Escúchenos en línea

Nicas son la mayoría de reos extranjeros en Costa Rica

San José. EFE. | 23 de Abril de 2012 a las 00:00

El 16 % de la población penal en Costa Rica es extranjera, en su mayoría hombres de origen nicaragüense y colombiano, revela un informe de la Dirección General de Migración presentado este lunes por funcionarios de ese organismo.

De los 2.295 presos extranjeros, el 65 % proviene de Nicaragua, el 12 % de Colombia, el 4 % de Panamá y el 4 % de Estados Unidos, lo que, según el subdirector de Migración, Freddy Montero, coincide con la proporción de las poblaciones foráneas en el país centroamericano.

Este es el primer estudio que se realiza sobre la población penal extranjera, con el objeto de caracterizarla y generar políticas públicas compartidas entre el sistema penitenciario, el Poder Judicial y la Dirección de Migración, indicó en rueda de prensa, el ministro de Seguridad, Mario Zamora.

De los privados de libertad no costarricenses, el 68 % está de manera ilegal en el país y solo el 1 % goza de la condición de refugiado, detalla el informe.

La directora de Migración, Kattia Rodríguez, explicó que delitos que más llevan a prisión a los extranjeros son los robos, seguidos por las agresiones y violencia, y en tercer lugar hechos relacionados con drogas y narcotráfico.

Rodríguez subrayó que, según cifras oficiales, en Costa Rica viven legalmente unos 375.000 extranjeros, por lo que la cantidad de forasteros en prisión representa apenas el 0,69 % de esa población.

"Este estudio es importante para ver que de las acciones delictivas en Costa Rica una minoría son cometidas por extranjeros, y que la mayoría de esta población está haciendo un aporte social y económico al país", manifestó.

Zamora agregó que un elemento de atención es que el 60 % de la población penal extranjera está en condición de "indiciada", es decir, sin una condena en firme, lo que deja al descubierto un mayor uso de la prisión preventiva en estos casos, pues solo el 25 % de los reos costarricenses está en esa condición.

El ministro añadió que este estudio está acompañado por un sistema de información y alerta conjunta entre varias instituciones que permitirá tener un control más estricto de esta población.

Por ejemplo, dijo, "antes, cuando un extranjero cumplía su condena salía libre, pero podía permanecer en condición irregular en el país y Migración no se enteraba. Ahora tenemos un sistema que nos alerta de esto para proceder de inmediato con las deportaciones".

El año pasado las autoridades costarricenses realizaron 456 deportaciones y más de 8.000 rechazos de ingreso a extranjeros ilegales.

 

 


Descarga la aplicación

en google play en google play