Escúchenos en línea

Mafia de traficantes comercia con niños y adolescentes nicaragüenses

Agencia AFP. Desde Managua. | 26 de Marzo de 2007 a las 00:00
Las autoridades públicas y privadas nicaragüenses expresaron este lunes su preocupación por el incremento del tráfico de niños y adolescentes con fines laborales y sexuales. "El peligro es inminente y toda funcionaria pública o directora de Organismo No Gubernamental (ONG) que quiera hacer lucha frontal contra los tratantes se enfrenta con un monstruo", denunció la Procuradora Especial de la Niñez y la Adolescencia del Estado nicaragüense, Norma Moreno, a la prensa local. Las autoridades locales desconocen cuántas personas son víctimas anualmente del delito de trata de personas, que afecta fundamentalmente a niñas y adolescentes que son raptadas o llevadas bajo engaño a trabajar en burdeles nacionales o de otros países centroamericanos. No obstante, se conoce que la Organización Internacional de Migraciones (OIM) repatrió el año pasado a 26 nicaragüenses que habían sido llevadas con esos fines a El Salvador, Costa Rica, Guatemala, México y Estados Unidos. Moreno dijo que en el caso de Nicaragua, "están resurgiendo las famosas hijas de casa" que son jovencitas de familias pobres del campo que son llevadas a trabajar como empleadas domésticas a las urbes sin derecho a salario, a cambio de su comida diaria y un lugar donde dormir. Son "esclavas sin derecho a un salario, sólo porque les dan donde dormir son esclavizadas durante ocho horas", precisó la procuradora especial. Señaló que las redes de trata de personas también andan detrás de las menores para prostituirlas en los centros de diversión, donde la Procuraduría se propone realizar próximamente supervisiones con el apoyo de la policía. "Queremos constatar la presencia de niños, niñas y adolescentes en bares y centros nocturnos para lograr el cierre inmediato de los mismos, pero sobre todo la remisión ante el Ministerio Público y la Policía de los explotadores sexuales y dueños de bares o administradores", advirtió Moreno. Una preocupación similar expresó el sábado pasado la directora de Casa Alianza en Nicaragua, Grethel López, quien denunció a un medio local que grupos ligados a la trata de personas han estado asediando a las niñas que se encuentran internas en uno de sus hogares. "Son del crimen organizado, cuando las niñas salen del edificio a divertirse se les acercan otras niñas y les ofrecen dinero (..) para que escapen del hogar", afirmó López. Según la directora del centro, estos traficantes llevan normalmente a las niñas al puerto de Bluefields, principal ciudad del Caribe sur, que se ha convertido "en un centro de recepción de menores que son llevadas mediante engaños para ofrecerlas en prostíbulos y bares de la localidad".

Descarga la aplicación

en google play en google play