Escúchenos en línea

El Salvador consideraría ingreso a PETROCARIBE

San Salvador. Diario Co Latino. | 19 de Abril de 2012 a las 00:00

El Gobierno (de El Salvador) estaría considerando el ingreso del país al PETROCARIBE, una alianza en materia petrolera entre Venezuela y varios países del Caribe. Así lo confirmó ayer jueves el presidente de la República, Mauricio Funes, quien aclaró que si bien esta adhesión no ayudaría a disminuir los precios del petróleo, sí permitiría condiciones de pago preferenciales que podrían aliviar el impacto de la factura petrolera en la economía nacional.

La posibilidad de que el país ingrese al PETROCARIBE fue planteada por el presidente Funes tras responder a declaraciones de dirigentes del partido FMLN, quienes aseguraron que la adhesión de El Salvador a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) debía ser considerada por el mandatario como una opción para buscar nuevos socios económicos para el país.

"Yo no estoy convencido como presidente de la República, y como la persona que toma las decisiones en el terreno económico, que el ingreso al ALBA traiga beneficios a la población. Pudiéramos ingresar a PETROCARIBE, que esa es una opción que estamos considerando, que no significa ingresar al ALBA. Ya otros países de la región, como Guatemala y Costa Rica, están en PETROCARIBE, sin estar en el ALBA", manifestó el mandatario.

PETROCARIBE fue lanzado en el año 2005 por el gobierno de Venezuela como una opción para los países de la región frente a los altos precios del crudo que ofertan las compañías petroleras transnacionales.

Esta alianza, según se destaca en su sitio web, forma parte de las iniciativas del ALBA y consiste en un sistema de compra de petróleo venezolano en los países miembros, eliminando los intermediarios en el proceso de venta y brindando opciones de pago preferencial a plazos más largos.

Son esos mecanismos de pago los que se podrían considerar al momento de evaluar una posible adhesión, según explicó el mandatario salvadoreño.

"Venezuela vende (petróleo) al mismo precio que las corporaciones trasnacionales. Representa sí mejores condiciones de pago, más años para pagar y la posibilidad de que no se pague únicamente la factura petrolera con dólares en efectivo, sino que también se pague con productos, eso es lo que estamos analizando", indicó el presidente.

De acuerdo al Banco Central de Reserva, en el mes de enero la factura petrolera del país ascendió a $179.6 millones, un 66% más que la registrada en el enero de 2011. El aumento en la importación y el alza internacional de los precios del crudo han provocado que las tarifas petroleras sean un factor determinante en el desarrollo económico en países como El Salvador.

Descarta aumento al pasaje

El presidente también se refirió a las intenciones que han hecho públicas algunos empresarios del transporte público de aumentar el monto del pasaje para compensar las pérdidas por el aumento en los precios del petróleo, descartando totalmente esa posibilidad.

"Este Gobierno no va a autorizar ningún aumento del pasaje y los empresarios del transporte público de pasajeros saben bien que se exponen a sanciones de ley que pueden ir incluso o pueden llevar finalmente a la suspensión de sus permisos para operar si aumentan unilateralmente el pasaje sin autorización", sostuvo el mandatario.

Hace algunos días, Genaro Ramírez, presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), aseguró que de no percibir un aumento en el subsidio que el gobierno brinda a los transportistas, iniciarán con acciones como incrementar a $0.60 la tarifa del transporte colectivo.

"Este Gobierno no va permitir un aumento en el pasaje, hay otras opciones para que las empresas sean rentables y esas es la que les hemos propuestos que discutamos en la mesa", dijo el mandatario.

Subsidio al gas en revisión

El gobierno estudia dos posibilidades para someter el subsidio al gas a una segunda focalización. De acuerdo al presidente, la primera contempla un estudio para evaluar la disminución o ampliación de los beneficiarios del subsidio; la segunda implica la entrega de la compensación a través de tarjetas con las que se podrá comprar el gas.

Fue esta última opción por la cual el presidente Funes mostró más inclinación, aunque aclaró que ambas propuestas se encuentran en estudio. "En todo caso se está discutiendo y todavía no hay decisión al respecto; pero el subsidio se mantiene", dijo el mandatario.

El presidente admitió que el tema del subsidio al gas ha provocado cierto malestar en la población salvadoreña, aunque aclaró que esto fue debido a que no se entendió el alcance y objetivo de esta medida, en parte por el mecanismo implementado y por cómo fue comunicado al país.

"El subsidio no es que haya traído costos a la población, tenemos más de un millón de personas subsidiadas, está bien que hubiéramos hecho desaparecer el subsidio, el costo hubiera sido inmenso, pero tenemos más de un millón de personas subsidiadas", expresó el gobernante.

Según dijo, con las propuestas que se encuentran en estudio se corregirían los errores surgidos en el mecanismo implementado durante la primera focalización. El gobierno también busca reducir los gastos en los que incurre con esta compensación, los cuales en 2011 ascendieron a más de $170 millones.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play