noticia: Las especulaciones periodísticas hablaban de que la Conferencia estaba dividida, que habían abandonado al Cardenal Obando, que se había quedado en esta empresa. ¿Cuenta el Cardenal Obando con los obispos para su misión? Monseñor Mata: La Conferencia Episcopal no la constituye un solo obispo sino que el conjunto, compartiendo una visión común. Que un obispo haya externado una opinión contraria a lo que hoy platicamos es una cosa muy diferente, puede ser su opinión personal, pero por encima de esto está la disciplina entre nosotros. Porque una vez que llegamos a un consenso, no a un voto de mayoría, sino que a un consenso –porque si hay uno que no está de acuerdo no se hace– como el que llegamos el miércoles, como obispos y que plasmamos en el comunicado que hemos hecho público. Trinchera de la Noticia: Es indudable la divergencia de opiniones sobre el tema pero ¿cómo salieron de la reunión? Monseñor Mata: Creo que hará falta que se diga al pueblo lo que recogimos de las cartas oficiales que se han cruzado El Vaticano, el Cardenal y el Presidente de la República porque que hay cosas que no se dan luz y que se les ponen sordina, y yo me pregunto ¿no será con otras intenciones? Y aquí decimos, nosotros (lee un párrafo del comunicado de la Conferencia Episcopal), "comprendemos que esta comisión –no decimos consejo, porque el mismo señor Presidente de la República ha usado estas palabras– no implica relación jerárquica de subordinación con el Poder Ejecutivo, ni manejo de fondos públicos o partidas presupuestarias y que funcionará como continuación de la comisión de verificación de los acuerdos establecidos en el 1987". Y esto fue unánime. No dice que algunos salieron perdiendo, sino que todos buscaron el bien común de la nación y la unidad de criterios en la Iglesia. Trinchera de la Noticia: Hay muchos comentarios sobre el papel de monseñor Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua. ¿Cómo lo ve en lo personal, como su amigo y miembro de la Conferencia? Monseñor Mata: Él está muy contento porque al fin piensa que puede respirar con más tranquilidad porque no ha sido esa su intención. A nivel de intención, como persona, como hombre de Iglesia, también con sentido de respeto a su padre, porque prácticamente padre, para monseñor Leopoldo como para mi ha sido el señor Cardenal Obando. Yo lo conozco (al Cardenal) desde mis tiernos 13 años cuando fue mi profesor y me acompañó hasta mis 18 años, después ya no lo volví a ver pero si esa relación de conocimiento del pastor que ha tenido una oveja y ve como ésta se va desarrollando. A monseñor Polito lo agarró desde el seminario y lo formó más directamente que a mi. Y esto si lo siente en carne propia monseñor Polito, quien ha sufrido mucho las tergiversaciones que han hecho de sus declaraciones. Ha sufrido enormemente. A veces lo malinterpretan a uno, le cortan una palabra, lo sacan de contexto, manipulan los conceptos y creo que eso es un abuso. La prensa me parece que no está formada para ser prensa. No hay en verdad gente que tenga vocación de formar la opinión sino de crear una confusión espantosa. Y perdone quien me lea, porque voy a ser duro, muchos dan la impresión de que son mercantilistas de su trabajo. Trinchera de la Noticia: ¿Cómo apoyaran al Cardenal Obando en su labor? Monseñor Mata: Se habló de ese tema. No todos los obispados tienen las estructuras de las comisiones de justicia y paz. Se habló de que cada obispado ponga al servicio si así lo requería el señor Cardenal. Yo desde hace un mes, me llamó el Cardenal y me pidió que lo apoyara y yo le dije que con mucho gusto, que contara conmigo en toda circunstancia porque él sabe que en mis comisiones de justicia y paz se guarda mucha información. Sobre todo este trabajo de los años 90, antes de los 90, de la gente que se des alzó, de las violaciones a los derechos humanos que se dieron en la época de la guerra, y sobre todo, ya en tiempos de doña Violeta y del señor Alemán, los procesos de ubicación de tierra, a quién se le dio, a quién no se le dio, qué fincas habían… porque yo estuve al frente de esa comisión en tiempos del señor Alemán. Y él señor Cardenal sabe que nuestras comisiones manejan toda esa riquísima información, como de qué gente fue beneficiada y cuál no. No digamos que este grupo es bueno y el otro es malo, hay de todo, un revoltijo, hay gente honesta que una vez que recibió se ubicó pero hay gente que mal vendió y quiere otra vez, alegar que no recibieron nada. Pero todo esto es por el desorden en la tenencia de los bienes de la nación. Trinchera de la Noticia: ¿Darán explicaciones a la feligresía sobre la presunta división entre los obispos? Monseñor Mata: Es totalmente falso que la Conferencia Episcopal está dividida como se ha dicho. Ha sido hasta el miércoles que se ha analizado como Conferencia la situación del Cardenal Obando y Bravo, y lo que se ha hablado han sido opiniones personales de cada señor obispo. El hecho de que haya diversidad de opiniones no quiere decir que haya división. Si bien es cierto que jurídicamente el Cardenal no tiene voto deliberativo, para decidir en la Conferencia porque, según nuestras normativas aprobadas por la Santa Sede, así lo piden, no le quita el derecho a expresar su voz en el seno de la Conferencia. Y por eso fue a expresar su voz ante los obispos, a expresar su voz, su sentir, su parecer a decir, y con un principio, y por eso cada día admiro más a este varón de Dios, que si la Conferencia no estaba de acuerdo, el Cardenal Obando no procede a nada. Eso se llama disciplina y un amor profundo a la Iglesia.

Descarga la aplicación

en google play en google play