Escúchenos en línea

Atrapan a un ladrón nica y un compinche, que se quedaron encerrados en la joyería que robaban en San José

Diario Al Día, de Costa Rica. | 29 de Marzo de 2007 a las 00:00
Lo que dos asaltantes pensaron que sería un fácil golpe a una joyería, se convirtió en desesperación y drama cuando notaron que la policía los tenía completamente cercados. El hecho ocurrió el miércoles a las 9:50 de la mañana, luego de que los sospechosos irrumpieron en la joyería La Princesa, ubicada a un costado de la iglesia de Los Ángeles. Los hombres apellidados González, nicaragüense de 20 años, y Flores, de 22, amenazaron y golpearon en la cabeza a Carlos Luis Soto, propietario de la joyería que se dedica, sobre todo, a hacer pequeñas reparaciones. Una vez dentro del pequeño local, los sospechosos cerraron la puerta, pero, en ese momento, un hijo de Soto notó lo que pasaba y, de inmediato, llamó al 911 para pedir ayuda. Al llegar, las autoridades desviaron el paso de vehículos, ante el peligro de que se diera un intercambio de disparos. Tras tener al joyero retenido durante varios minutos, los presuntos asaltantes fueron convencidos por la policía y agentes del OIJ de que se entregaran. Harry Ibáñez, colombiano que labora en un restaurante a escasos metros de la joyería, comentó que vio salir corriendo al hijo del dueño. Añadió que el frustrado asalto duró menos de cuatro minutos. "Se escuchó como un estruendo, y luego la policía entró y detuvo a los asaltantes", comentó ayer Ibáñez. Edgar Porras, Comandante de Ciudad, explicó que los dos ladrones "golpearon con un arma al dueño de la joyería. Cerraron la puerta y se quedaron con él dentro del local". Un testigo, Danilo Jirón, quien trabaja en taller cercano, relató que "Observé al hijo del dueño pidiendo ayuda. Los asaltantes golperon al viejito, pero no lograron escapar".

Descarga la aplicación

en google play en google play