Escúchenos en línea

Canta Shakira en Cumbre

Cartagena de Indias. Página/12. | 14 de Abril de 2012 a las 00:00

Aunque suene un poco melodramático, los presidentes del continente deberían discutir en las sesiones de hoy sábado y mañana las razones de fondo de la continuidad de la Cumbre de las Américas. Sin consenso en los dos temas cruciales, Cuba y Malvinas, con 32 países opinando una cosa y Estados Unidos y Canadá lo contrario, queda evidenciada en los hechos la fractura anticipada cuando se creó la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac), la unión del continente sin esos dos países. En todo caso, la cumbre podrá seguir existiendo como una oportunidad para sacarse fotos con el presidente de Estados Unidos y hacer declaracionismo sobre un supuesto objetivo común americano. En definitiva, el presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, no llamó al cubano Raúl Castro para una invitación de último momento como le pidieron algunos países y hasta anoche no se sabía si habrá en la declaración final una referencia a las Malvinas.

El canciller Héctor Timerman habló ayer en la clausura del Foro Social, una sesión de la que participan los cancilleres con representantes de la juventud y organizaciones no gubernamentales que se conoce como "Diálogo Político". Estuvieron la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton -que entró para su discurso y salió-, y los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Bolivia, Evo Morales. "Pidan a sus gobiernos que apoyen la resolución sobre las islas Malvinas, porque la agresión colonial contra un país es la agresión colonial a todos", dijo Timerman en el escenario. El público del Foro Social era muy favorable para el reclamo. "Parte del territorio argentino está bajo la potencia colonial extraterritorial de Gran Bretaña. ¿Cómo podemos avanzar sometidos a una potencia del siglo XIX? Tenemos los desafíos del siglo XXI y Argentina todavía lucha contra una potencia del siglo XIX", agregó.

En su discurso, Evo Morales anticipó el tono que tendrán algunos tramos de la Cumbre que arrancará este mediodía. Tomó una frase del discurso de Hillary Clinton sobre la discriminación y pidió que no se separe a Cuba del resto de América y que se apruebe su reingreso a las cumbres. Luego respaldó el reclamo argentino por las islas. "Esperamos que Estados Unidos pueda sumarse y afirmar que las Malvinas son argentinas y son de América latina", lanzó. Timerman se paró para aplaudirlo.

La clausura del Foro Social se realizó en el auditorio del Hotel de las Américas, en donde se aloja la comitiva argentina. Timerman salió de allí al calor abrasador de Cartagena y se subió al auto que lo transportó directo al Centro de Convenciones de la ciudad amurallada donde ya habían comenzado las negociaciones sobre el documento final. Por lo que se sabía, Estados Unidos y Canadá no dieron el brazo a torcer.

Sobre Cuba, Obama ya lo había dejado en claro en la entrevista que dio ayer al Grupo de Diarios América. "Espero con entusiasmo el día en que una Cuba democrática reclame su merecido puesto en la Cumbre de las Américas", deslizó para justificar su negativa. Respecto de Malvinas, Estados Unidos retrocedió unos pasos respecto de su postura pública, que reproducía la convocatoria al diálogo que aprobó la OEA. Es que una cosa es que sea un poco conocido embajador norteamericano quien apruebe esa resolución y otra que Obama firme un documento reclamándole a su aliado, el primer ministro británico David Cameron, que se siente a negociar con Argentina. Lo mismo Canadá, que forma parte de la Commonwealth.

Obama también cerró el incipiente debate por la despenalización del consumo de drogas que buscan plantear algunos países de Centroamérica que padecen el flagelo del narcotráfico. Obama dijo que aceptaba la discusión, pero que no avanzaría un paso en ese sentido.

Ya previendo lo que sucedería, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció la semana pasada que no participaría de esta cumbre. Los restantes países integrantes del ALBA amagaron faltar, pero finalmente estarán, aunque seguramente plantearán sus reclamos a la hora de los discursos de los presidentes. El venezolano Hugo Chávez puso en manos de sus médicos su participación, así que no había certezas al respecto (ver página 21).

La Cumbre arrancará formalmente al mediodía con una ceremonia en el Centro de Convenciones Julio César Turbay Ayala, en el colonial centro histórico de la bella Cartagena. Habrá números musicales y Shakira cantará el Himno colombiano. Entre las 15 y las 19.30 está previsto el desarrollo de la sesión plenaria y no está claro cuánto de los discursos podrá ser visto. Por la noche habrá una cena en la residencia oficial de Santos. Mañana será el turno de la foto oficial -con los presidentes de guayabera- y luego habrá un "retiro" de dos horas de los mandatarios antes de la firma del documento. Anticipan un documento "breve y conciso", con metas que, prometen, se podrán cumplir.

El título de la Cumbre es "Conectando las Américas: socios para la Prosperidad" y el temario oficial -integración y cooperación, pobreza y desigualdades, seguridad ciudadana, acceso a las tecnologías- abre el campo para las emotivas declaraciones de ocasión. Pero lo que surge a primera vista es una desconexión. "Se va a consolidar la idea que existen dos Américas, cada una con sus intereses", resumía un integrante de la comitiva argentina.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play