Escúchenos en línea

Fiscal CPI resignado a que Libia juzgue al hijo de Gadafi

Trípoli. PL. | 21 de Abril de 2012 a las 00:00

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) Luis Moreno Ocampo reconoció este sábado el derecho de Libia a juzgar a un hijo del asesinado Muamar El Gadafi, aunque evadió denunciar flagrantes violaciones de las nuevas autoridades.

Moreno Ocampo aceptó con resignación, en una rueda de prensa ofrecida este sábado en Trípoli, que "Libia tiene el derecho de procesar a Saif Al-Islam" El Gadafi, el hijo más mediático del exlíder libio que está detenido en la región suroeste de Zintan.

Las declaraciones, hechas al término de una visita de cuatro días para recabar evidencias sobre supuestas violaciones sexuales de funcionarios del anterior gobierno, siguieron a fuertes presiones y chantajes de la CPI a Trípoli para tratar de juzgar a Saif en La Haya.

El jurista del tribunal de la ONU consideró importante que "la justicia siga su curso" en el tema del hijo de El Gadafi, contra quien esa corte dictó una orden de arresto en septiembre de 2011 por supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad.

La CPI también imputó los mismos cargos al ya extinto mandatario y a su entonces jefe de inteligencia, Abdulah Al-Senoussi, detenido después de ser apresado en marzo pasado en Mauritania.

Milicias de Zintan, que el viernes entregaron al autoproclamado gobierno del Consejo Nacional de Transición (CNT) el aeropuerto internacional de Trípoli, se niegan a ceder a Saif Al-Islam a la capital, alegando temor a que se fugue o sea asesinado en el trayecto.

Además, líderes de los excombatientes contra El Gadafi defienden la idea de que se le juzgue en aquella zona suroccidental, algo a lo que -en principio- terminó cediendo el CNT y la CPI, aunque Moreno Ocampo señaló hoy que "es una cuestión interna de los libios".

Mientras familiares de El Gadafi exiliados y simpatizantes que permanecen en Libia denuncian la falta de transparencia del sistema judicial, el CNT remarcó hoy la promesa de que garantizará un proceso justo, limpio y apegado a las normas internacionales.

El representante de Libia ante la CPI, Ahmed El Jihani, comentó en la misma rueda de prensa que quienes cometieron delitos en el país serán enjuiciados aquí, y el tribunal de La Haya tendrá un rol complementario, con asesoría y observación.

Moreno Ocampo viajó ayer a la occidental ciudad de Misratah para entrevistarse con supuestas víctimas de violaciones y preparar un expediente para emprender acciones legales contra exfuncionarios de El Gadafi ahora en el exterior y señalados de cometer esos hechos.

El fiscal fue de los primeros en avalar, incluso sin pruebas sólidas, los rumores de que el anterior gobierno libio repartió estimulantes sexuales como Viagra y utilizó la violación a mujeres como arma contra opositores en Misratah.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play