Escúchenos en línea

61% aprueba labor de Daniel

Managua. El Nuevo Diario. | 10 de Abril de 2012 a las 00:00

Un 61.4% de los encuestados aprueba el trabajo realizado hasta el momento por el presidente Daniel Ortega, frente a un 19.9% que no lo aprueba ni lo desaprueba, un 18.6% que no lo aprueba y un 0.1% que no opina, según una encuesta de M&R Consultores publicada este martes por El Nuevo Diario.

A los encuestados se les pidió que expresaran si el país ha avanzado, retrocedido o sigue igual, comparando la situación actual con la de hace cinco años. De todos los entrevistados, el 68.6% dijo que ha progresado, el 17.4% que está estancada, el 10.4% que ha retrocedido, y el 3.6% no opinó.

Sólo un 16.3% de los nicaragüenses considera que la economía de sus familias ha empeorado en lo que va del actual gobierno sandinista mientras que 9 de cada 10 cree que esta situación mejorará o se mantendrá al finalizar el mismo,

Según el estudio, el 54.6% de los consultados cree que la economía de su familia sigue igual durante la actual administración, un 28.9% señaló que ha mejorado de alguna manera, mientras que un 16.3% piensa que está peor.

Por otro lado, el 58.3% espera que las expectativas sobre la economía familiar mejoren al finalizar el período del actual gobierno. El 25.7% cree que estarán en la misma situación, y la minoría, que representa al 10.2%, considera que se pondrá peor.

Los originarios de Managua (30.5%), del suroriente del país (30.4%) y los del Atlántico (40.9%), son quienes comparten la idea de que su situación económica mejoró a partir de que inició el gobierno actual.

No obstante, los adolescentes no ven un cambio sustancial, pues el 57.0% cree que está igual. Los jóvenes adultos (56.3%) y los jóvenes (54.5%) comparten la misma percepción.

Fortalecer CSE

En torno a la labor del Consejo Supremo Electoral, CSE, esta es calificada como "excelente" por el 14.3% de los entrevistados por la firma M&R; como "buena" por el 33.9%;  "ni buena, ni mala", por el 20.3%; mientras que el 8.8% califica esta labor como "mala", y el 19.9% cree que la labor del CSE es "pésima".

"Para mejorar el sistema electoral nicaragüense", el 35.4%% de los encuestados considera que "se deben realizar reformas profundas a la Ley Electoral", mientras que 58.1%, opina que "hay que fortalecer el sistema actual, pero sin reformar la Ley Electoral", y el 6.6% no opinó al respecto.

"Con miras a futuros procesos y con el propósito de que estos sean aceptables para sectores de la sociedad nicaragüense y de la comunidad internacional", el 48.6% de los entrevistados considera que "es necesario cambiar a todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE"; el 27.1% cree que oportuno "sustituir solo a algunos de los magistrados y dejar a otros"; mientras que el 19.9% opina que "los magistrados del CSE sean reelectos y se mantengan en sus cargos". El 4.5% de los entrevistados no opinó al respecto.

Al 48.6% (777 entrevistados) que respondió que es necesario cambiar a todos los magistrados del CSE, se les preguntó: "¿Cuál es la razón principal por la cual deberían elegirse nuevos magistrados electorales? El 69.9% opina que "ya cumplieron un ciclo y es necesario darle oportunidad a otras personas (alternancia); el 21.1% considera que "se necesitan magistrados más honestos, imparciales y transparentes (confianza), y el 5.8% cree que "no se puede seguir con magistrados tan cuestionados nacional e internacionalmente (credibilidad)".  

Los principales problemas

La falta de empleo, el alza de precios en los servicios públicos, la pobreza, los problemas políticos, la delincuencia, la corrupción y la falta de inversión, son algunos de los principales problemas identificados por los entrevistados.

El 26.2% de los nicaragüenses identifica el desempleo como el principal problema que aqueja al país, cifra superior al 23.6% registrado en la encuesta anterior de M&R, correspondiente a diciembre de 2011 pero mucho menor que la que arrojaron los estudios de M&R de marzo de 2007, de 42.0% de los encuestados.

El alza de precios es el segundo problema identificado, con un 22.0% de los encuestados. Esta cifra también ha aumentado con respecto a diciembre de 2011, cuando correspondió al 16.7% de los encuestados.

El tercer problema principal identificado es la pobreza, con un 17.8% de la población encuestada. Le siguen en orden descendente los problemas políticos, con un 9.6%, y luego, los índices de delincuencia, con un 9.4%.

Menos familias pierden empleos

Los resultados señalan que solo el 78.9% de los pobladores conservan actualmente su empleo, lo que indica que este tema sigue siendo causa de preocupación entre los nicaragüenses.

Sin embargo, un 20.1% del total de personas consultadas revela que al menos un miembro de su familia perdió recientemente el empleo. En marzo de 2009 la cifra era de 30.4% y en el mismo período de 2010 era de 26.5%.

El mayor segmento poblacional cuyo familiar perdió su puesto de trabajo radica en Managua, y representa un 24.2%; le siguen habitantes del centro del país --Boaco y Chontales-- con un 23.4%, y en Zelaya Central con un 23.1%.

Aquellos que aseguran que ningún miembro de su familia ha dejado de laborar, con un 87.1%, vive en la zona Norte (Nueva Segovia, Madriz y Estelí). Los habitantes de las comunidades del Caribe Norte y Sur representan un 76.5%, y también encabezan la lista de quienes continúan en su faena diaria.

Quienes afirmaron que hoy al menos un miembro de su familia no tiene un empleo son habitantes de la zona urbana del país (22.3%), según la definición de sector de residencia de la encuesta de M&R. No obstante, es en la zona rural (85.4%) donde la gente se mantiene de su trabajo diario.

Quienes en su mayoría han quedado sin una fuente de ingreso económico son personas en un rango de edad de entre 25 y 44 años (23.0%), les siguen los adolescentes de entre 16 y 19 años (21.5%).

Por su parte, los adultos de 45 años o más conservan su fuente laboral (82.7%), igualmente, los jóvenes de los 20 a los 24 años (82.5%).

Los hombres y adolescentes tienden a abandonar estudios

El 35.1% de los encuestados afirma que abandonó sus estudios por un trabajo, y son los hombres (38.1%) quienes lo hacen más a menudo que las mujeres (67.6%).

El abandono de los estudios por el trabajo es más recurrente en la zona de Zelaya Central (51.3%), en el Occidente del país (41.1%) y suroriente, como Masaya, Rivas, Carazo y Granada (38.8%).

Los adolescentes (38.6%) son los que mayormente se vieron en esta necesidad, sobre todo quienes habitan en la zona semi rural del país (42.6%). Solo un 72.4% que vive en el Norte sigue con sus estudios, con la esperanza de encontrar posteriormente el empleo deseado.

Más puestos de trabajo y mejores salarios

Ante esta problemática, la gran mayoría coincidió que una de las soluciones sería abrir más plazas de trabajo (44.9%), pero otros señalaron la necesidad de mejorar los salarios (25.5%). Sin embargo, un mayor número (28.9%) considera que las dos opciones serían viables.

Los adolescentes (50.6%) y los jóvenes (49.2%) demandan la apertura de nuevas plazas laborales. Este tema debe ser de interés tanto del sector empresarial como del gobierno, coinciden hombres y mujeres.

El sondeo se realizó del 14 al 28 de marzo pasado, con una muestra de 1.600 personas mayores de 16 años en las 15 provincias y dos regiones autónomas de este país, y tiene un margen de error del 2,5 % y un nivel de confianza de 95 %.

 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play