Escúchenos en línea

La advertencia a Fenosa está respaldada financiera, económica y políticamente, asegura presidente del Banco Central

| 30 de Marzo de 2007 a las 00:00
El Presidente del Banco Central, Antenor Rosales, dijo este viernes que la advertencia del Presidente Daniel Ortega a la distribuidora Unión Fenosa, está respaldada financiera, económica y políticamente. Ortega ha dicho en los últimos días, que si la transnacional española Unión Fenosa, encargada de distribuir la energía eléctrica en el país, no cumple a los que se comprometió en el contrato de concesión, corre el riesgo de ser intervenida por el Estado nicaragüense. "Creo que el Presidente de todos los nicaragüenses ha fijado una posición alrededor de los graves problemas que en el sector energético tenemos, y por supuesto que la misma está respaldada en todos los sentidos", afirmó Rosales. Los empresarios de Fenosa han advertido que si el Estado interviene la empresa, ellos cobrarían un seguro por 200 millones de dólares, que Nicaragua deberá pagar porque se comprometió ante los garantes del contrato de concesión. Rosales dijo que el manejo de cifras sin tener la base para hablar sobre ello, podría crear una condición que no es tan cierta sobre ese ámbito específico. De todas formas, el titular del Banco Central aseguró que el Presidente Ortega jamás va a poner en riesgo la estabilidad macro económica del país.

Nicho propone nacionalizar todo el sistema

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco cree que no basta intervenir la distribución de la energía eléctrica, a cargo de la multinacional española Unión Fenosa, sino que el gobierno debe asumir el control de todo el sistema: desde la generación hasta la distribución de la energía. Tras realizar un acto oficial de la alcaldía capitalina, Marenco dijo a la prensa que "intervenir Unión Fenosa a lo mejor no resuelve nada porque el problema a mi juicio no está en la distribución final está en la generación. Yo intervendría todo el sistema". A su juicio, Fenosa "o sea la distribución (...) "es la cola del problema". En su opinión, hay que nacionalizar todo el sistema porque "si vos dejás esto suelto como está ahora, nadie te hace caso. Todo el mundo está queriendo obtener dinero, la mejor cantidad posible, y entre más caro le vendés mejor para los distribuidores, y aquí tenés que ver en primer lugar al consumidor, y si hay que nacionalizar y regresar eso, hay que hacerlo". "El sistema de electricidad debe ser uno solo y administrado por el Estado. Aquí el gran error que se cometió fue la privatización tuqueada con generadores estatales y privados y distribuidoras estatales y privadas porque a la hora que se va la luz nunca sabés quien es el responsable. La única forma es que el sistema sea estatal y evitás que entre generadores y distribuidores se echen el clavo", agregó Marenco. Como alternativa a la nacionalización, Marenco propuso reformar las leyes pertinentes para crear un organismo del estado cuya función esencial sea regular el funcionamiento de cada una de las empresas privadas y estatales que producen o distribuyen energía eléctrica. Ese organismo, agregó, también determinaría la cantidad necesaria de energía que necesita el sistema para satisfacer las necesidades del país. Pero además, el alcalde de Managua advirtió que la escasez de energía será cada día peor y los apagones tendrán que generalizarse, hasta que se regularice el régimen de lluvias a partir de junio próximo. Las causas de las crisis, dijo, son el antiquísimo parque de plantas térmicas, que están sobreexplotadas y ya dieron su vida útil, y la crisis en el Lago de Apanás, la principal fuente de energía hidroeléctrica, que ya no da para más y si se sigue ocupando en estos meses de estación seca, podría también secarse. "Estamos en el filo de la navaja ahorita. Si dejamos descansar el Lago de Apanás (en Jinotega) podría ayudar además de que van a estar a plenitud las plantas de Albanic y están en proceso de licitación 60 megavatios más que prometieron de ayuda los venezolanos", aseguró. Para suplir la energía que dejaría de producir Apanás, Marenco cree que se debe comprar energía a Guatemala, que vende el megavatio a menos de la mitad del precio con el cual compra ahora Fenosa a las generadoras privadas nacionales. "Guatemala te vende a 180 dólares el megavatio, 80 dólares menos de lo que paga Unión Fenosa", dijo el alcalde.

Candiller Santos dice que diálogo continúa

Entretanto, el canciller Samuel Santos aclaró el viernes que el gobierno trata de buscar un entendimiento con Unión Fenosa para que la empresa española cumpla con sus compromisos de concesión. "La intención de Nicaragua es ir paso a paso para que nos entendamos como adultos, cumpliendo los compromisos", dijo Santos a los periodistas. "Nicaragua ha cumplido sus compromisos, esperamos que ellos (Unión Fenosa) también cumplan", dijo el canciller. Aunque no precisó detalles, Santos dijo referirse a las recientes negociaciones entre personeros del gobierno español, en Madrid, y el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, en las que se abordaron puntos sobre el contrato de concesión de distribución de electricidad que adquirió Fenosa en el 2000. El gobierno demanda a la multinacional la ejecución de inversiones para ampliar la cobertura y mejorar el servicio, que afirma no ha cumplido, mientras que la empresa alega pérdidas por fraude y robo de electricidad de parte de grandes consumidores y porque no se le ha permitido subir las tarifas pese a los altos costos energéticos. El gobierno también demanda la normalización del suministro eléctrico y la solución del problema de los racionamientos. El presidente de la Cámara Española de Comercio de Nicaragua, José Escalante, dijo a los periodistas que es "lamentable" la idea de intervenir a Unión Fenosa, "porque es una palabra muy fuerte para una empresa privada". Escalante consideró que "lo mejor es agotar el diálogo bilateral para después ampliarlo al sector privado, porque todos deben poner de su parte". El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, César Zamora, quien también es dueño de la generadora Energética Corinto, dijo que "lo mejor es el diálogo", y que "el problema de energía es la falta de inversión en generación, y en eso debe centrarse el diálogo".

Descarga la aplicación

en google play en google play